lunes, 13 de junio de 2016

La noche de los peones. Esteban Navarro.


Hoy vengo con la reseña de un libro que a priori podría parecer policíaco (es cierto que sus protagonistas son policías), pero que en realidad es un repaso de tiempos pasados.

Sin más vamos con los datos técnicos del libro:
Título: La noche de los peones
Autor: Esteban Navarro
Editorial: Ediciones B
Formato: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-666-5374-9
Primera edición: octubre, 2013
P.V.P.: 15€
256 páginas.

Sinopsis: En el turno de noche de una comisaría de Huesca, Andrés se entera de la muerte de un antiguo amigo al que no ha visto en veinte años, pero que por algún motivo ha ido hasta su ciudad para decirle algo. Con la ayuda de Diana, una joven policía en prácticas, el veterano policía emprenderá una investigación que lo obligará a viajar al pasado para averiguar qué los une después de tanto tiempo...

La noche de los peones es una novela policíaca diferente. Con una trama profundamente realista gracias a la propia experiencia del autor, policía desde hace más de veinte años, el relato es una historia de intriga además de una reflexión: sobre las contradicciones que nos hacen ser quienes somos y sobre la imparable marea que nos obliga, día a día, a seguir hacia adelante, como peones en un tablero de ajedrez.
Novela finalista del Premio Nadal 2013.


Sobre el autor

Esteban Navarro nació en Moratalla (Murcia), aunque reside en Huesca, ciudad a la que se siente muy vinculado. Ha sido el organizador de dos primeras ediciones del concurso literario Policía y Cultura a nivel nacional y ha escrito numerosos artículos de prensa. En su currículum se encuentran diversos premios literarios de relato corto. También ha recibido el I Premio de Novela Corta Katharsis por la novela El reactor de Bering y el I Premio del Certamen de Novela San Bartolomé-José Saramago, con El buen padre. Su novela La casa de enfrente ha sido un éxito de crítica y ventas tanto en edición digital como en papel.


Datos e impresiones sobre el libro

En veintinueve capítulos el autor nos presenta a Andrés Hernández Mancilla, un veterano policía de la comisaría provincial de Huesca, que el día de su cuadragésimo quinto aniversario, durante las siete horas que abarca el turno de noche, debe enfrentarse a los recuerdos de su pasado, en Caldes d'Estrac (cerca de Mataró).

Un fax enviado desde el hospital provincial de Huesca avisa de la muerte, al parecer por causas naturales de Miguel Ángel Urquijo Cañas, un vagabundo toxicómano al que no hicieron el mínimo caso cuando ingresado en el hospital pidió verse con el policía Andrés Hernández. Al fallecer ponen el caso en manos de la comisaría para que allí se encarguen de buscar a posibles familiares y es ahí cuando el veterano policía se entera de que el fallecido es un antiguo compañero de juegos con el que compartió la niñez y juventud, y del que la vida lo separó llevándolos por caminos totalmente diferentes. Averiguar qué hacía Miguel Ángel en Huesca, y qué era lo que venía a contarle a Andrés será la principal preocupación del veterano policía, que contará con la ayuda de Diana Dávila, una joven policía en prácticas que compartirá esas horas de guardia en una tranquila comisaría donde la rutina da lugar a una larga noche de conversación entre la pareja de policías. La acción de la novela se desarrolla la noche del 21 de octubre de 2010, y las conversaciones entre Andrés y Diana sacarán a la luz aspectos no del todo claros de la historia policial de la España de los años setenta y ochenta, que en ocasiones llevaban a cabo prácticas nada democráticas con respecto a la forma de tratar a los sospechosos de algún delito. Gracias a la charla que mantienen Andrés y Diana y a los pensamientos del propio Andrés, que rememora aspectos de su pasado cuando tiene que acudir al hospital en busca de los enseres personales de su amigo y a recabar información de cómo fueron sus últimos momentos, conocemos la historia de Miguel Ángel, y cómo a pesar de haberse criado juntos los caminos de los dos amigos se bifurcan en distintas direcciones.

No estamos ante una novela negra al uso, no es una típica novela policíaca, a pesar de estar protagonizada por policías. Hay una muerte, pero es una muerte natural, y hay una investigación, pero motivada principalmente por el propio deseo de Andrés, interesado en conocer qué quería su amigo de él y qué le llevó a ir a morir a la ciudad en la que él trabajaba. No estamos ante una novela de acción, es más bien una novela de reflexiones, centrada en la conversación entre el policía veterano y la joven policía de prácticas sobre los motivos que llevaron a uno y otra a hacerse policías, y que sirve de excusa al autor para hacer un repaso de la historia reciente de la democracia española, a la que algunos policías de la vieja escuela no se habían adaptado en sus inicios, haciendo hincapié también en el problema de las drogas que afectaba a la juventud de esos comienzos democráticos, en adolescentes que admiraban las figuras de delincuentes juveniles que habían sido encumbrados gracias al cine (casos de El Torete y El Vaquilla)... También se repasa el secuestro del empresario Publio Cordón por los Grapo y la desaparición de Santiago Corella, el Nani, en noviembre de 1983.

El autor, policía de profesión, relata de forma clara cómo puede desarrollarse una noche de guardia en una tranquila ciudad como Huesca, donde prima la rutina, el papeleo y el dejar pasar las horas esperando la llegada del nuevo turno, con alguna que otra salida para comprobar que todo marcha según lo previsto, pero sin mayores problemas. La noticia de la muerte de un conocido trastoca un poco la rutina de esa comisaría, y la elección como protagonistas de dos figuras contrapuestas, un veterano policía con más de veinte años de servicio y una joven que inicia su camino en la carrera policial ayudan a poner sobre el tablero de juego la actitud de uno y otro ante la vida.

Avanzando en la lectura del libro conoceremos más profundamente al personaje de Andrés Hernández, sabremos el porqué de su forma de pensar; había empezado siendo muy amigo de Miguel Ángel y podría haber acabado como él, pero tuvo más suerte y fue por el buen camino, aunque en la conversación con Diana comprenderemos que también se arrepiente de algunos de sus actos
"-Cuando estás en un lugar nuevo, donde nos has estado nunca antes, tu único punto de referencia son las personas que te rodean. Dice el refrán que allá donde fueres haz lo que vieres. Y es cierto, cuando llegas a un sitio nuevo te debes comportar como los que ya están allí. En el año 1983 yo acababa de cumplir los dieciocho años y sabía tan poco de todo..."
 Podemos entender a Andrés, pero no sé que opinión me merece el personaje de Diana Dávila. Me consta que el autor la ha hecho protagonista de algún que otro libro, y no descarto seguir la pista de esta policía para ver cómo evoluciona, pero en el libro que hoy nos ocupa se nos presenta como una persona engreída, poco abierta a contar sus problemas y que parece mirar con malos ojos a todo hombre que supere los cuarenta años, porque los ve como añosos que solo buscan placer sexual. También vamos a conocer el porqué de ese pensamiento tan radical que parece guiar los actos de Diana, pero no es un personaje que caiga bien a primera vista. Veremos cómo evoluciona el personaje si continúo con la saga (tengo algún que otro título en digital del autor y es algo que no descarto).

Debo reconocer que he tardado mucho en reseñar este libro. Lo compré al poco de salir, y lo leí en su momento, y no recordaba que me hubiera gustado especialmente; recordaba a rasgos generales de qué trataba y sabía que no era un libro de acción. A pesar de que tengo mucho leído y por leer, y mucho pendiente de reseñar, me he tomado un día para darle una nueva oportunidad al libro, y digo un día porque eso es lo que ha durado una segunda lectura que he hecho de él y que debo reconocer que ahora sí me ha interesado. Quizá cuando lo leí la primera vez no había llegado su momento, o no lo estaba entendiendo como ahora lo he hecho. ¿Lo recomendaría? Si estáis buscando una novela de acción, desde luego este título no es para vosotros, pero si lo que buscáis es una novela de reflexiones, escrita con un lenguaje claro, que dé un repaso a los primeros años de nuestra democracia y al porqué del comportamiento de unos y otros, es un título recomendable y fácil de leer. Me consta que muchos ya lo han disfrutado. Personalmente, intentaré buscar un hueco para seguir acercándome a la obra de este autor, al menos para leer los títulos que ya tengo en mi poder.

Una pregunta a los que lo habéis leído ¿os gustó el planteamiento del libro?

1 comentario:

  1. Parece interesante. No me importaría leerla si se tercia.
    besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte! ¡No te vayas sin comentar!