domingo, 15 de febrero de 2015

El misterioso caso de Styles. Agatha Christie.

Última reseña que publico para participar en el #HomenajeaChristie que hasta hoy, 15 de febrero, se ha estado organizando en la blogosfera, gracias a Teresa, de "Leyendo en el bus".

Hoy vengo con la reseña del primer libro escrito por Agatha Christie, y que he tenido la suerte de conseguir en el sorteo inicial organizado con motivo del homenaje. Ya había leído este título, pero debo reconocer que lo tenía un tanto olvidado, y me ha resultado grato acercarme de nuevo a él. Es el primer título escrito por la autora y la primera aparición de su detective más emblemático, Hercule Poirot.

Sin más, vamos con los datos del libro:

Título: El misterioso caso de Styles
Autora: Agatha Christie
Título original: The Mysterious Affair at Styles
Publicado originalmente en 1920.
Traductora: Stella de Cal
Editorial: RBA Libros, S.A.
Formato: Tapa blanda
Páginas: 210
Precio: 4´95€
Primera edición en este formato: abril de 2014
ISBN: 978-84-9056-257-4


Sinopsis

La millonaria Emily Inglethorp se ha casado con un hombre veinte años más joven. La familia no está muy contenta con esta decisión, porque ven en el joven marido un hombre que sólo está con ella porque quiere quedarse con toda su fortuna y arrebatarles la futura herencia. Una noche Emily muere tras terribles convulsiones y se empieza a pensar que ha sido víctima de un envenenamiento. Cualquiera puede ser el responsable, porque pronto se descubre que todos en el entorno familiar pueden tener algún motivo para desear la muerte de la anciana.


Argumento e impresiones sobre el libro

Historia escrita por Agatha Christie en 1920, al parecer respondiendo a un desafío de su hermana Madge, que la retó a que escribiera una novela de detectives. Con esta premisa, y aprovechando que la autora había adquirido ciertos conocimientos sobre medicamentos y venenos habiendo trabajado como enfermera voluntaria en un hospital durante la Primera Guerra Mundial, tenemos como resultado la novela que hoy traemos. "El misterioso caso de Styles" es la primera novela de la autora y la presentación oficial de Hercule Poirot, detective belga que formaba parte del grupo de exiliados que huyen de su país y se refugian en Inglaterra tras la invasión alemana de Bélgica.


Hastings, protagonista y narrador de la historia, disfrutaba de un mes de permiso tras haber sido herido en el frente cuando se encontró con un viejo amigo, John Cavendish, que le invitó a pasar ese tiempo de reposo en "Styles Court", la residencia campestre propiedad de su madrastra Emily Inglethorp, donde Hastings ya se había alojado durante parte de su infancia. La antigua señora Cavendish era una mujer de unos setenta años, de carácter enérgico y dada a las obras benéficas, y recientemente había contraído matrimonio con su antiguo secretario, Alfred Inglethorp, varios años más joven que ella; nadie en la familia parecía de acuerdo con este enlace, que según la opinión generalizada solo buscaba la fortuna familiar. Aceptando la invitación de John, Hastings se hospeda en la casa y pronto los acontecimientos se suceden.

Hastings será el encargado de contar al mundo los hechos reales que acontecieron en la mansión Styles, siguiendo los deseos de Poirot y de la familia Cavendish, para acallar los numerosos rumores vertidos sobre el tema. La explicación de los acontecimientos será el germen de este libro.

Desde el momento en que Hastings se instala en la mansión se da cuenta de que las relaciones entre los distintos miembros de la familia, amistades y algunos allegados que allí conviven no es tan perfecta como pudiera parecer. La situación se complica a partir de la noche en la que la dueña de la casa, Emily Inglethorp, muere sola presa de fuertes convulsiones; dado que todo sucede en su habitación, totalmente cerrada, se piensa que murió víctima de un ataque cardíaco, hasta que el médico de la familia, el doctor Wilkins, influenciado por la opinión del doctor Bauerstein, gran amigo de la víctima, dictamina muerte por envenenamiento.

Hastings, que se había encontrado de forma casual con un viejo amigo, Hercule Poirot, que se alojaba en las inmediaciones de la casa junto a otros exiliados belgas gracias a la generosidad de la víctima, propone a John Cavendish que éste se ocupe de la investigación, dado su prestigio como investigador y su elevado índice de aciertos. Hercule Poirot, personaje no demasiado alto, con cabeza en forma de huevo y bigote engominado siempre bien cuidado, vestimenta pulcra y con un olfato extraordinario, obsesionado con el orden y el método, ex miembro destacado de la policía belga y ahora exiliado en Inglaterra, será el encargado de resolver el enigma, tarea a priori nada fácil.

Muchos en la casa parecían tener motivos para desear la muerte de Emily Inglethorp, entre ellos sus hijastros, John y Lawrence Cavendish; John era un abogado sin dinero y Lawrence un médico que no ejerció su profesión. El marido de la víctima, Alfred Inglethorp, su antiguo secretario, se perfila pronto como el principal sospechoso, aunque la investigación criminal girará pronto por otros derroteros. Tanto los habitantes de la casa como los amigos que la frecuentan resultan sospechosos a los ojos de los investigadores, encabezados por James Japp, inspector de policía de Scotland Yard, que no duda en colaborar con su amigo Hercule Poirot para solucionar el caso. Excepto Hastings, todos los habitantes de la casa y los allegados resultan sospechosos tanto a los ojos de los investigadores como del propio lector, porque todos parecen ocultar algo y de alguna manera pueden resultar beneficiados con la muerte de la anciana. Así Mary, la esposa de John, Cynthia Murdoch, enfermera y protegida de la víctima y Evelyn Howard, su acompañante, se perfilan también como sospechosas, así como el doctor Bauerstein, eminente toxicólogo cuya amistad con la víctima resultaba incomprensible para todos.


Estamos ante una novela llena de giros y pistas falsas, que hacen que el lector vaya sospechando de todos a medida que se avanza en la lectura; todos parecen sospechosos porque todos tienen algo que ocultar. El hecho de que el "asesinato" se haya producido en una habitación cerrada, tras ingerir la víctima un potente veneno de acción rápida, hace que las sospechas recaigan en los habitantes de la casa, especialmente entre aquellos que pueden tener acceso a dicho veneno. Las "células grises" de Poirot pondrán orden a este puzzle planteado por la autora y con cuya lectura se disfruta.


Al parecer, Agatha Christie no lo tuvo fácil para publicar este título, que fue en principio rechazado. De no haber visto la luz, todos los lectores incondicionales de ella nos hubiéramos perdido a una buena autora y a unos buenos protagonistas que nos hacen disfrutar de lecturas ágiles en las que ponemos a volar nuestra imaginación tratando de descifrar al culpable de la trama sin dejar de lado el cómo y el por qué de la misma. No siempre resulta fácil para el lector, pero la explicación final que el detective Poirot ofrece a todos los protagonistas, donde se da respuesta a todos los pequeños enigmas que se plantean a lo largo de la trama, suele tener un carácter satisfactorio.

He disfrutado mucho participando en este #homenaje, y no descarto leer algún que otro título más a lo largo del año, porque me he dado cuenta de que apenas recuerdo las historias y a los culpables, y sobre todo porque los libros de Agatha Christie pueden venir bien para rematar algunos temas del reto genérico al que me he apuntado, como muchos en la blogosfera (me vienen a la cabeza títulos para el reto familiar y para teatro), y lo más importante, son libros de lectura fácil, con bastante diálogo, alejados de ampulosas descripciones, que nos transportan a otros ambientes y otra época, muchos de ellos tomando como escenario la campiña inglesa, y que sirven al lector para agudizar sus propias "células grises" tratando de descifrar el misterio planteado. ¿Se puede pedir algo más?

viernes, 13 de febrero de 2015

Recopilando sorteos...

Debería ponerme a reseñar, que en lo que va de año ya tengo pendientes varias reseñas, pero no puedo dejar pasar la oportunidad de hacer una entrada recopilando algunos de los sorteos que están activos por la blogosfera, porque los títulos que ofrecen resultan atrayentes, y como no... habrá que probar suerte.

Tatty, desde "El universo de los libros" celebra su cuarto aniversario al frente del blog con un estupendo sorteo en el que habrá nada menos que cuatro ganadores. Desde aquí, felicitarla por su labor en la blogosfera. El plazo termina el 21 de febrero. Si queréis más información sobre el sorteo, echad un vistazo a las bases pinchando AQUÍ.
En la imagen de abajo, los libros que sortea:


Albanta, desde "Adivina quien lee" nos ofrece el sorteo de un ejemplar de "Ontromus", de Celia Corral, de la mano de la Editorial Triskel.

Para conseguir un ejemplar en papel de este thriller psicológico de terror tenemos de plazo hasta el 23 de febrero.
Si queréis ampliar las bases del sorteo no hay más que pasar por el siguiente enlace.





Desde los blogs Leyendo en el bus y El búho entre libros nos ofrecen la oportunidad de conseguir un ejemplar de "In vino veritas", de Virginia Gasull, gracias a la editorial Suma de Letras.
El plazo para apuntarse a este sorteo finaliza el 22 de febrero.
Si queréis ampliar las bases del sorteo no tenéis más que picar en cualquiera de los ´dos nombres de los blogs organizadores.






En el blog "Adictos a los libros" también están de aniversario y su administradora, Mari Carmen, nos ofrece varios sorteos.
Hasta el 23 de febrero y gracias a la editorial Versatil se sortea un ejemplar de "Casi una novela" de Megan Maxwell.
Para ampliar las bases del sorteo no hay más que pinchar en el siguiente enlace.















Siguiendo con el blog "Adictos a los libros", sorteo de un ejemplar de "La hermandad", de Marcos Chicot, gracias a Duomo Ediciones. Me encantaría conseguir un ejemplar en papel de este libro, así que lo intento de nuevo.
El plazo para apuntarse termina el 28 de febrero. Para más información, consultar las BASES.










Desde el blog "El Rincón de Leira" tenemos la oportunidad de conseguir uno de los tres ejemplares que se sortean de la novela "Andrajos", de Alicia Ordiz.
El plazo para apuntarse termina el 25 de febrero. Para más información sobre el sorteo, consultad las bases en el siguiente enlace.











Creo que es un amplio recopilatorio de sorteos, aunque no descarto hacer una nueva entrada en los próximos días, porque hay títulos muy interesantes a los que no me importaría echarles un ojo. Si participáis en alguno de los sorteos, ¡suerte!; a los administradores que los llevan a cabo y a las editoriales ¡gracias!.


jueves, 12 de febrero de 2015

La puerta del destino. Agatha Christie.

Siguiendo con el homenaje a Agatha Christie que se está llevando a cabo en la blogosfera hasta el 15 de febrero, hoy os traigo la reseña de "La puerta del destino", protagonizada por el matrimonio Beresford, Thomas y Tuppence.


Título: La puerta del destino
Autora: Agatha Christie
Título original: Postern of fate
Publicado en 1973
Traductor: Ramón Margalef Lambrich
Volumen 7 Obras Completas, Editorial Orbis
Páginas totales del volumen: 512, de las cuales 180 corresponden a "La puerta del destino"
ISBN: 84-7530-253-8 (Volumen 7)


Sinopsis
El matrimonio Beresford, detectives creados por la autora, fueron protagonistas de cinco libros; los conocimos en "El misterioso señor Brown", siendo aún solteros, e involucrados en temas de espionaje. En el último título que protagonizan, precisamente el que hoy traemos a reseñar, están viejos y retirados, pero la casa a la que deciden mudarse abriga un misterio que la pareja se siente en la obligación de resolver.




Argumento e impresiones sobre el libro

Thomas Beresford, antiguo miembro del Servicio de Seguridad inglés, ya retirado (o casi) y su mujer, Tuppence Beresford, ya mayores, llevan a cabo su sueño de adquirir en una zona costera de Inglaterra su vivienda soñada, una antigua mansión conocida como "Los Laureles" (antes Long Scofield), que había tenido distintos propietarios a lo largo de su historia. La casa iba a ser un refugio para la vejez del matrimonio, acompañados de su devoto sirviente Albert y su fiel Hannibal, el perro del matrimonio que tendrá un papel destacado en la trama. Al adquirir la casa, los Beresford se quedan también con algunos muebles y con cajas de viejos libros que activarán los recuerdos de infancia de Tuppence y serán el punto de partida para una historia que acabará relacionada con el peligroso mundo del espionaje.

La pasión que Tuppence siente hacia la literatura en general hace que preste bastante atención a los viejos volúmenes que guarda la casa que han adquirido, muchos de ellos de temática infantil y juvenil. El intento de ordenar los numerosos volúmenes que ellos mismos tenían y los que adquieren tras la compra de la casa hace que Tuppence relea algunos títulos con los que disfrutó en su infancia y juventud. Precisamente la relectura de "La flecha negra", uno de los primeros libros que leyó de Robert Louis Stevenson, propiedad al parecer de un tal Alexander Parkinson (este nombre aparece en el libro escrito con caligrafía infantil), hace que descubra una serie de letras subrayadas con tinta roja a lo largo del texto, que disparan la imaginación de Tuppence. Según ella, es un mensaje cifrado del que alguien, quizá el propio Alexander Parkinson, quiso que quedara constancia. Reuniendo todas las letras subrayadas, Tuppence se encontrará frente a un enigmático mensaje, que no sabe si es real o producto de la imaginación de un joven con ganas de notoriedad:
"Mary Jordan no murió de muerte natural. Fue uno de nosotros. Yo creo saber quién."
La imaginación y las ganas de retomar sus dotes detectivescas hacen que Tuppence se involucre en una investigación, a la que arrastra a su marido, buscando entre los habitantes más mayores de la zona datos biográficos del tal Alexander Parkinson, e información sobre si alguien recordaba a una tal "Mary Jordan". Para que el supuesto mensaje dejado en el libro fuera fiable había que descubrir si tiempo atrás habían estado por la zona algunos personajes que respondieran a esos nombres, y eso solo se podía descubrir si se preguntaba a los más ancianos del lugar. Una visita inesperada al cementerio del pueblo hace que Thomas, con la ayuda de Hannibal, dé con la tumba de Alexander Parkinson, que murió con catorce años. Sabiendo que el dueño del libro había vivido en el pueblo, seguramente en la casa, era preciso buscar información sobre la supuesta víctima. Buceando entre los recuerdos de los mayores del lugar y del viejo jardinero que trabajaba en la casa de los Beresford, Isaac, que parecía saber de todo, descubren que Mary Jordan existió, y que murió accidentalmente durante una comida, por haber ingerido unas hojas venenosas en lugar de verduras de la huerta. Querer sacar a la luz incidentes del pasado, que se remontan a la primera guerra mundial traerá sus consecuencias, tanto para los Beresford como para algunos de los que les rodean.


En estos tres títulos que he elegido para homenajear a Agatha Christie se habla de un acontecimiento del pasado que se descubre casi de manera casual y que tiene consecuencias para los protagonistas en la actualidad. En este caso encontramos un "supuesto asesinato" y un crimen más reciente que tendrá lugar como consecuencia de haber removido hechos que ya perecían olvidados. Estamos ante un libro extenso, dividido a su vez en tres libros, con ocho, seis y diecisiete capítulos respectivamente, longitud que se ve acrecentada en la versión que he leído de la editorial Orbis, que se caracteriza por una letra demasiado pequeña. A pesar de la extensión, no me ha resultado un libro pesado; tenía bastante olvidada la lectura de este matrimonio de detectives y me ha gustado encontrármelos a pesar de que lo he hecho en la última aventura que protagonizaron de la mano de su autora.

En algunos momentos parece que estamos ante un libro de metaliteratura, puesto que la colección de libros que los protagonistas acumulan con la compra de la nueva casa y el amor de Tuppence por los libros hace que se nombren numerosas obras y autores de la literatura infantil y juvenil, alguno de los cuales formaron parte de nuestra propia infancia: El osito Winnie, Alicia a través del espejo, El prisionero de Zenda, La isla del tesoro, Robinson Crusoe, La flecha negra... son algunos de los títulos citados entre tantos otros, así como autores como Kipling, Oppenheim, Robert Louis Stevenson... Estamos ante un libro que guarda un misterio y la consiguiente investigación del mismo por parte de una pareja protagonista que han dedicado toda su vida a descifrar misterios y sienten la necesidad de seguir haciéndolo. "La puerta del destino" sirve a los lectores para refrescar la memoria de los hechos pasados de sus protagonistas; para intentar resolver el caso éstos no tendrán más remedio que echar mano de viejos conocidos (algunos en el mismo gobierno) que les pongan al tanto de los hechos que tuvieron lugar durante la guerra. También se habla en el libro de la familia de los protagonistas, una forma de cerrar el círculo para aquellos que conozcan el devenir personal de la pareja. Aunque no hay demasiados personajes en la obra, se hace difícil "acertar" con el responsable de los hechos investigados, puesto que para avanzar en la investigación los Beresford deben recopilar información entre los más ancianos del lugar, que son los que pueden recordar hechos sucedidos tanto tiempo atrás.

En esta historia se da mucha importancia a los escenarios, sobre todo a la casa y sus aledaños, especialmente a los jardines y a los que se ocupan de ellos; será en un almacén abandonado al final del sendero del jardín donde los protagonistas encuentren viejos juguetes y piezas de decoración que guardan en su interior parte del "secreto" que se oculta entre las páginas del libro.


En general "La puerta del destino" resulta una lectura agradable, que nos reconcilia con unos personajes menos conocidos (en mi caso sólo recuerdo haber leído "El misterioso señor Brown"), que a pesar de sus años no dudan en desentrañar cualquier misterio que se ponga ante ellos. Si hay que ponerle un "pero", quizá el tiempo pasado entre los hechos ocurridos y su descubrimiento hace que al lector se le haga difícil "adivinar" quién es el responsable de los mismos y el porqué de su manera de actuar. Es un libro en el que se recomienda dejarse llevar, sin tratar de descubrir nada, más bien es una lectura para disfrutar de los ambientes británicos, aprender de la psicología de los mayores y rememorar algunas de las historias que quizá cayeron en nuestras manos en nuestra juventud.

No estamos ante una novela negra, más bien es una novela de espionaje, aunque los hechos narrados tuvieran lugar ya pasado el tiempo. Como suele pasar en los libros de Agatha Christie, el hurgar en hechos del pasado traerá consecuencias en el presente, y aquí sí se puede jugar a descubrir al culpable, aunque personalmente me la he tomado como una novela con la que disfrutar, y en ese sentido, puedo decir que el objetivo se ha cumplido.

Si de algo está sirviendo este homenaje, al menos por mi parte, es para retomar de nuevo las obras de la autora, y no descarto que caiga alguna más a lo largo del año. ¡Un verdadero placer!

lunes, 9 de febrero de 2015

El clon. Danielle Steel.



Título original: The Klone and I
Traducción: Isabel Ferrer Marrades

Título: El clon
Autora: Danielle Steel
© Danielle Steel, 1998, 1999
© Plaza & Janés Editores, S. A., 2000
© de esta edición: Editorial Planeta DeAgostini, S. A., 2001

Colección: Biblioteca Danielle Steel
Formato: Tapa dura
ISBN: 84-395-8897-6
148 páginas.

Sinopsis: Stephanie se ha separado de su marido después de trece años de matrimonio y, superada la fase de lágrimas, se suceden la angustia y el horror de volver a relacionarse con hombres. Después de unas cuantas citas desastrosas, queda prendada de Pete, un hombre perfecto para ella. Pero todo se enreda cuando se establece un triángulo amoroso entre Stephanie, Pete... y el clon de éste. Una sorprendente historia, narrada de una manera perversamente cómica sobre cómo encontrar al hombre perfecto en un mundo imperfecto.


Datos sobre la autora

Danielle Steel nació el 14 de agosto de 1947 en Nueva York, EE. UU.
Autora exitosa de best-sellers, es conocida sobre todo por sus novelas románticas.
Comenzó a escribir historias de niña y poesía en su juventud, publicando su primera novela en la década de los setenta; sus éxitos a partir de aquí la llevarían a convertirse en una de las autoras más conocidas del mundo.
Su obra ha sido traducida a numerosos idiomas y se ha publicado en cincuenta países. Algunas de sus novelas han sido llevadas a la televisión. Además de esta faceta como escritora de novela romántica, ha publicado libros de ensayo y dos series de literatura infantil.
Steel ha recibido muchos premios y honores, como por ejemplo la de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras en el año 2002, uno de los más prestigiosos concedidos por el gobierno de Francia.

Como la obra de Danielle Steel resulta bastante extensa, dejo un enlace a su ficha en Lecturalia.


Argumento e impresiones sobre el libro

Estamos ante una historia entretenida, cuya mejor virtud es que se deja leer.

"El clon" nos presenta al personaje de Stephanie, que es a la vez narradora y protagonista. Después de trece años de matrimonio con Roger, el padre de sus dos hijos, éste la deja por una chica más joven. Aunque Roger y ella llevaban un matrimonio cómodo, gracias en parte a la herencia de un abuelo de Stephanie, que cubría las necesidades de ella misma, su marido y sus hijos, él decide romper con todo, cambiando a una mujer de más de cuarenta años que en los últimos años se había abandonado en lo personal por una chica mucho más joven, consiguiendo a su vez que Stephanie le pasara una pensión a él y otra para sufragar los gastos de cuando tuviera a sus hijos.

Stephanie se nos plantea como un personaje hundido, apocado, que se deja avasallar por su ex-marido. Con más de cuarenta años se encuentra sola, con dos hijos adolescentes a su cargo, Charlotte y Sam, que parecen no tener problema en aceptar la nueva relación de su padre y que están dispuestos a viajar con él y su novia por Europa. A Stephanie no le queda otra que salir del bache en el que se encuentra y "volver al mercado" para recuperar su autoestima, algo difícil en principio, teniendo en cuenta que en los últimos años se había relajado y no sabía muy bien por dónde empezar. Tras varias citas dignas de ser olvidadas, una visita a París para recoger a sus hijos hace que Stephanie conozca a Peter Baker, un científico estadounidense que trabaja en biónica y que parece ser el hombre perfecto.

Después de unos intensos días en la ciudad del amor y de vuelta en Estados Unidos, Pete decide retomar el contacto con Stephanie y entre ellos nace una bonita historia hasta que él tiene que ausentarse por motivos de trabajo y no se le ocurre otra cosa que enviar a Stephanie un regalo; lo curioso de la historia es que el regalo resulta ser una copia perfecta del propio Pete, quizá un gemelo idéntico, aunque con un comportamiento más histriónico.

La aparición en casa de Stephanie del regalo de Pete da lugar a situaciones extrañas hasta el punto de que ella misma se plantea si se ha enamorado de un esquizofrénico o de alguien con personalidad múltiple. Stephanie no entiende cómo una persona seria, tanto en su forma de actuar como en el vestir, puede convertirse en alguien tan distinto, que solo piensa en beber y divertirse, y que disfruta del sexo a lo loco y sin miramientos. Esta nueva versión de Pete es la que curiosamente más gusta a los hijos de Stephanie, aunque miren al "novio" de su madre como un personaje excéntrico que un día se comporta como una persona seria y otro día es capaz de ponerse el traje más divertido y menos combinado que exista en el mercado. Este "regalo" resulta ser Paul, el clon de Pete que él mismo ha desarrollado, el experimento con el que ha tenido más éxito, y cuando lo envía a acompañar a Stephanie y a sus hijos pretende que no esté siempre operativo, sólo que les haga compañía en su ausencia. La familia de Stephanie y ella misma tardarán bastante en descubrir estas diferencias y en comprobar que se trata de dos "personas" distintas. El libro plantea una lucha entre los dos hombres por el amor de Stephanie, y ella misma tendrá que plantearse a quién quiere en realidad.


"El clon" presenta la típica historia de mujer abandonada que tiene o quiere rehacer su vida, algo fantástica porque en este caso la protagonista se puede permitir el lujo de vivir de las rentas de un fideicomiso que le dejó su abuelo, que no tiene por tanto las preocupaciones del día a día, lejos de las que su nueva situación personal le plantea. Como buena historia romántica (o fantástica según se mire) alejada de la realidad, se enamora y enamora a un científico de éxito, también rico, y entre ellos se establece una fuerte relación que pasa por momentos de perfección y por problemas, derivados de un triángulo amoroso que en este caso particular estará formado por la propia protagonista, su príncipe azul y el clon de éste. La nota fantástica parte del enamoramiento de la protagonista hacia un ser lleno de cables, y la duda que se plantea en su cabeza sobre a quién elegir.


Aunque pueda parecer extraño, no recuerdo haber leído antes ningún libro de Danielle Steel, desde luego no en los últimos años, y si lo hice tiempo atrás es algo que no recuerdo. Estamos ante una lectura ágil, rápida y sencilla, sin más pretensiones. Al tratarse de un libro corto, se lee rápido y debo reconocer que en algún momento saca alguna que otra sonrisa. Cogí el libro de la biblioteca buscando una historia romántica no demasiado extensa y que se leyera bien, y en ese sentido hay que decir que cumple las expectativas. No sé si continuaré leyendo a esta autora, aunque no lo descarto si cae en mis manos una de sus historias más recientes. Para el mes temático del amor, o para el reto genérico al que me apunté en su momento, el libro resulta adecuado, se pasa un buen rato con su lectura y ayuda a cambiar drásticamente de tema; además, saca alguna que otra sonrisa y no abusa de escenas subidas de tono. En general, lectura entretenida y sencilla para pasar un buen rato.

domingo, 1 de febrero de 2015

Sorteo de 5 ejemplares de "El dios del desierto" en el blog de Laky.

Una entrada rápida para anunciar el sorteo de cinco ejemplares de una novela que tiene muy buena pinta: El dios del desierto, de Wilbur Smith, gracias a Duomo Ediciones y a la organizadora del sorteo, Laky, del blog "Libros que hay que leer".



El sorteo finaliza el 13 de febrero. Si queréis más información sobre el mismo sólo tenéis que pasar por el siguiente enlace para ampliar las bases del mismo.

Si os decidís a participar, desde aquí ¡suerte a todos!.

sábado, 31 de enero de 2015

II Edición Reto Novela Histórica en el blog "Un lector indiscreto"


Me apunto "in extremis" a un nuevo reto, esta vez al que organiza Francisco en su blog "Un lector indiscreto". Para superarlo hay que leer un mínimo de diez novelas que versen sobre tema histórico, centrándose en aquellas puramente históricas.


La novela histórica me ha gustado desde siempre, pero reconozco que últimamente la tengo un poco olvidada, así que, aprovecho este reto para retomar viejas costumbres y para dar un repaso a varios títulos que tengo aparcados en mi biblioteca particular desde hace bastante tiempo.

Como suele pasar con los retos, éste que hoy os traigo es compatible con cualquier otro reto al que nos hayamos apuntado, y esa es una razón más que suficiente para intentar completarlo. El año pasado se me quedó clavada una pequeña espinita por no apuntarme, y este año me he decidido a ello casi en el último momento (el plazo para apuntarse termina hoy mismo). Me consta que son muchos los blogs que se han unido al reto; aquí he hecho una pequeña entrada para notificar que yo me uno también.

Como aliciente final, si el organizador consigue patrocinadores (hecho casi seguro) hay posibilidad de un sorteo de libros entre todos los que hayan superado la hazaña. Si queréis ampliar las bases del reto, no tenéis más que pinchar en el siguiente enlace.



Aquí iré colgando las distintas entradas de los libros que consiga leer de novela histórica:

1. 

jueves, 29 de enero de 2015

Un crimen "dormido". Agatha Christie.

Continuando con las reseñas en homenaje a Agatha Christie, os traigo Un crimen "dormido", la última novela protagonizada por Miss Marple.


Datos del libro

Título: Un crimen "dormido"
Autora: Agatha Christie
Título original: Sleeping murder
Publicado en 1976
Traductor: Ramón Margalef Lambrich
Volumen 7 Obras Completas, Editorial Orbis.
Páginas totales del volumen: 512, de las cuales 150 corresponden a "Un crimen <dormido>"
ISBN: 84-7530-253-8 (Volumen 7)



Argumento e impresiones sobre el libro

Gwenda Reed, recién casada de veintiún años, se adelanta a su marido Giles en su regreso a Inglaterra para comprar una casa en el sur, y la población elegida será Dillmouth. La casa escogida será Hillside, propiedad de la viuda Hengrave, y allí se instalará Gwenda para decorar la estancia a su gusto a la espera de la llegada de su marido. Lo único que le importa a la joven a la hora de comprar su nueva casa es que ésta no cuente con una historia truculenta a su alrededor; la casa había pasado por varios propietarios en los últimos años, pero no parecía haber en torno a ella ningún episodio oscuro. A pesar de que nunca antes había estado en Inglaterra ni por supuesto en la casa, Gwenda descubre en ella cosas que le resultan familiares: un armario empotrado cerrado con llave en la habitación que ella ocupa estaba empapelado con el tipo de papel que ella había elegido para una futura habitación de niños, descubre un antiguo sendero en el jardín ahora en desuso y prácticamente desaparecido, y lo que era una puerta de comunicación tapiada en una pared del comedor...

Una visita a familiares de su marido en Chelsea la pone en contacto con Miss Marple, que resulta ser la tía preferida de uno de ellos (suele pasar en la obra de Agatha Christie que los personajes están más o menos relacionados entre sí). Durante la asistencia a una obra de teatro Gwenda huye despavorida, porque la escena que ve representar allí le recuerda a alguien a quien ella vio morir estrangulada: Helen. Pero una nueva pregunta se le plantea, ¿quién era Helen?

Gwenda pronto traba amistad y confianza con Miss Marple, una adorable anciana que sabe escuchar y aconsejar y no tardará demasiado en ponerla en antecedentes de las sensaciones que tiene en su nueva casa. Según opinión de Miss Marple, los posibles recuerdos de la casa y la imagen de alguien asesinado pueden deberse a recuerdos de infancia, aunque según Gwenda, no resulta probable, porque aunque ella nació en la India, al morir su madre pronto se trasladó a vivir a Nueva Zelanda a vivir con sus tíos, ya que su padre fallecería tiempo después. A instancias de Miss Marple, Gwenda pedirá información a su tía sobre su infancia y pronto descubrirá que vivió durante un corto espacio de tiempo en Inglaterra, con su padre (que fallecería en una clínica) y con su madrastra, aunque el matrimonio de éstos acabaría mal. Miss Marple no es partidaria de remover el pasado porque algo puede ir mal, pero Gwenda y Giles están dispuestos a todo para saber qué pasó en realidad, sobre todo ahora que tienen constancia de que Helen, la madrastra de Gwenda, pudo ser la mujer que ella vio morir estrangulada, y de cuyo asesinato su padre se culpaba, a pesar de que había pruebas de que ella lo abandonó.

Entre el joven matrimonio y Miss Marple pronto se establecerá un vínculo especial: para ellos la anciana será una persona en la que confiar; para Miss Marple ellos serán alguien de quien cuidar, porque remover hechos del pasado puede traer nefastas consecuencias para quien lo hace. Miss Marple decidirá por tanto trasladarse desde St. Mary Mead, la pequeña población en la que vive, a Dillmouth, con el beneplácito de su médico y amigo, el doctor Haydock, que le receta "un cambio de aires" buscando el "poder curativo del mar" para mejorar su salud y enfrentarse junto al joven matrimonio a un "crimen dormido".

Miss Marple echará mano de sus amistades (en Dillmouth se hospedará en un hostal regentado por una antigua cocinera de una buena amiga de su población) que le abrirán puertas para ir reconstruyendo hechos del pasado; su capacidad de observación y el saber escuchar ayudarán al joven matrimonio y al mismo lector a desentrañar qué ocurrió realmente en esa casa y quiénes fueron los protagonistas de unos hechos que se van descubriendo a medida que se avanza en la lectura.


En esta historia la autora nos sitúa ante una población no demasiado extensa, donde al parecer todos se conocen o conocen hechos que tuvieron lugar en el pasado, lo cual va a permitir al propio lector y a los protagonistas la reconstrucción de unos sucesos que se dieron hace años pero que van a ser recordados tomando en consideración los pensamientos de los mayores del lugar (Miss Marple se va a encargar de hablar con las dependientas más mayores de las tiendas y de trabar amistad con gente de la zona para descubrir quién era Helen y qué pasó finalmente con ella). Las pesquisas de la anciana y los anuncios en prensa que el joven matrimonio pone buscando información sobre familiares o amigos de la propia Helen van a permitir (a ellos mismos y al lector) reconstruir una historia "dormida" que como suele pasar en los libros de Agatha Christie, va a tener repercusiones en el presente de los protagonistas y encierra a su vez un nuevo caso más fácil de adivinar; aquí también encontramos el principio de que quien guarda información porque cree que va a poder utilizarla a su favor encuentra algo que en realidad no buscaba.

Las pesquisas de unos y otros van a llevar al lector a reconstruir una historia, la del pasado de Gwenda, su padre y su madrastra, que estaba "dormida" en la mente de una niña de pocos años. A medida que se avanza en la lectura iremos conociendo aspectos desconocidos de la vida de Helen, la presunta víctima en el pensamiento de Gwenda, y quiénes fueron los que tuvieron relación con ella y su pasado, entre amigos y familiares, con algunos de los cuales el matrimonio protagonista y la propia Miss Marple van a tener que enfrentarse para reconstruir ese pasado que tanto interesa conocer a Gwenda



La lectura de "Un crimen dormido" no es más que un puzle del pasado en el que el lector va a ir reconstruyendo, a la largo de veinticinco capítulos, una historia, con las pocas piezas que en principio se van aportando pero que en conjunto da un buen resultado final. Si alguien está interesado en recordar las dotes de observación de una adorable anciana, en una comunidad no demasiado extensa, donde todos parecen conocerse y alguno que otro guarda determinada información, puede resultar un título entretenido, porque en él se da la pizca de misterio que traen en general los libros de Agatha Christie, y aunque no es difícil descubrir qué pasó, hay que tener en cuenta el quién y el por qué, y eso no siempre es fácil de descubrir en los libros de esta autora.

En general, he disfrutado con este libro. No recuerdo si lo leí en su momento (a pesar de tener muchos libros de esta colección recuerdo que iba leyéndolos alternativamente, según me atrajera el título), pero ahora lo he disfrutado. Me ha gustado acercarme de nuevo al personaje de Miss Marple (aunque debo reconocer que yo era más de Poirot), una anciana que no deja de ser un poco "cotilla" pero que tiene un buen corazón y no duda en ningún momento en echar una mano a aquellos que ella cree que están en peligro precisamente por querer saber y remover cosas que a otros no les gustaría que se removiesen. Esa actitud de unos y otros es el germen del libro que hoy traemos cuya lectura me ha resultado bastante grata (siempre he disfrutado con los libros de Agatha Christie). Como todos los libros de esta autora, estamos ante una lectura ágil, no exenta de misterio y que permite al lector convertirse en investigador para descubrir los hechos, lo cual resulta un aliciente añadido si al final "acertamos" con lo que realmente pasó. Desde luego, que ni decir tiene que son lecturas para pasar un buen rato y que siempre vienen bien para desatascar si en algún momento no sabemos qué leer y buscamos una lectura ágil y amena, buenos adjetivos para definir este libro.

Estoy disfrutando bastante con este homenaje, desde luego está resultando una buena excusa para releer o hacerse eco de títulos que tenemos perdidos en nuestra biblioteca y a los que hace tiempo no prestábamos atención. De vez en cuando viene bien retomar la obra de autores que nos despertaron el gusto por la literatura, ¿no os parece?.