martes, 5 de marzo de 2019

El abrazo del monstruo, de Félix J. Palma.

Nueva reseña para #SoyYincanera, un libro de intriga que a pesar de su gran cantidad de páginas se devora, y que fácilmente vuela entre nuestras manos. No tuve la suerte de conseguir uno de los pocos ejemplares puestos a disposición del grupo de yincaneros de Madrid, pero me animé a adquirir un ejemplar del libro porque conocía de buenas referencias al autor, y me apetecía introducirme en su obra, ya que no pude hacerlo con su anterior trilogía, aunque me consta que está a mi disposición en la biblioteca de mi ciudad, así que no descarto en un futuro dedicar parte de mi tiempo a esta aventura victoriana ideada por el autor. A la espera de encontrar tiempo para tan buen propósito, vamos con la reseña del libro que hoy traigo a este pequeño espacio virtual.

Datos técnicos del libro


Título: El abrazo del monstruo
Autor: Félix J. Palma
Editorial: Editorial Planeta, S. A.
Ediciones Destino. Colección Áncora y Delfín. Volumen 1452.
Formato: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-233-5489-4
Primera edición: enero de 2019
736 páginas
PVP.: 21'90€


Sinopsis
Diego Arce es un reconocido escritor de novelas de misterio que no atraviesa su mejor momento creativo. Tras los ruegos de su editor, decide resucitar al mítico personaje al que debe su fama: "el Monstruo", un aterrador psicópata que secuestraba niñas en la Barcelona modernista. Pero una noche, mientras Diego y su mujer asisten a una fiesta, alguien decide llevar la ficción a la realidad: imitar al Monstruo secuestrando a la hija de Diego, Ariadna, de siete años, y proponerle al escritor el mismo juego macabro que en su novela. Si quiere recuperarla, durante los siguientes días Diego deberá superar tres pruebas en directo, a cada cual más espantosa. Comienza así una terrible carrera contrarreloj para descubrir quién está detrás del secuestro. Al mismo tiempo que debe demostrar al mundo hasta dónde es capaz de llegar para salvar a su hija, también tendrá que escarbar en su pasado, con la ayuda de su mujer y del inspector Rocamora, para descubrir quién puede desearle tanto mal. Pero ¿y si el mismísimo Monstruo hubiera escapado de la novela de Diego para acabar lo que él le impidió terminar?
Una historia sobre los terrores y fantasmas de la infancia y cómo proyectan su sombra sobre el hombre adulto.
Una historia de superación, de amor y de enfrentamiento a nuestros miedos más profundos.
¿Qué serías capaz de hacer para salvar a tu hija?

Datos sobre el autor
Félix J. Palma (Sanlúcar de Barrameda, 1968) es escritor, profesor de escritura creativa y coach literario. Como novelista ha publicado, entre otras, La Hormiga que quiso ser Astronauta (2001) y Las corrientes oceánicas (Premio de Novela Luis Berenguer, 2005). Pero su consagración como narrador se la debe a su Trilogía victoriana, que se ha publicado en 27 países, ha obtenido numerosos galardones y ha aparecido en la lista de best sellers de The New York Times. Está formada por las novelas El mapa del tiempo (XL Premio Ateneo de Sevilla, 2008), El mapa del cielo (2012) y El mapa del caos (2014). Ha obtenido más de un centenar de premios por sus relatos, reunidos en El vigilante de la salamandra (1998), Las interioridades (2001), Los arácnidos (2003) y El menor espectáculo del mundo (2010).
Con El abrazo del monstruo se adentra en el terreno del thriller psicológico.
Fotografía del autor: ©María Fortea

Impresiones sobre el libro

En El abrazo del monstruo encontramos como protagonista a Diego Arce, un escritor en horas bajas, a pesar de que logró cosechar un gran triunfo con su novela "Sangre y ámbar", lo que le ha permitido llevar una vida más o menos acomodada junto a su esposa Laura y su pequeña hija Ariadna, de siete años de edad. Pese al apoyo del público y de su editor, deseoso de que el escritor inicie una nueva aventura literaria en la que reviva a su protagonista anterior, el Monstruo, que tanto ha influido en el volumen de ventas de la obra del escritor, al que ahora el éxito parece haber abandonado puesto que no ha logrado cosechar nuevos éxitos con sus libros posteriores, que no han contado ni con el beneplácito del público ni de la crítica, Diego se halla reacio a escribir de nuevo sobre ese personaje, salido de su imaginación y de sus miedos infantiles, porque si algo tiene "Sangre y ámbar" es que es un compendio de una historia real adornada con la imaginación del escritor, que fue escrita para exorcizar los propios miedos que han acompañado a Diego a lo largo de su infancia y adolescencia, y que todavía lo acompañaban en su edad adulta. Bajo ningún concepto entra en la mente del escritor revivir al monstruo que tanto le ha hecho sufrir a lo largo de su vida, muy presente en sus repetidas pesadillas, porque quiere hacerse un nombre como escritor, y considera que con lo ganado con esa obra tiene más que suficiente para vivir de manera desahogada, pero las circunstancias que se darán desde el inicio de la novela le harán revivir sus miedos.

Con esta premisa iniciamos la lectura de El abrazo del monstruo, que ya atrapa al lector en sus primeras líneas, echando mano de una frase del genio de la novela de terror, Stephen King:
"Los monstruos son reales, y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan."
Si esta introducción ya despierta nuestras ganas para meternos de lleno en la lectura del libro, no nos tiran para atrás las primeras líneas de la trama, donde el misterio ya está servido:
"Porque nada sucede solo, en el mismo momento en que su hija era secuestrada, Diego apuraba su tercera copa de vino de la noche. Antes de tomar otra, se recordó a sí mismo que había prometido no beber demasiado. En él, el alcohol tenía más efectos que la simple borrachera."
Novela escrita con un lenguaje claro y sencillo, algunos pasajes del libro ideado por Diego Arce son tomados como referencia y transcritos en la propia historia para hacer más creíble la trama y convertir en un personaje más al Monstruo, que parece haber escapado de las páginas que trajeron el éxito al escritor, convertido ahora en el protagonista principal de la historia. Estamos ante lo que podemos definir como una novela gótica, reflejada en los pasajes transcritos de la afamada "Sangre y ámbar", ambientada en la Barcelona de principios del siglo XX, enmarcada en el ritmo trepidante que como buen thriller impone la historia narrada en "El abrazo del monstruo".

Si la novela cuenta con Diego y Laura como protagonistas principales, como padres de la niña secuestrada, cabe destacar también el elenco de sospechosos que van a pulular por las páginas del libro, todos ellos personajes peculiares y con muchos matices, que van a despertar la imaginación del lector intentando descubrir si alguno de ellos sería capaz de infringir tanto dolor y lo más importante, cuál sería el motivo que podría llevarlos a actuar así en caso de resultar culpables. En cuanto al equipo encargado de la investigación del secuestro, destaca por encima de todos la figura del Inspector Rocamora, amigo del matrimonio formado por Laura y Diego, a los que une una relación especial: fue el asesor policial de Diego en algunos de sus libros y está profundamente enamorado de Laura.

El libro invita a seguir leyendo. Queremos saber quién es el verdadero culpable del secuestro, y nuestras pesquisas van avanzando al ritmo que parecen hacerlo las investigaciones del Inspector Rocamora y su equipo, acompañando a Laura y Diego en el desasosiego por el que se ven obligados a pasar, especialmente Diego, que será a partir del momento del secuestro de su hija el centro de todas las miradas, obligado a superar una serie de pruebas que van ganando en dificultad, si quiere recuperar a su hija con vida, tomando como escenario para su desarrollo la red de redes; las pruebas se deben desarrollar en estricto directo, sin que puedan ser manipuladas, so pena de acabar con la vida de la secuestrada. Van cobrando importancia en el libro los distintos flashbacks que ponen de manifiesto la infancia y juventud del escritor y su familia, intentando buscar al posible responsable de un daño tan grande, posiblemente como respuesta a una venganza largamente ideada. Importará saber quién, y lo sabremos bastantes páginas antes de que termine el libro, pero pese a todo ese conocimiento no quita intriga a la trama, porque necesitaremos también conocer el cómo y el porqué, y a medida que avanzamos en la lectura vamos formándonos nuestra propia idea de los motivos que pueden llevar a alguien a intentar vengarse de forma cruel de otra persona, sin importarle que la moneda de cambio para esa satisfacción personal que persigue con su venganza sea una niña de siete años, a priori inocente de las barbaridades que cualquiera de sus progenitores hubieran podido causar tiempo atrás. El secuestrador va a tomar como referencia la novela de Diego Arce, "Sangre y ámbar", para someter al escritor al llamado Juego de los Retos, si quiere recuperar con vida a su hija, al igual que tuvieron que someterse los padres de las niñas secuestradas que protagonizaron el citado best seller del autor. El nivel de complejidad de las pruebas, el hecho de que se desarrollen en directo sin que sus resultados puedan ser manipulados, bajo la atenta mirada de los internautas, que se debaten entre la compasión por las atrocidades a las que debe someterse el escritor si quiere volver a ver con vida a su hija y el propio morbo que les supone asistir como público privilegiado al desarrollo de esas pruebas, desde la propia intimidad de sus casas, es un punto a destacar en el libro, y hace que la intriga se mantenga a lo largo de la trama. Como lectores seremos partícipes de ese dolor de los padres, de las dificultades a las que deben hacer frente, y dudaremos si Diego será capaz de resistir esas pruebas para recuperar a su hija. Si algo tenemos claro a la hora de avanzar en la lectura es que el escritor no es para nada un héroe, ni siquiera para su hija; es un personaje sencillo, más bien débil, lleno de miedos, con sus luces y sus sombras, y esa incertidumbre que provoca la lectura, sobre cómo actuará el escritor ante las dificultades que se le plantean en las páginas del libro, contribuye a agilizar la lectura, lo que hace que las páginas vuelen entre nuestras manos, a pesar del grosor del libro.

Pero no solo será ese tratamiento del dolor humano a través de la morbosidad que generan las redes sociales el único tema tratado en el libro. Encontramos metaliteratura, con alusiones a algunas obras de estilo gótico, así como la transcripción de pasajes de una novela dentro de la propia trama que representa "El abrazo del monstruo". Particularmente no me han molestado para nada esos pasajes de otra obra dentro de la historia. Es más, si Félix J. Palma decidiera escribir "Sangre y ámbar" no dudaría ni un segundo en leerla, a pesar de que los distintos spoilers que de ella se hacen en la historia que hoy tratamos resten algo del elemento sorpresa que se espera de todo buen libro.

No sé si ha quedado claro a lo largo de esta reseña que he disfrutado con la trama que Félix nos plantea en el libro y también con los personajes por él creados, para nada perfectos, con sus matices y sus tonos de gris. Me ha gustado encontrarme ciertos toques paranormales reflejados en los recuerdos y pesadillas a los que tiene que hacer frente el escritor, he sentido al "monstruo" como un personaje más de la trama, y no me ha importado conocer su "identidad" bastantes páginas antes de concluir la lectura del libro. Ha sido un placer conocer a Félix como escritor, y como comenté en un principio, no descarto acercarme a su anterior obra, esa trilogía victoriana que tantos éxitos parece haber cosechado. Tiene mérito que "El abrazo del monstruo" suponga una primera inclusión del autor en el mundo del thriller, y creo que ha pasado la prueba con nota. Seguramente la trama tenga fallos, y quizá a algún que otro lector le sobren páginas, pero yo personalmente he disfrutado mucho con esta lectura, en las dos subtramas planteadas, en los temas tratados (relaciones padres e hijos, superación de miedos, lucha con uno mismo, pasado y presente, la necesidad de ser aceptados por los demás... incluso el toque sobrenatural), he disfrutado con la forma de plantear y desarrollar la historia, a pesar de sus pequeños fallos, algunos de los cuales pueden ser solventados con una revisión algo más minuciosa en futuras ediciones. En definitiva, estamos ante una novela ágil, absorbente en su contenido, y que invita a seguir leyendo, llena de sorpresas, y con una historia muy bien defendida, apoyada en una trama sacada de la imaginación de uno de los personajes, y que incita al lector a conocer algo más de esa obra ficticia de la que tanto se habla. Todo un acierto. Lo dicho, si ese libro ve la luz, me tiro de cabeza a leerlo, y creo que eso es mérito de Félix, que ha conformado en su obra un dos en uno, a cual más interesante. No me importaría conocer más detalles sobre ese monstruo de principios del siglo XX, a pesar de que el escritor lo haya encerrado a modo de exorcismo en las páginas de un libro:
"Por el poder que la palabra me otorga, te expulso de mis pesadillas y te encierro en el papel."
Supongo que como pasa con todas las novedades, de este libro vamos a leer opiniones totalmente a favor y en contra; todo es cuestión de gustos. Personalmente, lo he disfrutado y lo recomiendo, no sé si porque me ha cogido en un buen momento lector, aunque prefiero pensar que es mérito del autor, que me ha envuelto en su historia y gracias a su quehacer me he dejado llevar y lo he disfrutado. Si tenéis oportunidad de acercaros al libro, no lo dudéis, porque se lee muy bien y sobre todo, se disfruta.

¡Nos leemos!

lunes, 4 de febrero de 2019

NO ES TIEMPO DE PEROS, de David Jiménez "El Tito".

Volvemos a la carga con las reseñas para #SoyYincanera. No es lo único que leemos, pero en mi caso particular estas lecturas son las únicas que últimamente encuentran un comentario en el blog por mi parte. Espero que el tiempo se ponga de mi lado, aunque ya sé que eso es prácticamente muy difícil, y puedan ser muchos más los libros aquí comentados, porque leer, lo que se dice leer, sigo leyendo, de eso no tengáis la menor duda.
Sin más, vamos con los datos técnicos del libro:

Título original: No es tiempo de peros
Autor: David Jiménez "El Tito"
Editorial: Ediciones Versátil S. L.
Formato: Tapa rústica con solapas
ISBN: 978-84-17451-31-8
Primera edición: diciembre de 2018
416 páginas.

Sinopsis (tomada del propio libro)

Ella ya no es esa policía tímida que no se atrevía a mirarlo a la cara.
Él ya ni siquiera es policía.
Ambos han pagado un peaje demasiado alto por trabajar al margen de la ley. Ahora lo único que los une es una causa común: encontrar al Cazador.
Pero compartir un objetivo no los convierte en compañeros, solo en socios; unos socios que tendrán que lidiar con una relación amor-odio basada en engaños.
Para Zoe, Marcial es el mejor medio para descubrir al verdadero culpable de la muerte de su novio. Para Marcial, Zoe es la única compañía humana que no le resulta insoportable. 
La búsqueda del Cazador los une en un nuevo caso, pero esta vez nada será igual. Marcial ya no tiene una placa que le impida desafiar las normas, y Zoe simplemente ha dejado de cumplirlas. Ambos iniciarán un descenso a los suburbios de Cartagena en la investigación de una trama de blanqueo de capitales que salpicará de sangre los cimientos de la ciudad.

Datos sobre el autor

David Jiménez, "El Tito". (Cartagena, 1978). Es Licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. Después de haber desarrollado su carrera como biólogo en el ámbito del control de calidad, en la actualidad trabaja en la represión del contrabando como agente marítimo de Vigilancia Aduanera.
Ha sido colaborador de Castellón Noticias, como especialista en género negro, hasta su debut literario con Muertes de sobremesa (ACEN, 2015). Dos años después llegó Inspector Solo (Ediciones Versátil, 2017) y ahora No es tiempo de peros. Una serie de novelas que pueden leerse como una trilogía o de forma independiente.

Facebook: David Jiménez El Tito
Twitter: @DJM_eltito

Impresiones sobre el libro

Si bien en las tapas del propio libro se comenta que esta historia puede ser leída o bien como parte de una trilogía, o bien de forma independiente, soy de la modesta opinión de que No es tiempo de peros se va a disfrutar mucho más si se lee de forma ordenada, porque es el claro ejemplo de la evolución de unos personajes que van a sufrir en sus propias carnes una total transformación.

En Muertes de sobremesa tendremos el placer de encontrar a Marcial Lisón, un inspector de policía huraño, solitario, nunca dado a demostrarles a sus compañeros lo que realmente piensa, acostumbrado a trabajar según sus métodos, sin compartir apenas espacio de trabajo con los demás agentes del cuerpo, y apodado por ellos como Inspector Solo, porque la única compañía que de verdad acepta es la de su galga Sola, su auténtica aliada en lo personal, y que por tanto influirá también en lo profesional. Una investigación del pasado que quedaría a medias sin cerrar, cuando Marcial era apenas un agente policial, vuelve en Muertes de sobremesa años después, cuando aparece el cuerpo desnudo y sin vida de Enma, la mujer de Villanueva, en otra época el mentor de Marcial Lisón, sentado frente a la mesa de su cocina, con dos tazas de café frente a ella y el dedo anular amputado. Esta premisa, la búsqueda del llamado "Asesino del café" será la que marque la acción en este primer título. Aquí conoceremos a un Marcial implicado en la investigación, que tomará como algo personal, porque la misma le llevará a descubrir aspectos desconocidos para él de su propio pasado, haciendo de la trama un viaje a la historia personal del personaje, de quien comenzaremos a comprender su forma de actuar. Porque si algo tiene el Marcial creado por David Jiménez es que resulta ser un personaje redondo, con sus luces y sombras, en ocasiones más de estas últimas, con el que el lector no siempre empatiza, por sus métodos rudos, por su forma de actuar, por ese aislamiento que parece querer mantener del resto del mundo, pero un personaje en el que también se puede confiar, que mantiene su pizca de humanidad cuando trata con su fiel galga, y cuya coraza parece que ha sido capaz de atravesar Zoe, su compañera en comisaría, y cuya evolución sí que merece ser mencionada a lo largo de estos tres títulos. Si en el primer libro encontramos una Zoe con una personalidad tímida, que intenta buscar su sitio en la investigación en la que se ve involucrada y en la propia comisaría en la que es destinada, intentando horadar la personalidad de Marcial, acercándose a él y tratando de comprender los motivos de su forma de actuar, permitiéndose incluso mantener una relación íntima con uno de sus compañeros, será el desenlace de esta propia relación la que modifique su actitud y su personalidad en los libros posteriores. De nuevo incido en la premisa de que se pueden leer los libros de manera independiente, pero teniendo en cuenta que no son títulos demasiado extensos y que pueden comprarse a un precio asequible en versión digital, recomiendo encarecidamente que sean leídos en orden para aprovechar mejor todos los matices de los personajes y de la historia. Os dejo los enlaces a la página de Amazon por si alguien se anima a adentrarse en estos títulos, que desde ya le digo que no se va a arrepentir.

-Muertes de sobremesa
-Inspector Solo
-No es tiempo de peros

Si ya entre el primer y el segundo libro podemos ver una evolución de los personajes y del buen hacer de David como escritor, podemos afirmar que con esta última entrega de la obra se ha superado a sí mismo, y los seguidores de Marcial Lisón, y de todos los personajes por los que habíamos sufrido en entregas anteriores hemos quedado totalmente satisfechos con esta última publicación, en la que se dan respuesta a todos los interrogantes planteados en los dos libros anteriores, y como lectores, disfrutamos de ese punto de "justicia divina" que lleva al protagonista a lo largo de las páginas a descubrir todo un entramado de corrupción y malas artes que conmociona tanto a la ciudad de Cartagena, escenario elegido por David para el desarrollo de esta compleja y completa trama, como a los miembros más destacados de su comisaría, donde encontramos buenos y malos, personajes grises, con matices... y todo lo que les rodea, porque de la mano de Marcial y Zoe, recorremos la ciudad de Cartagena, en especial los bajos fondos, aquellas zonas por las que no suelen transitar los turistas, convirtiéndose la novela en una crítica social en la que se ponen de manifiesto el mundo en el que se mueven los confidentes de la propia policía, delincuentes de medio pelo, camellos que transitan por barrios marginales y yonkis que solo buscan conseguir su dosis, y todo ello enmarcado en el mundo de la corrupción que parece afectar a las grandes empresas de la zona, políticos, abogados y a algunos miembros del cuerpo policial; en este sentido, No es tiempo de peros constituye una auténtica novela negra que destaca por su crítica social, fomentada en unos personajes fuertes, especialmente Marcial, con una trama muy bien hilvanada, que va creciendo a medida que se avanza en las páginas de estos tres libros, que mantiene el suspense, que incita a seguir leyendo, porque a medida que pasamos las hojas vamos sufriendo con el personaje principal, queremos saber qué hace y por qué lo hace, siempre con la alegre compañía de su perra Sola, que es sin duda lo que más conmueve en la trama, un animal que ha sufrido y va a sufrir mucho en la historia, en paralelo a su dueño, con el que le mantiene una relación de lealtad, porque la lealtad es lo que se vende en este libro (en esta trilogía en general), de Marcial hacia su compañera y de él mismo hacia las personas a las que cree que debe algo, porque le han ayudado a formarse en sus inicios, y con los que ha compartido experiencias complicadas, aunque el tiempo se encargue de recordarle que nadie es perfecto y que todo el mundo puede acabar corrompiéndose, pero la lealtad que el personaje mantiene hacia su animal de compañía, hacia unos niños que han perdido a sus padres (a los que controla de lejos, mirando por su bienestar, no permitiendo que se pierda su recuerdo...), esa lealtad que mueve al protagonista y que él mismo exige a todo aquel que con él se cruza, es el engranaje que parece centrar la forma de actuar de Marcial y lo que hace que podamos llegar a entender algunas de sus formas de actuar aunque no siempre las podamos compartir. Como quizá no podamos compartir la evolución de Zoe Ochoa, la pareja con la que Marcial ha llevado a cabo sus investigaciones y que ahora, en No es tiempo de peros, cuando Marcial ha pedido una excedencia en el cuerpo que puede llegar a ser definitiva, a pesar de que ella sigue en comisaría, actúa movida por la venganza, porque si algo sacamos en claro de la historia anterior, Inspector Solo, es que evoluciona negativamente en la vida de los personajes protagonistas, Marcial y Zoe, quedando los dos marcados por sendas muertes, y el descubrimiento de qué ha motivado estas muertes y quién era el último responsable de las mismas es lo que mueve a los protagonistas en esta nueva etapa, encontrando una trama de lo más negra que va dirigida a saciar el ansia de venganza de los mismos y a buscar respuestas a las dudas planteadas en los libros anteriores. Si bien es cierto que la historia queda cerrada, los lectores de David vamos a tener que conformarnos con imaginar un final para estos personajes, porque parece ser que el autor ha cerrado la historia y de momento no va a ver más historias protagonizadas por ellos, y es algo que vamos a echar en falta, porque Marcial Lisón ha calado hondo en nuestro pensamiento, y si hicimos una campaña para que el autor se pusiera manos a la obra para cerrar la trama, porque nos dejó noqueados en el segundo libro sin saber qué le iba a pasar al personaje, ahora hemos quedado huérfanos de todos, especialmente de Marcial, Sola y Zoe, que quedarán sin duda en nuestra retina por mucho tiempo.

Debo reconocer que llevaba mucho tiempo con Muertes de sobremesa esperando turno en mi lector, y que cuando me animé con él me arrepentí de no haberlo hecho mucho antes, porque me encantó la trama, el fuerte personaje creado del que quería saber más, el punto de intriga, los asesinatos... En definitiva, disfruté con la lectura de ese libro, a pesar de que lo hice en digital, y siempre me cuesta más disfrutar de ese formato, pero cuando llegó a mis manos Inspector Solo comprendí que Marcial había llegado para quedarse, y que quería, necesitaba saber cómo continuaba el libro. Con No es tiempo de peros, David me ha ganado, estoy deseando saber en qué va a embarcarse, porque seguro que en #SoyYincanera estaremos ahí para apoyarle. Nos ha dejado huérfanos de Marcial y Sola (hay algo que no voy a perdonarle, creo que muchos os imagináis qué es) pero espero que su próxima aventura literaria sea al menos tan buena como la que aquí hoy traemos, porque está claro que el autor ha evolucionado como escritor, ha sabido crear escuela, y ha demostrado que es capaz de crear una historia redonda dejando al lector con ganas de más. Personalmente la he disfrutado, de eso espero que no haya quedado duda, y quedo a la espera de nuevas aventuras, protagonizadas espero, por un personaje tan potente como ha sido Marcial. David se ha puesto el listón muy alto; sus lectores se lo agradecemos.

Para concluir, algunas frases retomadas del libro, entre las muchas que se pueden sacar:
"(...) Hace mucho tiempo que las personas son un mero accidente ocasional en su día a día, una piedra en el zapato de la que no siempre sabe desprenderse. Solo Zoe ha sido capaz de darle sentido a un diálogo en los últimos años. Tan solo ella ha convertido las palabras en una compañía tan grata como el silencio, como las miradas cómplices de Sola."
"Le gusta la oscuridad. Siempre ha tenido la sensación de que la luz es cómplice de la mentira, una aliada incondicional empeñada en mostrarnos solo lo que queremos ver. La oscuridad es más sincera, más leal. Ella no se deja engatusar por falsas promesas, por frases afeitadas para regalar el oído."
"Aún no se ha acostumbrado a la soledad de ese nuevo hogar. La casa es fría, impersonal; cuatro paredes y un techo donde almacenar reproches, dudas y miserias.
También algún desengaño.
Ese miércoles ha cargado dos más en la mochila invisible que todos portamos a la espalda y que vamos llenando de desgracias; un lastre que echa los hombros hacia delante y hace arrastrar los pasos, que nos convierte en muertos vivientes, en zombis que caminan enajenados y sin sentido por la vida. Al parecer, al hado no le ha parecido suficiente que la investigación de Matías Jairo no haya arrojado resultado alguno todavía y ha decidido prescribirle una dosis extra de infortunio restregándole por la cara que esa teoría sobre el Pilonga no era más que una milonga." 
En conclusión, lectura altamente recomendable, no dudéis en darle una oportunidad a los tres títulos que conforman la historia si finalmente caen en vuestras manos. 

lunes, 7 de enero de 2019

Tarro-Libros 2019. De nuevo a la carga con la iniciativa.

Una rápida entrada para afirmar que sí, que de nuevo me apunto a la iniciativa del Tarro-Libros 2019.
¿En qué consiste? Dudo mucho que haya alguien que no haya oído hablar de esta iniciativa que puso en marcha Carmen, del blog Carmen y amigos, pero no tengo ningún problema en volver a contar en qué consiste este reto.


La iniciativa es muy sencilla, consiste en ir guardando un euro, o la moneda del país del que seáis, por cada uno de los libros leídos durante el 2019; si se puede, se comparten las lecturas con el resto de miembros del grupo en facebook (el plazo para pedir la entrada en el grupo termina el 31 de enero, y si estáis interesados en participar podéis pedir el ingreso AQUÍ).
Nos comprometemos a no abrir el tarro, la hucha o el recipiente que elijamos para guardar nuestras monedas hasta el último día del año, y con lo que recopilemos, compramos, como no puede ser de otra forma, más libros. Fácil, ¿verdad?
Y se recomienda ir anotando los títulos leídos, así como agenciarse una libreta para ir anotando las recomendaciones del resto de amigos del grupo. Los libros pendientes no se reducen, más bien entran ganas de seguir leyendo, porque a lo largo del año serán muchos los títulos recomendados, y nos entrarán unas ganas locas de disfrutar con lo que otros recomiendan, pero disfrutamos con los libros y de eso se trata.

Este año he cambiado de tarro, voy a utilizar una pequeña cajita de galletas con aire escocés, que tiene el tamaño perfecto para guardar la pequeña libreta en la que voy anotando mis lecturas.


Y como "El taller de libros prohibidos", de Olalla García, me ha acompañado entre finales de diciembre y los primeros días de enero de este año que empieza, pongo ya mi primer euro en la cajita, esperando que se vea acompañado por muchos más.

Y nada, solo deciros que os animéis, que este reto realmente no cuesta mucho, se trata de disfrutar leyendo y ahorrar para comprar nuevos libros con los que seguir disfrutando. Todo un bucle, pero merece la pena. ¡Nos leemos en el Tarro-Libros 2019!




"El taller de libros prohibidos", de Olalla García.

Está claro que la actividad en #SoyYincanera no va a bajar de ritmo; terminamos el 2018 con la lectura simultánea del libro que hoy os traigo, y empezamos el 2019 publicando la reseña del mismo. Esperemos que este nuevo año nos acerque lecturas tan interesantes como las que pudimos disfrutar en el año que se ha ido, y que sean muchos los que se animen a seguir las locuras del grupo. Sin más, vamos con los datos técnicos del libro a reseñar:

Título: El taller de libros prohibidos
Autora: Olalla García
Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U. -Ediciones B-
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 978-84-666-6433-2
576 páginas
Primera edición: octubre de 2018
Primera reimpresión: noviembre de 2018
P.V.P.: 21'90€





Sinopsis (tomada del propio libro)

Un thriller histórico ambientado en el fascinante mundo del libro en el siglo XVI.
Alcalá de Henares, 1572. La joven librera Inés Ramírez acaba de quedar viuda y ha de ponerse al frente del negocio familiar. Pronto descubre que su esposo poseía la clave de acceso al único ejemplar de un libro prohibido, cuya desaparición había sido ordenada por el poder político y la Iglesia siglos atrás.
Con la colaboración de Pierre Arbús, un oficial de imprenta francés, inicia la investigación. Tendrá que tratar con personajes de todo tipo: maestros impresores, eruditos, delincuentes, nobles de alta cuna... Y todo bajo la sombra omnipresente de la Inquisición, que vela por controlar el pensamiento y la palabra, y la estricta censura de Felipe II.
Novela de intriga histórica, El taller de libros prohibidos nos transporta a la época en la que imprimir libros, venderlos y leerlos podía ser una actividad sumamente peligrosa.


Datos sobre la autora

Olalla García (Madrid, 1973) estudió Historia en la Universidad de Alcalá, para la que actualmente trabaja como profesora de literatura. Ha publicado con gran éxito cinco novelas: Ardashir, rey de Persia (2005), Las puertas de seda (2007), El jardín de Hipatia (2009), Rito de paso (Ediciones B, 2014) y En tierra de Nadie (2016). También ha traducido al castellano numerosas obras de autores clásicos y modernos. Desde hace diez años colabora estrechamente con diversas editoriales como escritora, traductora y lectora.
Para saber más sobre ella y su obra, visita su web: http://www.olallagarcia.com/
Datos sobre la autora tomados del propio libro.
Fotografía de la autora: © Rafael Molina

Impresiones sobre el libro

Si tengo algo claro es que #SoyYincanera está resultando una experiencia muy grata, tanto a la hora de haber encontrado un estupendo grupo humano con el que compartir lecturas como a la hora de conocer a nuevos autores y sus obras. Las dos experiencias están resultando muy interesantes, y lo de descubrir la obra de autores a los que no había tenido el placer de leer es algo que sin duda agradezco. Este es el caso de la autora de la que hoy os hablo, Olalla García, que si bien no es una escritora novel, su obra "El taller de libros prohibidos" ha sido mi primera aproximación a su trabajo y debo reconocer que ha resultado una experiencia bastante grata, aunque debo puntualizar que estamos ante un libro de novela histórica, que en ocasiones puede resultar algo lento, a pesar de que encierra entre sus páginas una buena intriga, y da cuenta de una manera magistral de una época y un escenario concretos, la Alcalá de Henares de finales del siglo XVI, bajo el reinado de Felipe II, haciendo hincapié en un oficio muy arraigado por aquellas fechas, tratándose de la ciudad de Alcalá, con su Universidad y sus alumnos, necesitados de libros para llevar a cabo sus estudios; y es precisamente este mundo, el de la impresión y la configuración del libro el que Olalla García toma como referente para hacer de "El taller de libros prohibidos" todo un tratado de lo que significaban los libros en la época, y todo lo que traía tras de sí, para los dueños de imprentas y los trabajadores a su cargo, la confección de los libros que luego debían servir a los estudiantes de la Universidad, y a todos aquellos que quisieran acercarse a la palabra divina, bajo las leyes que marcaban las autoridades religiosas, con la Inquisición a la cabeza, porque alejarse de los cánones establecidos por la Iglesia bien podía ser objeto de persecución y castigos mayores.
"En opinión de los inquisidores, los libros representaban uno de los mayores soportes de la fe y, por la misma razón, uno de sus peores enemigos. Ellos solo se bastaban para salvar un alma o para condenarla."
"(...) en un mundo de ideas irreconciliables, guiado por la intransigencia y el miedo más viscerales, los libros también pueden traer consigo ruina y muerte."
La autora centra su historia en la ciudad de Alcalá de Henares, en pleno siglo XVI, durante el reinado de Felipe II, allá por el año 1572, con la Universidad en pleno apogeo, lo que propicia la gran cantidad de imprentas, talleres de encuadernación, y todo un conjunto de oficios dedicados al mundo del libro y lo que esto conllevaba (los estudiantes acudían a los talleres a comprar los materiales y las obras que necesitaban para sus estudios, proliferaban los oficios especializados en la encuadernación de estos libros, entre tiradores, batidores, aprendices, maestros, oficiales y dueños de los negocios...). Aunque eran muchos los talleres dedicados a esta importante labor, todos tenían clientela y podían sobrevivir gracias al mundo estudiantil, a pesar de las prohibiciones que tanto la Iglesia como la figura del rey habían impuesto de imprimir o no determinadas obras, so pena de ser tratados como herejes, lo que conllevaría que los dueños de los talleres, así como sus familias, y todos los que para ello trabajaban acabaran en la más completa ruina o purgando sus pecados en galeras o en la hoguera; tal era la dificultad a la que tenían que enfrentarse en este complicado siglo XVI, y la autora ha sabido plasmarlo a la perfección, tomando como referente a su personaje principal, Inés Ramírez, una joven viuda que debe ponerse al frente del negocio familiar, un taller de impresión, que antes regentaba su esposo, muerto de forma inesperada unos meses antes, y que debe luchar contra las tradiciones de la época, que no veían con buenos ojos que fuera una mujer la que estuviera al frente de este tipo de negocios, en la mentalidad de la época orientados a los varones. La descripción del funcionamiento del taller de impresión, la lista de libros que estaba permitido imprimir y los que no pasaban la censura, los registros a los que estaban sometidos los talleres por parte de las autoridades, la explicación de cómo se encuaderna un libro, y las diferentes manos por las que dicho libro pasa dentro de ese taller. Con esta forma de acercarnos al funcionamiento interno de un taller de impresión la autora consigue que el lector viva esta experiencia como si la estuviera viendo in situ, y ello no es debido solo a lo bien que está descrito el libro en sus múltiples pasajes, sino al lenguaje utilizado, que nos acerca a la época que describe de una manera excepcional, aunque en ocasiones emplee unas palabras adecuadas a la época, propias del oficio de impresor, y que tenemos la suerte de poder consultar en un glosario al final del libro, junto con un apéndice en el que se hace mención a los múltiples personajes que aparecen en la trama, ya que la autora combina personajes reales con otros ficticios, y quizá ese gran elenco de protagonistas pueda hacer que en algún momento se pierda un poco el eje de la trama, pero si echamos mano a consultar el apéndice final a medida que vamos leyendo, es mucho más sencillo seguir la lectura, y no perderse entre el gran entramado que la autora ha urdido en su obra, que cuenta con un misterio a resolver, que afecta a Inés y a los negocios de su fallecido marido y que ella se empeña en desentrañar, centrándose en la búsqueda de un libro de los considerados prohibidos, reclamado por unos y otros, para salvaguardarlo o para quemarlo para siempre; esta búsqueda se convierte en parte central de la trama, y las actitudes de los distintos personajes tendrán mucho que ver con este tema.

Del mismo modo que la autora toma a su personaje como eje central para explicar el funcionamiento de los talleres de impresión, utiliza a Inés Ramírez como prototipo de mujer fuerte, que debe luchar ante las dificultades que supone ser una joven y "desamparada" viuda en la España del siglo XVI. Si hablamos del papel de la mujer en esos oscuros tiempos que tan bien ha sabido reflejar la autora, estamos ante una obra a la que merece acercarse sin ningún género de dudas. La autora ha sabido reflejar muy bien las dificultades a las que debía enfrentarse la mujer, tomando como referencia la fuerza de la joven viuda, la beatería de su madre y de las damas de compañía, más pendientes de lo que puedan pensar de Inés que de su propio interés. La figura de su hermana, una mujer adelantada a su tiempo y que decide por sí misma, sin importar el qué dirán, pondrán el punto de humor en la trama. La autora ha sabido crear unos personajes femeninos fuertes, y eso se le agradece. Este ha sido un punto a su favor, que queda bien complementado con la aparición de personajes masculinos potentes, de todas las clases sociales, a las que Inés se deberá enfrentar, destacando sobre ellos Pierre Arbús, un oficial de imprenta francés que entrará en la vida de Inés y la ayudará a encontrar el libro prohibido, y del que como lector no sabes muy bien si confiar o desconfiar, porque como ocurre en toda buena intriga, este personaje tendrá sus luces y sombras, y nos deparará sorpresas a lo largo de la trama.

Hablando de la importancia que se le daba a la mujer en el siglo XVI, os dejo unas cuantas frases que encontramos en el libro:
"A diferencia de lo que ocurría en su Francia natal, donde hombres y mujeres se sentaban juntos a la mesa, las españolas solían alimentarse en sus habitaciones o en la cocina, junto a los criados y aprendices. No acostumbraban a presentarse en el comedor junto a los varones de la casa; y, cuando lo hacían, se sentaban en el suelo para mantenerse en completo silencio."
 "Volved a casa, Inés, a rezar por el alma de vuestro esposo, como es vuestro deber. Aquí regentamos un negocio decente. No permitimos el acceso a mujeres que tienen la desvergüenza de vagar por la calle como perro sin dueño."
"Las mujeres han de ser pacientes para sufrir a sus maridos, madres amantes de sus hijos, amables con sus vecinos, prudentes en materia de honor y ofrecer buena y honesta compañía a sus esposos." (Juan Luis Vives)
"Habían transcurrido poco más de seis meses desde el fallecimiento de su marido. Y toda viuda decente se debía al menos a un año de luto; un año recluida en una estancia."
"Se deba el caso de que la reputación de la hembra resultaba más frágil que la del varón, pues si a este solo se le juzga en base a sus actos, a ella se le sentenciaba por meras sospechas." 
En general, estamos ante una buena historia, gracias a la cual descubrimos cómo sería la Alcalá de finales del XVI y en general el ambiente que se viviría en España, en eterna lucha entre el poder religioso y el avance de la cultura, que se favoreció con la difusión de la imprenta, dando posibilidad a que muchos fueran los que accedieran a títulos que las autoridades eclesiásticas consideran como herejía o como algo prohibido. Todo este ambiente de lucha y difusión de la cultura queda perfectamente reflejado en este libro, que sirve al lector para reflexionar sobre el papel de la mujer, de la mano de protagonistas femeninas potentes, a las que la autora ha dotado de fuerza y determinación para sobresalir en un mundo de hombres, a pesar de sus supuestas debilidades. Un ambiente muy bien reflejado, unos protagonistas potentes, una intriga que queda servida desde los inicios de la trama y que se mantiene a lo largo de toda la historia, y un lenguaje cuidado que nos acerca a la España del siglo XVI, gracias a una documentación que está claro que la autora domina, son los ingredientes que hacen de este libro una historia redonda con la que el lector sin duda disfrutará, a pesar de que en algunos momentos la trama quede ralentizada; a pesar del ritmo lento en algunos momentos, y de la cantidad de personajes que pululan por la historia, el apéndice final hace que no salgamos de la trama, y que disfrutemos con la historia de Inés y Pierre Arbús, porque los intereses de ambos, cada uno en un sentido, serán al final el interés del lector, que querrá saber sin duda qué pasa finalmente con el "De Viris Illustribus", el libro que parece despertar el interés de muchos de los personajes que encontramos por la trama, buenos y malos, y como toda buena intriga, muchos de ellos guardan también secretos e intereses personales, y eso enriquece sin duda la trama. Por mi parte, decir que estamos ante una lectura muy recomendable, a la que quizá hay que dedicar algo de tiempo, para saborear y asimilar todo lo que la autora quiere contarnos. Sin duda, me apunto su nombre para seguirle la pista y acercarme en otro momento a su obra, que me ha dejado buen sabor de boca. Os animo a disfrutar con ella.

 
 

lunes, 10 de diciembre de 2018

"El intercambio". Fernando Aleu.

Seguimos con las lecturas en #SoyYincanera, y esta vez hemos vuelto al género histórico, disfrutando una lectura que ha tenido como fondo un hecho real que tuvo lugar en la Barcelona que aún se estaba recuperando del final de la Guerra Civil. Sin más, vamos con los datos técnicos del libro:

Título: El intercambio
Autor: Fernando Aleu
Editorial: Roca Editorial de Libros, S.L.
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 978-84-17541-19-4
Primera edición: noviembre de 2018
416 páginas
PVP.: 19'90 €

Sinopsis (tomada del propio libro)

En mitad de la Segunda Guerra Mundial, los aliados y Alemania acordaron llevar a cabo un intercambio de soldados prisioneros de guerra al final de la cruenta campaña militar del norte de África. En el puerto de Barcelona, que fue el lugar aceptado por ambas partes, cuatro mil soldados, la mitad de cada bando, fueron intercambiados en el muelle de España, el 27 de octubre de 1943, en una operación que supuso la intervención de dos buques de cada bando.
Uno de los prisioneros era un judío alemán de veinticuatro años que, en caso de haber sido devuelto a Alemania, hubiera corrido el riesgo de ser enviado a un campo de concentración. Un grupo de personas unidas por las circunstancias participó en un complot  para rescatar a aquel soldado judío.

Datos sobre el autor
Fernando Aleu nació en Barcelona, donde obtuvo el título de doctor en Medicina en 1953. Realizó sus estudios de posgrado en los hospitales de la Universidad de Iowa, el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York y en la New York University School of Medicine, donde obtuvo el puesto de profesor asociado de Neurología. Al cabo de nueve años comenzó a reducir lentamente este trabajo para terminar dedicándose a una aventura comercial asociado a la multinacional Puig, con sede en Barcelona. Ha sido presidente de la Cámara de Comercio de España en Estados Unidos, presidente de la Fragance Foundation de Nueva York y miembro fundador del Olfactory Research Fund. Actualmente es el presidente del Queen Sofía Spanish Institute de Nueva York. Ha sido condecorado dos veces por el Gobierno español y ha merecido la Medalla de Honor de la Ciudad de París. El intercambio es su primera novela.

Impresiones sobre el libro

Debo reconocer que no tenía muy claro qué iba a encontrar en la lectura de "El intercambio". Por circunstancias personales el libro ha durado en mis manos mucho más de lo que yo hubiera deseado, y no porque no estuviera interesante lo que la historia narraba, sino porque no estaba yo en mi mejor momento de lectura. Dejando de lado este pequeño problema lector en el que me he visto inmersa, sabía que iba a disfrutar con la historia siempre y cuando tuviera tiempo de entrar en ella (noviembre y diciembre son buenos meses para cogernos en baja forma física, y da igual qué libro tuviera entre mis manos; ya se sabe que si no abres el libro difícilmente puedes entrar en la historia que éste trata de contarte). Explicado este lapsus lector en el que me he visto inmersa, sabía que el libro no iba a desagradarme, porque si bien es cierto que disfruto mucho más con los libros ambientados en la Guerra Civil Española y en la posguerra que se vivió después, y no tanto con los que tienen como fondo histórico la Primera y Segunda Guerra Mundial, el tema tratado en El intercambio tocaba de lleno la posguerra española, y uno de sus escenarios, Barcelona, a poco de terminada la Guerra Civil, con los contrastes entre clases pobres y más privilegiadas, se iban a ver reflejados en la trama, y eso es algo con lo que he podido disfrutar, del mismo modo que lo he hecho con la forma que ha tenido el autor de combinar la vida de diferentes personajes de todas las capas sociales y nacionalidades para que la historia que trata de contarnos en su libro tenga un verdadero sentido. Os puedo garantizar que si no pasáis por un parón lector y conseguís abrir el libro y meteros en la historia a un ritmo normal, los personajes y la trama te atrapan, y no te dejan abandonar la historia hasta que llegas a la resolución final, aunque intuyes más o menos claramente qué va a pasar con el soldado que muchos quieren salvar.

Tiene mérito que estemos ante una primera novela de su autor, Fernando Aleu, que ha echado mano de sus propias vivencias para relatar un acontecimiento que vivió de lleno en su etapa adolescente, el intercambio de prisioneros de guerra entre el bando nazi y el bando aliado en el puerto de Barcelona allá por 1943. No hay nada como escribir sobre algo que se conoce para dotar de mayor verosimilitud aquello que quieres contar. El autor tenía entre sus manos las pinceladas de una historia real de la que fue testigo en su adolescencia, y ha sabido crear todo un elenco de personajes para dotar a la misma de credibilidad, consiguiendo una historia interesante, no exenta de emoción, y donde se da gran importancia a las relaciones humanas, ya sea en el ámbito de la amistad, el amor, o simplemente en la camaradería y abnegación para ayudar al necesitado, evitando lo que traería como resultado una muerte segura.

Recorriendo escenarios como Berlín, Múnich, Nueva York y Barcelona, asistimos como lectores a los acontecimientos que tuvieron en vilo a los europeos y estadounidenses durante buena parte de la Segunda Guerra Mundial, ya que la historia avanza entre 1939 y 1943. Conoceremos en Nueva York al neurólogo Werner Applefeld, allá por 1943, prestigioso doctor del hospital Monte Sinaí y hábil conferenciante y docente, criado en Alemania, por sus tíos Franz y Greta, que hicieron lo posible para que triunfara como médico. De origen judío, mantiene con su primo Max una relación epistolar, y son precisamente estas cartas que se remontan a 1939 las que ponen al lector en antecedentes de la situación real que se vive en Alemania con el ascenso del partido nazi, la persecución de los judíos y toda la propaganda que ello supone en el resto del mundo. El doctor Werner Applefeld y su primo Max Liniger son los verdaderos protagonistas de la trama. Max es un joven idealista, guapo y atlético, admirado tanto por hombres como por mujeres; su trabajo como trapecista en los Cóndores Voladores le ha generado una gran fama entre los militares y las clases pudientes de Alemania, y aunque es de origen judío por parte de padre, nada en su físico hace creer eso, siendo elegida su imagen como prototipo del joven ario tan apreciado por los alemanes más extremistas. A pesar de su origen judío, el joven Max, conocido entre su público como Adonis, no siente en ningún momento que ni él ni su familia estén en peligro, a pesar de que su padre falleció víctima de la persecución a la que estaba sometido el pueblo judío. Su madre intenta por todos los medios que Max abra los ojos a la realidad que está viviendo Alemania y trate de salvar su vida huyendo con ella a Suiza, pero las buenas relaciones que el joven mantiene con los miembros de su equipo de trapecistas, con los militares que vienen a disfrutar de sus proezas físicas encaramado en lo alto del trapecio sin contar con la protección de una mísera red, y Rosy, una amante alemana, espía para más señas, que le supera en edad pero con la que pasa muy buenos momentos, tanto que solo es capaz de ver por sus ojos, hacen que Max viva en una realidad totalmente distorsionada, sin que los acontecimientos que se están dando a su alrededor en la fase más cruda del ascenso del nazismo puedan cambiar su modo de pensar. Solo cuando un gran amigo de la infancia, Joshua Scheinberg, judío como él, músico y homosexual, se pone en el punto de mira de los militares alemanes, llega Max a comprender que la situación no es tan onírica como él la imagina, y siguiendo los consejos de Rosy Djeckhoff, su amante, que trabaja para la Abwerh, el servicio de inteligencia y espionaje alemán, muy al tanto de lo que pasa tanto en Alemania como en otros países de Europa, incluida España, que llegará a ser foco de sus investigaciones, no duda en alistarse en el ejército para así no acabar en un campo de concentración. Las consecuencias de la guerra en África, donde Rommel va perdiendo posiciones, acaban con Max herido, embarcado en un buque inglés en el puerto de Barcelona para ser intercambiado por otro soldado británico también prisionero, con el fin de regresar a Alemania, pero el buen hacer de sus familiares y amigos, y de gente que no le conoce pero que está dispuesta a embarcarse en una locura, harán posible que pueda libarse de un final de lo más complicado si pisa de nuevo suelo alemán, donde las condiciones para los judíos se estaban poniendo cada vez más tensas.

Asistiremos como lectores a ese cambio en la mentalidad de Max, a través de sus cartas y de sus conversaciones con familiares, amigos, y altos cargos militares con los que se codea, a la situación que se vive en Alemania cuando la guerra solo era un rumor y cuando ésta alcanza sus cotas más altas; de la mano de Rosy, personaje frío y calculador en ocasiones, aunque guarda su corazoncito cuando de salvar lo que estima se trata, visitaremos la Barcelona de la posguerra, en la que asistimos a estancias en hoteles de lujo solo al alcance de algunos visitantes extranjeros, con sus desayunos y el disfrute de algunos espectáculos, y veremos cómo la población autóctona tiene que subsistir yendo detrás del camión del auxilio social, que va repartiendo pan, o cómo los pescadores deben salir a faenar para difícilmente lograr su sustento, en un ambiente aún de miseria, dentro de una ciudad que trata de recomponerse como si la Guerra Civil que la asoló hace ya algunos años no hubiera tenido lugar.

Junto a los personajes de Werner, Max, Rosy y Joshua, Fernando Aleu se apoya en otros muchos, de todas las clases sociales, como Thelma, la fiel secretaria de Werner, Óscar Prat, con el que Werner comparte una travesía marítima en uno de los buques de lujo que navegaban por el Atlántico, y cuya ayuda será fundamental a la hora de llevar a cabo el ansiado intercambio; Giselle es otra de las protagonistas de las que tendremos noticia, compartiendo una de esas travesías en barco, y se convertirá en el gran amor por el que suspira Werner; aunque esta historia de amor es más bien un relleno en la trama principal de la novela, tiene toda la pinta de ser un complemento o un guiño del autor, que bien podría ser un alter ego del doctor Werner, ya que el protagonista se enamora de una guapa mujer que tiene mucho que ver con el mundo de los perfumes, una profesión en la que el autor de este libro también se mueve como pez en el agua. Medicina y perfumes definen la vida del autor, y está claro que éste les ha querido hacer un guiño en esta su primera novela.

En definitiva, una lectura muy entretenida, que se hace mucho más rápida en la segunda parte del libro, cuando empiezan a ponerse sobre la mesa los planes para aprovechar ese intercambio, del que gracias al autor muchos hemos tenido una primera noticia (personalmente no tenía muy claro que este hecho se hubiera llevado a cabo en el puerto de Barcelona), escrita con un lenguaje cercano, que combina la descripción, sin hacerse pesada, de los diferentes ambientes que se dan en Europa y Estados Unidos en unas fechas tan decisivas, que ayuda al lector a saber cómo se estaba despertando una ciudad como Barcelona de una Guerra Civil fraticida que la había convulsionado poco tiempo antes, cómo se van despertando las conciencias europeas ante lo que realmente suponía la amenaza del nazismo y la persecución del pueblo judío. Una novela en definitiva que nos acerca a una etapa convulsa de la historia política del siglo XX, desde un punto de vista no tan repetido (al menos es la primera vez que veo lo del intercambio en una novela, aunque reconozco que la Segunda Guerra Mundial no es la época histórica sobre la que más suelo leer), y para mí ha sido una agradable novedad. Para ser una primera novela, merece la pena ser leída; si el autor se anima a contar alguna anécdota más de las que guarda en su vida, habrá que seguirle la pista, porque ha sabido montar una bonita historia de amistad y amor partiendo de un hecho que tuvo la suerte de ver desde lejos siendo joven, y el resultado ha sido redondo. Habrá que seguir la pista de una futura novela, sin duda.

Gracias por último a #SoyYincanera y a Roca Editorial por haberme facilitado un ejemplar para esta reseña. 

Algunas frases interesantes:
"... A mis alumnos les pido siempre que cuestionen lo que oyen. ¡Les pido que critiquen las afirmaciones, las políticas, las noticias de la prensa, que critiquen también a los profesores que les damos clase! Sin preguntas provocativas no hay respuestas interesantes."
"... Todas las guerras se pueden evitar. Pero lo que no hay modo de refrenar son las ganas de librarlas."
"Si quieres convencer a alguien de algo, no hay nada mejor que repetir un mensaje hasta la extenuación, y así meterle el miedo en el cuerpo. Nada más efectivo y fácil que inventar enemigos." 
 

miércoles, 14 de noviembre de 2018

La isla de las últimas voces. Míkel Santiago.

Vuelta al thriller en #SoyYincanera, esta vez de la mano de un autor español que ha supuesto toda una delicia, y del que ya tenía conocimiento previo por un libro de relatos de temática de intriga que pude disfrutar en Amazon. Aunque el libro que aquí traigo es el cuarto de su cosecha, tengo dos títulos suyos en papel esperando en la estantería, y este acercamiento a su obra más reciente me ha dado ganas de adelantar lecturas, porque Míkel juega con un toque sobrenatural en sus novelas y eso es algo con lo que yo disfruto.
Sin más vamos con los datos técnicos del libro:

Título: La isla de las últimas voces
Autor: Mikel Santiago
Editorial: Ediciones B
Penguin Random House Grupo Editorial, S. A.
Primera edición: septiembre de 2018
ISBN: 978-84-666-6408-0
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
558 páginas
P.V.P.: 20'90€

Sinopsis (tomada del propio libro)

UNA ISLA PERDIDA EN EL MAR DEL NORTE.
El temporal se cierne sobre St. Kilda y casi todos han huido en el último ferry. No quedan en la isla más de cincuenta personas, entre ellos Carmen, una mujer española que trabaja en el pequeño hotel local, y un puñado de pescadores. Serán ellos quienes encuentren un misterioso contenedor metálico junto a los acantilados.

UNA EXTRAÑA CAJA TRAÍDA POR LAS OLAS.
A través de unos personajes llenos de matices y secretos, atrapados en el corazón de la tormenta, Mikel Santiago nos plantea la pregunta que sobrevuela cada página de la novela...

¿HASTA DÓNDE ESTARÍAS DISPUESTO A LLEGAR PARA SOBREVIVIR?
Mikel Santiago vuelve a las librerías para atrapar al lector como solo consiguen los grandes maestros del thriller.

Datos sobre el autor

Mikel Santiago nació en Portugalete (Vizcaya) en 1975. Comenzó escribiendo relatos y novelas cortas, y publicando sus propios e-books en internet, con lo que consiguió llegar a la lista de best sellers de iTunes, Amazon y Barnes & Noble. Ha vivido en Irlanda y en Ámsterdam. Actualmente reside en Bilbao.

Ha publicado las novelas La última noche en Tremore Beach (2014), El mal camino (2015) y El extraño verano de Tom Harvey (2017) en Ediciones B. Todas ellas han escalado hasta los primeros puestos en las listas de best sellers en España y han sido publicadas en una veintena de países. Sus obras han conquistado tanto a los lectores como a la crítica internacional.


Impresiones sobre el libro

"La isla de las últimas voces" ha sido mi primer acercamiento a una novela escrita por Mikel Santiago. Tuve el placer de leerle como autor de relatos, en su obra "Noche de almas y otros relatos de terror", que pude reseñar en el blog (puedes leer la reseña AQUí si te interesa). Ya allí decía que me había quedado con ganas de seguir leyendo al autor, e incluso tengo un par de títulos suyos en papel esperando en la estantería, pero por circunstancias personales han quedado relegados esperando su turno, que espero se vaya acercando en el menor tiempo posible, porque la lectura del libro que hoy traigo al blog me ha recordado que Mikel Santiago es un escritor que garantiza unos buenos momentos de lectura, y el toque sobrenatural de sus novelas es algo que personalmente agradezco. Si a eso le unes un buen toque de intriga y agilidad en la forma de narrar, tenemos garantizados unos buenos momentos de lectura amena.

La acción de la novela se desarrolla en St. Kilda, una aislada isla en el Mar del Norte, en un período cercano a la Navidad. Los de por sí escasos habitantes de la isla abandonan su hogar para disfrutar esta fiesta en el continente, con familiares y amigos, y son pocos los habitantes que quedan aislados compartiendo esos días festivos. Y aislados es la palabra correcta, ya que el último ferry que algunos deciden no coger será realmente el último en varios días, porque una tormenta dejará incomunicados a los habitantes de la isla, sin ninguna posibilidad de relacionarse con el continente ni nadie en los alrededores. Víctima de esta misma tormenta será un avión militar que sobrevuela la isla con un curioso cargamento en su interior, un contenedor de grandes dimensiones que permanece intacto tras el accidente aéreo, del que solo sale superviviente el sargento Dave Dupree, que tenía como misión principal destruir "la caja" (que así es conocido el contenedor a partir de ahora entre los distintos habitantes de la isla) en caso de grave problema. Las circunstancias harán que el sargento Dupree no pueda llevar a cabo su misión, y a partir de ese momento su propia vida y la de los habitantes de la isla dará un giro total, y gracias a ello nosotros como lectores podremos vibrar con una trama muy bien hilvanada, en la que conoceremos las interioridades de los moradores de la isla, y cómo reaccionan ante las adversidades, y qué están dispuestos a hacer por sobrevivir en todas las facetas de la vida.

La aparición de la caja trastoca a todos los residentes de la isla, en menor o mayor medida. Mikel Santiago juega con los miedos y desvelos de los distintos protagonistas de la trama para introducir un punto sobrenatural en su historia. Anque Dave Dupree va a tener un peso importante en la trama, son varios los personajes que por allí pululan, como  la española Carmen, el otro pilar en el que recae la historia, Amelia Doyle, Didi, Charlie Lomax, Bram, los hermanos Lusk con Lorna a la cabeza... Todos ellos nos ofrecerán matices de comportamiento (conoceremos a personajes muy buenos y también muy malos, fanáticos religiosos, autoridades que pasan de ejercer su autoridad, gente que arrastra un lastre en definitiva, y que acabarán condicionados en sus actuaciones por la presencia en su isla de la controvertida caja).

Escrita con un lenguaje sencillo y coloquial, cercano, la historia alterna las narraciones en tercera persona, el grueso de la novela, con las narraciones en primera persona protagonizadas por el sargento Dave Dupree. Mikel Santiago abandona aquí la narración total en primera persona propia de libros anteriores y alterna entre la primera persona (de la mano del sarcástico sargento, capaz de sacar una nota de humor ante las situaciones más complicadas) y la narración en tercera persona, cuando se describen escenas protagonizadas por el resto de protagonistas de la novela; de esta manera el lector tiene en su poder todas las bases para conocer cómo actúan los distintos personajes y el motivo que les puede llevar a hacerlo así.

Cada uno de estos protagonistas guarda un secreto de su pasado, un lastre que le acompaña. La propia Carmen, la otra protagonista en la que recae la historia principal, una española que ha decidido abandonar su vida en Madrid refugiándose en la isla y en su trabajo en el hotel Kirkwall, regentado por Amelia Doyle, que acabará acogiendo a Carmen como a una hija, porque sabe que no es normal que una chica joven decida aislarse en un lugar tan remoto y recóndito; la isla y su trabajo en el hotel servirán a Carmen para alejarse de los fantasmas que parecen acompañarla.

El hecho de alternar capítulos a cuyo encabezamiento encontramos los distintos personajes que pueblan la novela, al principio protagonizados por Dave y Carmen, luego más al final del libro bajo el punto de vista de otros actores importantes en el desarrollo de la trama, hará que como lectores conozcamos bastante a fondo la psicología de cada individuo, su forma de pensar, sus fortalezas y debilidades, estas últimas muy importantes para el desarrollo de la trama, que darán el punto sobrenatural a la historia, un cierto toque paranormal que puede que no guste a todos los lectores, pero que considero que está tan bien integrado en la trama que para nada molesta, y ayuda a dar ese punto de intriga a una historia que está muy bien narrada, con un argumento redondo en la que además de los protagonistas de carne y hueso destacan como protagonistas principales y de gran peso tanto la propia isla, como la caja, muy bien descritos por parte del autor. La descripción de la isla aporta un toque claustrofóbico a la trama, un territorio pequeño, aislado por una fuerte tormenta, habitado por una comunidad pequeña donde todos se conocen pero que guardan secretos entre ellos, y a los que parece influirles las condiciones climáticas.
"-- Cuando empieza a soplar, este viento norte tan seguido, la gente comienza a volverse majareta en la isla -dijo Didi-. No es broma. Es mucha oscuridad y demasiado frío para cualquier humano."
"El viento afuera sonaba como un aullido. En St. Kilda se decía que el viento cantaba. Que era el espíritu de los monjes que habían vivido aislados allí durante siglos."

El hecho de que aparezca un gran contenedor flotante en las aguas que rodean la isla hace que algunos habitantes de la misma vean en esta circunstancia una salida a los problemas que de por sí tiene la isla, aislada de todos y sin que las carencias personales de los pescadores de la zona parezcan importar demasiado a los gerifaltes del continente.
"Y allí, en el centro de aquel infierno de cuerpos rotos, negra y grandiosa se elevaba la caja. Esa maldita caja."
Un gran contenedor, asegurado por grandes flotadores para evitar su hundimiento, y con una cerradura protegida para evitar que cualquiera pueda abrirlo, disparan las ansias de mejora de aquellos que creen se merecen algo más, y eso desata problemas en la isla, entre los distintos protagonistas, sacando lo peor de algunos de ellos en determinados casos. La atracción que la caja parece ejercer en cada uno de los protagonistas cambiando su forma de pensar y actuar, sacando lo peor de ellos en algunos casos, da a la trama un toque de intriga, acción y realismo (aunque aquí también se ve el toque paranormal que puebla la escena y con el que personalmente he disfrutado).

Novela muy bien escrita, trama con acción trepidante, muy bien narrada, con toques paranormales, pero también creíbles, que hacen que las páginas del libro vuelen entre nuestras manos. Seguramente, si hubiéramos sido protagonistas de esta historia, querríamos haber podido huir de esa isla, al igual que les ocurre a los personajes.
"... ¿no sientes como si todo se estuviera poniendo de acuerdo para aislarnos en la isla? Si pudiera, me largaría esta misma tarde."
Mikel Santiago está de gira por España presentando su obra. Tuve la suerte de coincidir con él en Madrid en su presentación en la Fnac, y la tarde de antes pudimos compartir una cerveza en petit comité. Siento envidia de las personas que viven en Madrid y alrededores, porque está claro que por allí se mueve mucho el tema de las presentaciones literarias y es fácil poder coincidir con autores. Si tenéis oportunidad de asistir a alguna de las presentaciones de Mikel no dudéis en acudir, porque le encuentras mucho más sentido al libro oyendo cómo lo defiende el autor, y el proceso por el que fue creada la historia en su cabeza. Se nota que ha disfrutado escribiendo este libro y como lectora he podido sentir que el autor se ha divertido creando los personajes y dando forma a la trama. Por mi parte, prometo adelantar las lecturas de sus tres libros anteriores, antes de que escriba el próximo, que algunos ya estamos esperando como agua de mayo, y no puedo dejar de recomendaros este. Estamos ante una historia cerrada, con personajes bien definidos y trama adictiva. Un placer para aquellos que gustan de disfrutar de un buen thriller. Un libro para disfrutar y un autor a tener en cuenta, sin duda.

Agradezco a #SoyYincanera, con Carmina y Ana a la cabeza, el que hayan elegido este título para llevar a cabo una lectura simultánea, y como no, a la editorial por mandarme un ejemplar para que lo haya podido reseñar (además, tuve la suerte de traérmelo firmado por el autor en mi viaje a Madrid).

Hasta una próxima reseña. ¡Nos leemos!

miércoles, 31 de octubre de 2018

Los crímenes de Mitford. Jessica Fellowes.

A la carga con una nueva reseña para #SoyYincanera, todo un descubrimiento si gustas de un buen misterio que tiene lugar en un ambiente más bien clásico, que bien recuerda a las novelas de intriga escritas por la inolvidable Agatha Christie o por la también autora Anne Perry.


 Esto es lo que nos dice la página de Roca Editorial sobre el libro:
Por la autora best seller internacional y creadora de cinco libros oficiales de Downton Abbey, Jessica Fellowes, llega una nueva serie de novelas de misterio con crímenes sin resolver.

Ficha técnica
ISBN: 9788417167813
Colección: Novela
Páginas: 400
Formato: Tapa dura
Fecha de publicación: 13/09/2018
PVP.: 19'90€
Ebook: 8'99€

SINOPSIS (tomada de la página de la editorial)
Los crímenes de Mitford.
Seis hermanas. Toda una vida de misterio. Una familia incomparable.
Estamos en 1919, y Louisa Cannon sueña con escapar de su vida de pobreza en Londres y, sobre todo, de su peligroso y opresivo tío.
La única salvación para Louisa es una posición dentro de la casa de los Mitford en Asthall Manor, en el campo de Oxfordshire. Allí se convertirá en institutriz, acompañante y confidente de las hermanas Mitford, especialmente de Nancy, de dieciséis años, una chica joven y mordaz, fantasiosa e imaginativa.
Sin embargo, una enfermera de nombre Florence Nightingale Shore, será asesinada en un tren a plena luz del día, y Louisa y Nancy se encontrarán envueltas en los crímenes de un asesino que hará cualquier cosa para ocultar su secreto.

Sobre la autora

Jessica Fellowes es escritora, periodista y conferenciante.
Conocida por ser la autora de cinco libros oficiales de Downton Abbey, gracias a ellos se consolidó como autora best seller de The New York Times y del Sunday Times.
Anteriormente fue editora de Country Life y columnista para Mail on Sunday. Ha escrito numerosos artículos para medios como Daily Telegraph, The Guardian, The Sunday Times y The Lady. Como conferenciante ha asistido a numerosos eventos tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, así como varias apariciones en radio y en televisión. Vive en Londres y en Oxfordshire con su familia.

Datos sobre el libro y la autora tomados de la página de la editorial: http://www.rocalibros.com/roca-editorial/


Impresiones sobre el libro

El libro que hoy traemos aquí es el primero de una serie que va a tener como protagonistas a las hermanas Mitford, personajes reales de gran relevancia en la primera mitad del siglo XX, por el glamour y una vida que transcurre en un período entre dos guerras mundiales, y todo lo que ello conllevó consigo. La autora va a aprovechar en este libro un caso real, el asesinato de una enfermera, y va a tomar como protagonista a una de las hermanas Mitford, en este caso Nancy, la hermana mayor, en el paso de ésta de la adolescencia a la edad adulta, porque la protagonista está en el libro en torno a los dieciséis, dieciocho años, y todo lo que esto supone en la vida de una familia acomodada de la época van a servir a la autora para ponernos en antecedentes de diferencias sociales entre los miembros más acomodados de la sociedad y las personas que deben trabajar para ellos con idea de conseguir el sustento para ellos y los suyos (en este punto es fácil que los seguidores de la serie Downton Abbey se vean identificados con el ambiente en el que se desarrolla la trama, y se nota aquí que la autora sabe de lo que escribe). Este guiño a Downton Abbey y el halo de misterio que parece rodear la muerte de una enfermera en las primeras páginas del libro, con la consiguiente investigación, hacen de la lectura algo interesante, y los que hemos tenido el placer de disfrutarla hemos quedado con ganas de seguir la serie, al menos este ha sido mi caso.

Agradezco al grupo #SoyYincanera el que haya elegido este título para llevar a cabo una lectura conjunta, y a Roca Editorial el que me haya facilitado una copia en digital para poder seguirla. Estoy convencida de que a este libro le hubiera sacado mucho más partido si hubiera tenido la oportunidad de leerlo en papel, porque son de estos títulos en los que conviene releer las páginas, porque en muchos momentos se habla de datos que han tenido lugar en el pasado, cartas o conversaciones que ayudan a hacerse un retrato globlal mucho más preciso de quién dijo qué y en qué contexto, que ayudan sin duda a esclarecer mejor el misterio, por no decir que no me hubiera perdido entre tanto nombre, especialmente cuando intentan entre los familiares y allegados de la enfermera asesinada, y cuando rememoran escenas que tienen lugar durante la guerra, escenario que muchos de los protagonistas compartieron. ¿Os he dicho alguna vez que adoro leer en papel?

La historia empieza con un prólogo que tiene lugar en enero de 1920, y allí conoceremos al personaje de Florence Shore, a punto de coger un tren en la estación Victoria de Londres. Enfermera jubilada, con experiencia en la Primera Guerra Mundial, donde acude por verdadera vocación y no por necesidad real de dinero, decide disfrutar de su vida una vez licenciada del servicio; su intención en visitar a su amiga Rosa Peal, encargada de un salón de té, pero nunca llegará a su cita porque Florence será asesinada en el tren, en lo que a priori parecería un robo. Las circunstancias hacen que los mismos ocupantes del tren no se den cuenta de que Florence ha sido asesinada, y eso complicará la investigación de los miembros de la policía ferroviaria de Londres, Brighton y la Costa Sur, en principio los encargados del caso, y al frente de ellos Guy Sullivan, un joven policía ferroviario que no pudo ir a la guerra por problemas de salud, y que se toma como algo personal la investigación del asesinato, porque espera que esta resolución pueda activar su carrera y acceder al cuerpo policial, su verdadera ilusión. Las circunstancias harán que varios personajes se vean unidos por esta trama: Florence Shore como víctima, Guy Sullivan como investigador, y Louisa Cannon, la para mí verdadera y principal protagonista del libro, como nexo de unión entre ellos. Las casualidades harán que tanto la víctima como Louisa y Guy compartan escenario; cuando Louisa se ve obligada a saltar del tren huyendo de las perversas intenciones de su tío, Guy se prendará de ella e intentará ayudarla para que se adecente y pueda acudir a una entrevista de trabajo (precisamente como niñera en casa de los Mitford) y así mejorar su suerte. La complicidad que surge en torno a estos dos personajes serán clave para el desarrollo de la trama, y a través de sus ojos y sus relaciones con sus superiores, familiares y amigos, podemos como lectores hacernos una composición de lugar de las relaciones entre las clases trabajadoras y la aristocracia (ahora venida a menos) en el período comprendido entre las dos guerras mundiales.

La estructura del libro está dividida en tres partes, desarrolladas a lo largo de 79 capítulos, que abarcan desde finales de 1919 hasta 1921.

El personaje central de la trama es, como ya hemos indicado más arriba, Louisa Cannon, una humilde joven que vive en situación de pobreza tras la muerte de su padre, ayudando a su madre lavando y planchando ropa para familias un poco más acomodadas. Además de convivir con su madre, comparte techo con su tío, hermano de su padre, que no es precisamente un lechado de virtud. Stephen Cannon, que así se llama el personaje, no tendrá un peso protagonista principal en la trama, pero sus acciones condicionarán el devenir de Louisa y propiciarán el acercamiento entre los distintos personajes de la historia. En lugar de ayudar a su cuñada y a su sobrina a salir adelante ante las dificultades económicas que tienen que afrontar, actuará de forma mezquina; bebedor y jugador, no dudará en poner en peligro la vida de su sobrina para saldar con ella unas deudas de juego. La huida que Louisa hace de este personaje condicionará su vida futura buscando un alivio a su situación, y llevará a la protagonista a entrar como niñera de los hijos de la familia Mitford, con la mayor de las cuales, Nancy, acabará uniéndola algo más que una simple relación de empleada al cuidado de un menor. La perspicacia de Nancy, su dinamismo y las locuras propias de su joven edad llevarán a las dos jóvenes a inmiscuirse en la investigación del asesinato de la enfermera Florence, y nosotros como lectores trataremos de descubrir qué pasó y cuál fue el motivo, con todas las pistas que la autora nos ofrece y haciéndonos una completa composición de lugar con el ambiente histórico tan bien retratado por ella en su trama.

Con un lenguaje sencillo, y una lectura ágil, sobre todo a medida que vamos entrando en la investigación de los hechos (como buena primera novela de una supuesta serie, la autora se ha centrado un poco más en describir los ambientes para situar su narración en un momento histórico concreto), recorremos junto a los protagonistas los años veinte del siglo pasado, una vez concluida la conocida como Gran Guerra, y asistimos, de la mano de los distintos personajes, al conocimiento de dos ambientes bien distintos, el de la aristocracia que quiere mantener su estatus con fiestas, conmemoraciones, bailes con intención de "pescar" marido entre una población masculina diezmada por la guerra... y la lucha por sobrevivir de las clases populares, bien de la mano de los que trabajan como servicio doméstico o aquellos que tienen una profesión más o menos liberal, pero que simplemente les sirve para subsistir. Me ha gustado cómo ha presentado Jessica Fellowes esta serie, sobre todo por la ambientación bien conseguida y por el halo de intriga en torno al que gira la trama, y debo reconocer que he intentado indagar un poco en la vida de las hermanas protagonistas, y por lo que he podido encontrar, estaré a la espera de nuevas historias por ellas protagonizadas, porque si son de este estilo, a mí me tienen ganada. Una lectura con la que he disfrutado sin duda, espero que aquellos que os habéis molestado en pasar por aquí también le deis una oportunidad a esta historia, porque sin duda la vais a disfrutar. 

¡Nos leemos!