jueves, 29 de enero de 2015

Un crimen "dormido". Agatha Christie.

Continuando con las reseñas en homenaje a Agatha Christie, os traigo Un crimen "dormido", la última novela protagonizada por Miss Marple.


Datos del libro

Título: Un crimen "dormido"
Autora: Agatha Christie
Título original: Sleeping murder
Publicado en 1976
Traductor: Ramón Margalef Lambrich
Volumen 7 Obras Completas, Editorial Orbis.
Páginas totales del volumen: 512, de las cuales 150 corresponden a "Un crimen <dormido>"
ISBN: 84-7530-253-8 (Volumen 7)



Argumento e impresiones sobre el libro

Gwenda Reed, recién casada de veintiún años, se adelanta a su marido Giles en su regreso a Inglaterra para comprar una casa en el sur, y la población elegida será Dillmouth. La casa escogida será Hillside, propiedad de la viuda Hengrave, y allí se instalará Gwenda para decorar la estancia a su gusto a la espera de la llegada de su marido. Lo único que le importa a la joven a la hora de comprar su nueva casa es que ésta no cuente con una historia truculenta a su alrededor; la casa había pasado por varios propietarios en los últimos años, pero no parecía haber en torno a ella ningún episodio oscuro. A pesar de que nunca antes había estado en Inglaterra ni por supuesto en la casa, Gwenda descubre en ella cosas que le resultan familiares: un armario empotrado cerrado con llave en la habitación que ella ocupa estaba empapelado con el tipo de papel que ella había elegido para una futura habitación de niños, descubre un antiguo sendero en el jardín ahora en desuso y prácticamente desaparecido, y lo que era una puerta de comunicación tapiada en una pared del comedor...

Una visita a familiares de su marido en Chelsea la pone en contacto con Miss Marple, que resulta ser la tía preferida de uno de ellos (suele pasar en la obra de Agatha Christie que los personajes están más o menos relacionados entre sí). Durante la asistencia a una obra de teatro Gwenda huye despavorida, porque la escena que ve representar allí le recuerda a alguien a quien ella vio morir estrangulada: Helen. Pero una nueva pregunta se le plantea, ¿quién era Helen?

Gwenda pronto traba amistad y confianza con Miss Marple, una adorable anciana que sabe escuchar y aconsejar y no tardará demasiado en ponerla en antecedentes de las sensaciones que tiene en su nueva casa. Según opinión de Miss Marple, los posibles recuerdos de la casa y la imagen de alguien asesinado pueden deberse a recuerdos de infancia, aunque según Gwenda, no resulta probable, porque aunque ella nació en la India, al morir su madre pronto se trasladó a vivir a Nueva Zelanda a vivir con sus tíos, ya que su padre fallecería tiempo después. A instancias de Miss Marple, Gwenda pedirá información a su tía sobre su infancia y pronto descubrirá que vivió durante un corto espacio de tiempo en Inglaterra, con su padre (que fallecería en una clínica) y con su madrastra, aunque el matrimonio de éstos acabaría mal. Miss Marple no es partidaria de remover el pasado porque algo puede ir mal, pero Gwenda y Giles están dispuestos a todo para saber qué pasó en realidad, sobre todo ahora que tienen constancia de que Helen, la madrastra de Gwenda, pudo ser la mujer que ella vio morir estrangulada, y de cuyo asesinato su padre se culpaba, a pesar de que había pruebas de que ella lo abandonó.

Entre el joven matrimonio y Miss Marple pronto se establecerá un vínculo especial: para ellos la anciana será una persona en la que confiar; para Miss Marple ellos serán alguien de quien cuidar, porque remover hechos del pasado puede traer nefastas consecuencias para quien lo hace. Miss Marple decidirá por tanto trasladarse desde St. Mary Mead, la pequeña población en la que vive, a Dillmouth, con el beneplácito de su médico y amigo, el doctor Haydock, que le receta "un cambio de aires" buscando el "poder curativo del mar" para mejorar su salud y enfrentarse junto al joven matrimonio a un "crimen dormido".

Miss Marple echará mano de sus amistades (en Dillmouth se hospedará en un hostal regentado por una antigua cocinera de una buena amiga de su población) que le abrirán puertas para ir reconstruyendo hechos del pasado; su capacidad de observación y el saber escuchar ayudarán al joven matrimonio y al mismo lector a desentrañar qué ocurrió realmente en esa casa y quiénes fueron los protagonistas de unos hechos que se van descubriendo a medida que se avanza en la lectura.


En esta historia la autora nos sitúa ante una población no demasiado extensa, donde al parecer todos se conocen o conocen hechos que tuvieron lugar en el pasado, lo cual va a permitir al propio lector y a los protagonistas la reconstrucción de unos sucesos que se dieron hace años pero que van a ser recordados tomando en consideración los pensamientos de los mayores del lugar (Miss Marple se va a encargar de hablar con las dependientas más mayores de las tiendas y de trabar amistad con gente de la zona para descubrir quién era Helen y qué pasó finalmente con ella). Las pesquisas de la anciana y los anuncios en prensa que el joven matrimonio pone buscando información sobre familiares o amigos de la propia Helen van a permitir (a ellos mismos y al lector) reconstruir una historia "dormida" que como suele pasar en los libros de Agatha Christie, va a tener repercusiones en el presente de los protagonistas y encierra a su vez un nuevo caso más fácil de adivinar; aquí también encontramos el principio de que quien guarda información porque cree que va a poder utilizarla a su favor encuentra algo que en realidad no buscaba.

Las pesquisas de unos y otros van a llevar al lector a reconstruir una historia, la del pasado de Gwenda, su padre y su madrastra, que estaba "dormida" en la mente de una niña de pocos años. A medida que se avanza en la lectura iremos conociendo aspectos desconocidos de la vida de Helen, la presunta víctima en el pensamiento de Gwenda, y quiénes fueron los que tuvieron relación con ella y su pasado, entre amigos y familiares, con algunos de los cuales el matrimonio protagonista y la propia Miss Marple van a tener que enfrentarse para reconstruir ese pasado que tanto interesa conocer a Gwenda



La lectura de "Un crimen dormido" no es más que un puzle del pasado en el que el lector va a ir reconstruyendo, a la largo de veinticinco capítulos, una historia, con las pocas piezas que en principio se van aportando pero que en conjunto da un buen resultado final. Si alguien está interesado en recordar las dotes de observación de una adorable anciana, en una comunidad no demasiado extensa, donde todos parecen conocerse y alguno que otro guarda determinada información, puede resultar un título entretenido, porque en él se da la pizca de misterio que traen en general los libros de Agatha Christie, y aunque no es difícil descubrir qué pasó, hay que tener en cuenta el quién y el por qué, y eso no siempre es fácil de descubrir en los libros de esta autora.

En general, he disfrutado con este libro. No recuerdo si lo leí en su momento (a pesar de tener muchos libros de esta colección recuerdo que iba leyéndolos alternativamente, según me atrajera el título), pero ahora lo he disfrutado. Me ha gustado acercarme de nuevo al personaje de Miss Marple (aunque debo reconocer que yo era más de Poirot), una anciana que no deja de ser un poco "cotilla" pero que tiene un buen corazón y no duda en ningún momento en echar una mano a aquellos que ella cree que están en peligro precisamente por querer saber y remover cosas que a otros no les gustaría que se removiesen. Esa actitud de unos y otros es el germen del libro que hoy traemos cuya lectura me ha resultado bastante grata (siempre he disfrutado con los libros de Agatha Christie). Como todos los libros de esta autora, estamos ante una lectura ágil, no exenta de misterio y que permite al lector convertirse en investigador para descubrir los hechos, lo cual resulta un aliciente añadido si al final "acertamos" con lo que realmente pasó. Desde luego, que ni decir tiene que son lecturas para pasar un buen rato y que siempre vienen bien para desatascar si en algún momento no sabemos qué leer y buscamos una lectura ágil y amena, buenos adjetivos para definir este libro.

Estoy disfrutando bastante con este homenaje, desde luego está resultando una buena excusa para releer o hacerse eco de títulos que tenemos perdidos en nuestra biblioteca y a los que hace tiempo no prestábamos atención. De vez en cuando viene bien retomar la obra de autores que nos despertaron el gusto por la literatura, ¿no os parece?.

sábado, 24 de enero de 2015

Febrero, mes del amor en la blogosfera.

Laky, desde su blog "Libros que hay que leer" organiza para febrero el mes temático del amor, y para animarnos a participar sortea en su blog dos ejemplares de "Treinta postales de distancia", de Sara Ventas.

Si os apetece participar en el sorteo debéis daros prisa, porque el plazo para apuntarse al mismo termina hoy a las 20:00 horas. Si queréis ampliar las bases no tenéis más que pinchar en el siguiente enlace.

La novela romántica no es un género en el que me prodigue demasiado, por eso mismo he tardado tanto en decidirme a apuntarme a la iniciativa de Laky. Ella misma organiza todos los años en su blog un reto genérico para que intentemos leer libros de temática variada. El pasado año me apunté por primera vez y estuve casi a punto de superarlo; este año repito con la iniciativa, y creo que me voy a apuntar a los meses temáticos que ella organice y que a mí más me cuesten (el romántico estaría entre ellos, porque no es de lo que más leo). Si estáis en mi mismo caso, no dudéis en participar en estas iniciativas temáticas, en las que normalmente se ofrece algún que otro sorteo sobre el tema a tratar. Igual hasta tenemos suerte y aumentamos el número de libros pendientes...

viernes, 23 de enero de 2015

Las manzanas. Agatha Christie.

Cuando Teresa, del blog "Leyendo en el bus" propuso una lectura en la red como homenaje a Agatha Christie, en el aniversario de su muerte, no dudé en apuntarme, porque a mí, como supongo que le ha pasado a muchos de vosotros, me entró el gusanillo de la novela negra en particular y de la lectura en general después de haber leído los libros de esta autora. Como creo que os pasó a muchos, comencé con la serie de "Los cinco" de Enid Blyton y todos los libros de aventuras que escribió, y un poco más mayor, con unos doce años creo recordar, cayó en mis manos el primer libro que leí de esta autora que hoy homenajeamos, Agatha Christie; era "La muerte visita al dentista", y aunque he leído muchos libros de los que en ocasiones no recuerdo el argumento o quién era el culpable, de éste en particular me acuerdo bastante.
Tenía muchos libros de esta autora publicados por la Editorial Molino, pero cuando Orbis sacó la obra completa de esta autora no dudé en hacerme con ella. A la hora de escoger títulos para el homenaje cualquiera hubiera resultado adecuado, puesto que reconozco que tengo bastante olvidada la obra y no recuerdo en ocasiones ni el argumento ni al culpable, como bien he dicho más arriba. Cualquier título hubiera sido perfecto, pero me he decantado por este volumen, el nº 7 de la colección, para recordar títulos en los que hay variados protagonistas, Poirot en "Las manzanas", Miss Marple en "Un crimen dormido" y los Beresford, Thomas y Tuppence, en el caso de "La puerta del destino". Además de homenajear a la escritora, el volumen resulta un grato acercamiento a los tres protagonistas principales de sus obras. En esta primera entrada pretendo reseñar "Las manzanas", que es el primer título que he leído de este volumen.



Datos del libro

Título: Las manzanas
Autora: Agatha Christie
Título original: Halowe'en party
Publicado en 1969
Traductor: Ramón Margalef Lambrich
Volumen 7 Obras Completas, Editorial Orbis.
Páginas totales del volumen: 512, de las cuales 173 páginas corresponden a "Las manzanas"
ISBN: 84-7530-254-8 (Volumen 7)

Argumento e impresiones sobre el libro


Ariadne Oliver, famosa escritora de novelas de misterio pasa unos días en Woodleig Common, en casa de Judith Butler, viuda a la que conoció en un crucero por las islas griegas. Esos días de asueto llevan a Ariadne a participar en los preparativos de una fiesta que tiene lugar en Apple Trees (Los manzanos), para homenajear a los jóvenes mayores de once años de la zona. En el transcurso de la celebración una adolescente, Joyce Reynolds, aseguró que una vez vio cometer un asesinato. Nadie pareció tomar en serio sus palabras por la fama de mentirosa e imaginativa que Joyce tenía entre los que la conocían, pero la aparición de su cuerpo sin vida ahogado en un cubo lleno de agua y manzanas hace pensar a Ariadne que las palabras que dijo podían ser ciertas.

Una fiesta destinada a jóvenes donde se ponían en marcha juegos tan inocentes como intentar sacar una moneda de un pastel de harina sin mancharse demasiado, conseguir que las jovencitas vieran reflejados en unos espejos las caras de sus futuros maridos o coger unas jugosas manzanas con la boca de dentro de un cubo de agua acaba en tragedia, y Ariadne Oliver, que no conocía demasiado a ninguno de los participantes en la fiesta, sabedora de que el o los culpables del crimen de Joyce estaría entre las veinte o treinta personas que de ella disfrutaron, se desplaza a Londres para pedir la ayuda de su amigo Hércules Poirot, un policía belga retirado, famoso por hacer trabajar su materia gris, que aunque ya está algo mayor, tendrá la capacidad de desentrañar hechos del pasado que den con la solución al crimen cometido.

En Woodleig Common Hércules Poirot echa mano de su amistad con el superintendente retirado Spence, al que ayudó en un crimen pasado, el de la señora Macginty, y de su hermana Elspeth Mackay, conocedora de todos los secretos que pudieran guardar sus vecino.

Ni la anfitriona de la casa donde se celebró la fiesta, Rowena Drake, ni los hermanos de Joyce, Leopold y Ann, que también asistieron, ni la propia madre de Joyce, ni los más allegados llegaron a creer las palabras en las que Joyce confesaba haber presenciado un crimen tiempo atrás. Todos tachaban a Joyce de incorregible embustera, que siempre buscaba significarse. Quizá fuera una muchacha mentirosa, pero lo cierto era que alguien había acabado con su vida y siendo una chica joven era posible que hubiera sido testigo de algo que hubiera ocurrido en su entorno algunos años atrás, por lo que en opinión de Poirot había que centrar las investigaciones en muertes que podrían haber sido asesinatos, y que podían estar relacionadas entre sí.

Como suele ocurrir en los libros de Agatha Christie, todos los protagonistas parecen relacionados entre sí, bien por hechos del pasado, bien por su pertenencia a una determinada comunidad, y en "Las manzanas" no vamos a tener un caso distinto. Las indagaciones de Poirot llevan a retomar casos del pasado, como la supuesta muerte natural de la anciana señora Llewellyn-Smythe, que murió sin hijos testando a favor de Olga, una chica extranjera que cuidó de ella en los últimos tiempos y que andaba desaparecida desde entonces, acusada de haber falsificado el testamento con ayuda de Lesley Ferrier, que trabajaba como pasante de abogados y murió apuñalado. Por si fuera poco, también por la zona asesinaron a golpes a una joven aprendiz de dependienta, Charlote Benfield, y estrangularon a Janet White, una joven profesora del colegio "Los Olmos" donde habían estudiado Joyce y muchos de los participantes en la fiesta. Era posible que Joyce, viviendo en la zona, hubiera sido testigo de alguno de estos casos, aunque sin tener claro que estaba ante un crimen, y ahora el o los responsables quisieran acallarla para que nada saliera a la luz. La labor de Poirot, el superintendente Spence y Ariadne Oliver será hablar con unos y otros para desentrañar el misterio.


Estamos ante una típica historia policíaca, con crimen, personas que conocen hechos del pasado que pueden tener relación con el presente, gente que guarda datos para sacar provecho propio y cuya actuación puede tener nefastas consecuencias y, como sello propio de la autora, el jugar al despiste con el lector, puesto que en este libro se ofrecen muchos casos pasados que no están del todo cerrados y que hacen volar nuestra imaginación intentando descifrar no sólo al autor del crimen, sino el porqué del mismo. Son muchos frentes abiertos los que la autora plantea en esta historia, y alguno que otro se intuye a medida que avanzamos en la lectura. En cuanto al caso principal, queda perfectamente cerrado, y si bien puede ser descubierto con una atenta lectura del texto (la autora siempre deja pistas claras que en ocasiones se nos pasan), los numerosos frentes abiertos que plantea la trama, muy relacionados entre sí hacen que el final resulte algo sorprendente, como suele pasar con los títulos de esta autora. En general, he disfrutado bastante con la lectura de esta obra (no recordaba haberla leído), y aunque no es de las primeras escritas por Agatha, hace que manejemos nuestra propia materia gris para descubrir al culpable y el porqué de su actuación, y debo decir que casi lo consigo. En definitiva, una buena aproximación a la obra de la autora que en estos días homenajeamos, protagonizada por su detective más conocido, Poirot, al que todos los amantes del género de novela negra le guardamos un cariño especial.


Suele ser corriente en mi blog que hable un poco del autor del libro que reseño, pero como dediqué una entrada en su momento a Agatha Christie, cuando este blog no era más que un trabajo de un cursillo del paro, os remito a la entrada que hice en su momento, donde me extendí sobre su biografía; si os interesan datos sobre Agatha Christie no tenéis más que pinchar en el enlace que os dejo más abajo:
Agatha Christie. Recordando los clásicos.


Del mismo modo, si queréis más información sobre la iniciativa organizada por Teresa en su blog homenajeando a la autora (hay de plazo hasta el 15 de febrero para leer obras suyas) no tenéis más que pasar por este enlace.

Tengo leídos un par de libros más de la autora, y he sido afortunada con el sorteo inicial organizado por Teresa (estoy esperando "El misterioso caso de Styles"), así que volveré con más reseñas, espero no tardar demasiado.

miércoles, 7 de enero de 2015

Reto autores de la A a la Z, edición 2015.


Una entrada para anunciar el último reto al que me apunto (de momento). 

Se trata del reto Autores de la A a la Z y está organizado en esta edición (2015) por tres blogs: El búho entre libros, Libros en el petate y Books & Co.


Ya tuve oportunidad de participar en la pasada edición y ha sido un reto con el que he disfrutado bastante y que me ha llevado a acercarme a autores de los que apenas tenía noticia y he tenido oportunidad de releer a algunos que ya conocía, siempre con la picaresca de ir buscando libros escritos por autores cuyo apellido comenzara por una letra determinada, porque de eso trata el reto, de ir leyendo libros escritos por autores (no importa la nacionalidad) cuya letra inicial de su apellido (el conocido) vaya completando nuestro alfabeto. Por la dificultad que pueden entrañar se excluyen inicialmente las letras Ch, Ll, Ñ, X e Y.

En la edición pasada pude completar las letras principales, no las inicialmente excluidas, pero creo que si organizo mejor mi tiempo esta vez puede irme mejor, al menos mi propio reto consistirá en reseñar nada más terminar de leer, y no ir acumulando para el final. Como aliciente principal, decir que este reto es compatible con cualquier otro al que nos hayamos apuntado, con lo cual un libro leído puede servir para varios retos a la vez. Así es mucho más fácil, ¿no creéis?.

La inscripción al reto estará abierta hasta el 31 de marzo, y las reseñas de los libros que completen el abecedario se harán durante todo el 2015. Si queréis ampliar las bases de la convocatoria no tenéis más que pinchar en los nombres de los blogs organizadores al principio de esta entrada.

Para hacer más apetecible el reto, los organizadores ofrecen un sorteo final entre todos los que lo hayan superado (espero estar entre ellos), siempre y cuando puedan conseguir la ayuda de autores y editoriales. Estoy segura de que lo conseguirán.

Como dije en la anterior edición, son apenas 24 libros, un par de libros al mes si nos organizamos bien, pero compensa leer de todo y descubrir distintos autores. ¡Nos leemos sin duda!

Sin más, aquí iré colgando las reseñas de las diferentes letras para completar el reto.


Abecedario

A.- 
B.-
C.-
D.-
E.-
F.-
G.-
H.-
I.-
J.-
K.-
L.-
M.-
N.-
O.-
P.-
Q.-
R.-
S.-
T.-
U.-
V.-
W.-
Z.-

Letras en principio excluidas

Ch.-
Ll.-
Ñ.-
X.-
Y.-

sábado, 3 de enero de 2015

Reto Sabuesos 2015

Seguimos con los retos, pero es que he visto éste y no me he podido resistir. 

Disfruto con las novelas de intriga y misterio, y claro, si eres aficionada a una serie determinada de un detective o investigador, intentas leer la saga completa. Algunas de estas sagas tan de moda las llevo bastante al día, pero tengo pendiente iniciarme con algunos autores y el reto que nos proponen desde "No solo leo" viene como anillo al dedo.



El Reto Sabuesos, que es como han denominado a la iniciativa, durará todo el 2015 y consistirá en leer novelas con un detective, investigador, policía... como protagonista; no importa que no sea el primer libro de la saga, vale cualquier libro de la misma; se pueden leer uno o todos los libros del mismo protagonista, y por supuesto podemos alternar entre personajes (lo importante es que su misión sea la de investigar o cotillear en la vida de los demás). 

A final de año se realizará un sorteo entre todos los que hayan participado en la iniciativa (tenemos todo 2015 para desempolvar nuestros libros de detectives...).

Además, es compatible con cualquier otro reto (esto hará que participe mucha gente). Si os animáis con la iniciativa, consultad las bases y no dudéis en apuntaros.

Aquí iré colgando los enlaces a mis reseñas, que espero sean varias:

1.- Hércules Poirot. (Agatha Christie).
     - Las manzanas.

2.- Miss Marple. (Agatha Christie).
     - Un crimen dormido.

III Edición reto 12 meses, 12 libros.

Carmina, desde el blog "De tinta en vena", nos propone un reto para acelerar la lista de libros pendientes que han quedado en nuestras estanterías sin leer.





A continuación, una definición de lo que Carmina entiende (y estoy de acuerdo con ella) por libro pendiente:

Es aquel que lleva en la estantería un año o más, no sirven las últimas obras en llegar y que solo estén en nuestra estantería unos meses, porque de lo que se trata es de dar salida a esos libros que compramos, nos regalaron, intercambiamos... y que al final se han quedado en un rincón, y a los que dicho sea de paso les seguimos teniendo unas ganas tremendas pero no encontramos el hueco para leerlos.

Podemos organizarnos como queramos, un libro al mes o a nuestro ritmo, lo importante es haber reseñado a fin de año los doce libros. 

Si alguna editorial se implica a final de año, es posible que se realice algún sorteo. De todas formas, si conseguimos adelantar lecturas pendientes, ya es un logro.

Para ampliar la información sobre el reto propuesto, consultad sus bases.

Aquí, en esta entrada, iré anotando los libros que vaya leyendo de mi estantería. Supongo que este reto se puede compatibilizar con cualquier otro reto, así que eso también es un punto a favor. 

Nos leemos.

III Edición 12 meses, 12 libros

1.- 

viernes, 2 de enero de 2015

Reto 25 españoles, edición 2015.

Las primeras entradas de este nuevo año van a estar dedicadas a apuntarme a retos, que hay varios por la blogosfera con los que se puede disfrutar, y si todo va bien, alguno de ellos valen para acabar con algunos libros que siempre quedan pendientes en nuestras estanterías, y como no, para conocer autores nuevos.

Uno de los retos con los que quiero repetir es el organizado por Laky, del blog "Libros que hay que leer"; se trata del Reto 25 españoles, en su edición del 2015.




Se trata de reseñar 25 títulos de libros escritos originariamente en español, así que valdrían tanto autores españoles como iberoamericanos, con lo cual las posibilidades de completar el reto aumentan. Se puede compaginar con cualquier otro reto al que nos podamos apuntar y vale repetir autores, así que las posibilidades de cumplirlo aumentan. 

Al final del reto habrá un sorteo final entre los que lo hayan superado (espero estar entre ellos). Para apuntarse tenéis de plazo hasta el 28 de febrero.

Para ampliar la información sobre el reto no hay más que leer sus bases.

Me consta que ya son muchos los que se han apuntado al reto, así que, ¡nos leemos por la red!.



Aquí iré colgando las reseñas de libros publicados originariamente en español que lea durante el 2015.

1.-