jueves, 26 de diciembre de 2013

El asesinato de Pitágoras. Marcos Chicot.

Esta reseña forma parte de la lectura conjunta organizada por Laky en su blog "Libros que hay que leer". Gracias al sorteo organizado en dicho blog, algunos afortunados hemos podido disfrutar de este libro.
Si queréis leer las opiniones del resto de participantes en la lectura conjunta, podéis hacerlo a través de la reseña de Laky, que ha ido colgando los diferentes links en el siguiente enlace. 

Sin más, vamos con los datos del libro y las impresiones.

Título: El asesinato de Pitágoras
Autor: Marcos Chicot
Editorial: Duomo Ediciones
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
Primera edición: octubre de 2013
ISBN: 978-84-15945-09-3
672 páginas


Sinopsis: El anciano filósofo Pitágoras, uno de los personajes con más poder de su época, está a punto de elegir un sucesor entre los grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos.
Tras los crímenes se atisba una mente oscura y poderosa que parece superar al propio Pitágoras. La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de descubrir quién es el asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente.


Estructurada en un prólogo y en 140 capítulos, la mayoría de ellos no demasiado extensos, la acción transcurre entre el 25 de marzo (momento en el que se desarrolla el prólogo) y el 12 de agosto del año 510 a.C.
Pitágoras, con más de setenta años, se ve en la necesidad de buscar un sucesor entre los seis hombres que forman el grado más alto de la orden que él mismo preside, los grandes maestros; Cleoménides, Evandro, Hipocreonte, Orestes, Daaruk y Aristímaco son los candidatos a sucederle, pero el asesinato de uno de ellos traerá graves consecuencias a la comunidad regentada por Pitágoras, llegando a acabar con los deseos de expansión del filósofo y matemático.

Para intentar resolver este asesinato, Pitágoras pide la ayuda de Akenón, un investigador egipcio de unos veinticinco años que casualmente se encontraba en Síbaris, llevando a cabo un trabajo para Glauco, un personaje importante de la sociedad sibarita que tendrá un peso específico en el desarrollo de la trama que se plantea en el libro.
La acción transcurre en pleno siglo VI a.C., en la conocida como Magna Grecia, entre las ciudades de Síbaris y Crotona.
El peso de la investigación será llevado por Akenón, con la ayuda de Ariadna, la hija mayor de Pitágoras, que disfrutaba con la geometría, y que a escondidas había conseguido llegar a ser maestra de la orden.
"El asesinato de Pitágoras" se nos presenta como un libro de intrigas políticas, con asesinatos y acción. La combinación de personajes que han existido realmente, como el caso de Pitágoras y su familia (como su esposa Téano y su hija Damo), y los datos no tan claros que hay sobre el período histórico que se representa, han hecho que el autor consiga una novela de intriga en la que los acontecimientos se mezclan y la actuación de algunos personajes más o menos principales son adaptados por el autor al buen desarrollo de la historia.

De la mano del autor nos desplazamos por la ciudad de Síbaris (de donde viene el término sibarita), con sus riquezas y ostentación. Conocemos la vida de los esclavos, de la aristocracia de la época, visitamos los mercados de Crotona de la mano de la propia Ariadna... Asistimos a todo un enfrentamiento bélico entre las tropas de Síbaris y Crotona (quizá es esta parte de la historia la que se hace un poco más pesada, puesto que ocupa varias páginas, que pueden resultar excesivas) y junto a los protagonistas somos testigos de las arengas políticas que podían llevarse a cabo en la comunidad de Crotona para convencer a los miembros del consejo. En este punto se ve la importancia de la oratoria para conseguir los fines.

El libro no representa ni mucho menos un compendio de tácticas de guerra y una introducción al mundo de la filosofía y las matemáticas. Se desarrolla en la comunidad pitagórica, y es normal que se le dé mucha importancia a estos aspectos, pero el autor no abruma con datos, y cuando nos acerca alguno de ellos, como la importancia del pentáculo para los pitagóricos, la necesidad de conocer Pi, aunque no estaba a su alcance (por la importancia que daban al círculo y a la esfera) y recordar el llamado Teorema de Pitágoras, a modo de introducción a algunas de las escenas desarrolladas en los capítulos, el autor echa mano de la Enciclopedia Matemática Socram. Ofisis, 1926. En apenas un par de páginas, pone al lector al día con las definiciones o importancia de estos elementos que tanto peso tenían en la filosofía pitagórica.

Pero no hay que asustarse ante esta historia, ni por el número de páginas ni por el tema desarrollado en ella. Es una novela de intriga, y este aspecto se ve desde el primer momento, porque ya desde las primeras páginas hay un asesinato, y con él viene la posterior investigación, de la mano de Akenón y Ariadna, el primero un viejo conocido de Pitágoras de sus viajes por Egipto y su propia hija. Los personajes principales son de carne y hueso, y sufren a lo largo de la historia, tanto por motivos personales que vienen de lejos como por su propia actuación a lo largo de la trama. Deben enfrentarse a situaciones complicadas y en ocasiones se pone en peligro su vida. Yo misma he dado por muertos a alguno de ellos a lo largo de la historia, pero el autor nos guarda "sorpresas" a medida que van avanzando los acontecimientos; quizá alguno de estos enfrentamientos que no tienen como resultado la muerte de los protagonistas pueden resultar demasiado fantásticos, pero no entorpecen la trama ni le restan interés.

Hay una misteriosa figura enmascarada, del que vamos conociendo sus pensamientos a lo largo de la trama. Se sabe casi desde el primer momento que debe estar vinculado con la comunidad pitagórica, pero la intriga se mantiene en cuanto a su identidad casi hasta los últimos momentos, aunque se puede sospechar de más de uno a lo largo del libro. Este personaje enmascarado, verdadero culpable de las intrigas y asesinatos, contará con el apoyo de otros cómplices, como el esclavo gigante Bóreas, y Cilón, un miembro del consejo de Crotona con ansias de vengarse de Pitágoras por no haberlo aceptado años antes en la comunidad. Si buceamos por internet buscando información sobre el libro podemos comprobar que Cilón fue un personaje real, así como Milón, consumado militar, en el libro yerno de Pitágoras, aunque los datos sobre este último no están muy claros.

En el libro, y no podía ser menos debido al peso del protagonista central, se da mucha importancia a las matemáticas:
"En las matemáticas estaba la verdad. Eran la Verdad misma. Sabía que la naturaleza se rige por leyes escritas en lenguaje matemático, el lenguaje de los dioses; pero él necesitaba ir más allá de esa manifestación divina, hasta la esencia misma de la que surgía todo."
El propio autor habla al final del libro, en una Carta a los lectores, de cómo se fraguó la historia en su cabeza, y en parte fue porque él mismo fue capaz de solucionar uno de los problemas que se plantean en la historia en torno al círculo y a la búsqueda de pi con cuatro decimales, con los medios con los que se contaba en la época.


En reglas generales, si tengo que dar mi impresión sobre el libro, debo decir que me ha gustado. He disfrutado bastante con una trama desarrollada en un período histórico sobre el que hacía tiempo que no leía nada, centrado en la vida del personaje de Pitágoras en sus últimos años, y que a pesar de ser un libro bastante extenso en general, su lectura no se me ha hecho pesada, muy al contrario. A pesar del número de páginas, los ciento cuarenta capítulos que componen el libro, al no ser demasiado extensos, ayudan a agilizar la lectura. El autor sabe mantener la intriga a lo largo de la historia, y como complemento introduce una historia de amor entre los protagonistas principales, que dan juego a la trama. Quizá, ya lo he comentado un poco más arriba, las escenas bélicas están narradas de forma muy real, y quizá el número de páginas dedicado a ellas resulte excesivo, aunque por mi parte no me han roto el esquema de la historia y no me he perdido en ellas. Reconozco que hice una pequeña "chuleta" donde he ido anotando los distintos nombres que aparecen en la trama, en parte pensando en adivinar la personalidad del "enmascarado", y en parte por no perder el hilo de la historia.
Aunque los personajes principales están bastante bien perfilados, sobre todo en el caso de Akenón y Ariadna, ya que se citan hechos de su pasado que pueden influir en la trama, y descubrimos más o menos cómo pueden llegar a actuar, se podría haber incidido un poco más en ellos, a mi modo de ver. Al terminar la lectura del libro se cae en la cuenta de por qué el autor no ha desarrollado más a estos personajes, y es que el libro que hoy traemos tiene continuación, y el autor nos ofrece un avance en las páginas finales de este libro. "La Hermandad" será la continuación de "El asesinato de Pitágoras", y al parecer verá su publicación en el 2014. A mí me han quedado ganas de seguir las andanzas del investigador Akenón, y de las "intuiciones" de la que será su mujer, Ariadna, así que espero poder disfrutar de la historia.

Aunque ya se ha anunciado la continuación de este libro, esto no debe ser algo que nos tire para atrás a la hora de disfrutar de la lectura del primero, puesto que la historia que se plantea entre sus numerosas hojas queda perfectamente cerrada, los temas quedan concluidos... la historia continúa en la vida de dos de los personajes protagonistas, que al parecen van a protagonizar también las próximas andanzas. Akenón va camino de convertirse en un importante investigador de la antigüedad y nosotros, los lectores, supongo que disfrutaremos con su nueva aventura.

En definitiva, "El asesinato de Pitágoras" es principalmente un libro de intriga, ambientado en la antigüedad, en la Magna Grecia donde vivieron Pitágoras y los suyos, con nociones filosóficas y matemáticas, que nos ayudan a pasear por las calles de las ciudades de esa época, bien ambientada, con diálogos ágiles, que a pesar de su extensión mantiene la intriga casi hasta el final... muy recomendable desde mi punto de vista.

Si hay que ponerle un "pero", no sería tanto la extensión, que se solventa con capítulos cortos donde predominan los diálogos, y en los que se disfruta de bastante acción, ni las nociones matemáticas o filosóficas que aparecen por el libro, y que ayudan a entender la trama, aunque debo reconocer que en algún momento me he perdido (tengo muy abandonados mis conocimientos de filosofía y matemáticas, a excepción del llamado Teorema de Pitágoras); a mi modo de ver el "pero" sería el título. Cuando inicié la lectura del libro, viendo el título y el asesinato que se produce nada más empezar, pensaba que Pitágoras sería una víctima, pero no es así, más que el asesinato de Pitágoras como hombre, creo que el libro se centra en el asesinato de su obra y todo lo que ello significaba, pero puede ser ésta una forma de engañar al lector. Si buceamos por la Wikipedia antes de iniciarnos en la lectura del libro, vemos que Pitágoras muere en torno al 495 a.C., y la trama se desarrolla toda ella en el 510 a.C. He sufrido pensando que Pitágoras, un hombre ya mayor y con tanta sabiduría, iba a ser una de las numerosas víctimas que pululan a lo largo de la historia, pero no ha sido así, aunque reconozco que el título me inducía a pensar eso.

A pesar de esta última matización, que tiene que ver con el título escogido, quizá no el más claro a mi modo de ver, puedo decir que he disfrutado bastante con la lectura de este libro, que ha sido una grata sorpresa encontrarme esta historia, y que me quedo con ganas de continuar conociendo las andanzas de Akenón, un investigador egipcio con nociones de geometría, que abandonó sus estudios para hacerse policía y descubrir quién mató a su padre; quizá en el próximo libro conozcamos algo más de su historia personal. Yo he quedado con ganas de más, he disfrutado con la lectura y la recomiendo.




Sobre el autor

Marcos Chicot (Madrid, 1971), es licenciado en Psicología Clínica, en Económicas y en Psicología Laboral. 
Finalista del Premio Planeta con esta novela que hoy reseñamos, así como del Premio Max Aub, el Juan Pablo Forner y el Ciudad de Badajoz.
Ha ganado también el Premio Rotary Internacional de Novela y el Premio de Novela Francisco Umbral.
Para "El asesinato de Pitágoras" ha dedicado cerca de tres años a documentarse y escribir la que siente como "la mejor novela de su vida".
Si alguien quiere profundizar en la vida del autor y en su novela, puede visitar su página web:

(Datos sobre el autor tomados del propio libro).

9 comentarios:

  1. Lo he leído también para la lectura conjunta y me ha gustado mucho, la intriga hace que no puedas parar de leer y además me ha resultado muy interesante el aspecto histórico
    besos

    ResponderEliminar
  2. Está gustando mucho al parecer. Una lectura a tener en cuenta...
    Un besote,

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por participar en la lectura conjunta y por esta magnífica reseña.Veo que lo has disfrutado, como el resto de participantes.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola. A mí también me gustó mucho éste libro, que además creo que está muy bien documentado
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me has hipnotizado, lo leeré.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de terminarlo y ha sido un gran descubrimiento , además de lo bien que recrea la época , un libro muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí personalmente me gustó bastante, y quedé con ganas de leer nuevas hazañas de los personajes. Coincido en que la época está muy bien recreada, y eso se agradece. Me alegra que a ti también te haya gustado, Martielen.
      ¡Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  7. Me ha gustado el libro el asesinato de Pitagoras- Muy ameno y lo he leido en 6 dias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, Francisco.
      Tengo "La hermandad", que es la continuación, esperando en el kindle. A ver si le puedo buscar un hueco este verano.
      Saludos.

      Eliminar

¡Gracias por pasarte! ¡No te vayas sin comentar!