jueves, 23 de abril de 2015

Reseña infantil: "Mi perro Míster", de Thomas Winding.


Breve acercamiento a un título de literatura infantil, que ya tiene algunos años.

Título: Mi perro Míster
Título original: Min lille hund Mester og andre dyr
Autor: Thomas Winding (1988)
Traducción del danés: Leopoldo Rodríguez Regueira
Editorial: Ediciones SM
Primera edición: mayo 1997
Tercera edición (segunda en rústica): enero 2001
ISBN: 9788434871229
Edición: rústica
112 páginas
Colección El Barco de Vapor, 125
(A partir de 9 años).


Sinopsis: Míster es un perro muy... muy testarudo, y si no, que se lo pregunten a Thomas: un día llamó a la puerta de su casa y nunca más volvió a marcharse. A pesar de que Thomas no estaba muy convencido de tener un perro: no tenía tiempo para cuidarlo. Pero no importaba: sería Míster quien cuidaría de él.


Sobre el autor
Thomas Winding (1936-2008), fue un escritor, maestro, dibujante, locutor y productor de radio y televisión danés.
Especialmente conocido por su voz, Winding fue un auténtico icono entre los niños de los años 70 y 80.
Escribió más de 25 libros infantiles, muchos de ellos traducidos a otras lenguas.
Del perro Míster se puede disfrutar en español de tres títulos, publicados por la editorial SM:
- Mi perro Míster (el que aquí traemos)
- Mi perro Míster en la noche
- Mi perro Míster y el gato


Impresiones sobre el libro

Estamos ante un libro corto protagonizado por Thomas, el narrador, que hace partícipe al lector de sus vivencias con el que se convertiría en su perro, Míster.

En un libro repleto de diálogos y fácil de seguir, conocemos a Míster, un perro peculiar, testarudo y caradura, que no sigue las pautas que se esperarían de un perro normal. Míster se nos presenta como un personaje "humanizado": sabe hablar y está decidido a ser el perro de Thomas, así que se planta delante de la puerta de su casa y se ofrece para ser su perro guardián, aunque también se define como un buen perro de aguas. Thomas, que en principio no tiene interés alguno en tener perro, ni tiempo para cuidarlo, acabará aceptando al animal, que se convertirá en un amigo con el que conversar:

          -Eres un caradura -le dije.
          -Y tú serás muy amable si me dejas vivir en tu casa -aseguró Míster-. ¿Sabes una cosa?
          -¿Qué?
          -Vas a quererme mucho.
          No sé cómo podía saberlo, pero tenía razón, porque lo quiero de verdad.

Míster solo se comporta como un "perro normal" delante de otras personas, aunque cuando va de paseo por la calle no acepta ir sujeto, porque va tan rápido que la correa casi lo estrangula, y la gente piensa que Thomas lo trata mal, aunque en realidad los dos son como colegas. El cesto que Thomas compró para que Míster durmiera y el cuenco de plástico donde debía comer se convirtieron en objetos sin uso, porque Míster, humanizado como está, prefiere comer en la mesa junto a Thomas, y no se corta a la hora de compartir cama y sofá con su dueño, a pesar de que éste no se cansa de advertirle que debe comportarse como un perro, aunque al hacer estas recriminaciones se sienta mal. En el fondo, Thomas debe demostrar que él maneja la situación, pero las peculiaridades de Míster hacen que muchas veces se salga con la suya. Se producirán situaciones de "tira y afloja" entre Thomas y Míster, que darán lugar a largas conversaciones, en las que Thomas contará a su perro historias de animales escritas por personas, fábulas que encierran una moraleja final, una enseñanza, aunque no siempre acaben bien. Según Míster, los que escriben estas historias son personas, y las personas no conocen realmente a los animales, pero aun así está decidido a escuchar las historias de animales, escritas por personas, que Thomas está dispuesto a contarle:
   "...Los hombres no se aman y entonces creen que los animales somos igual de desagradables."
Con ilustraciones de Wolf Erlbruch (que recibió en 1993 el Premio Alemán de Literatura Juvenil al mejor álbum ilustrado), de las que puede verse un ejemplo en la fotografía de más arriba, "Mi perro Míster" es un canto a la amistad, y un claro ejemplo de defensa de los animales, y del cariño hacia los mismos. Las conversaciones entre los protagonistas dan pie a que el lector conozca un total de diez cuentos infantiles, protagonizados casi en su totalidad por animales, recopilación de distintos países, que vienen acompañados por una reflexión por parte de los protagonistas:
"-Ah, es una vieja historia india de hombres. Los animales no somos así. A nosotros nos cazan, nos maltratan y molestan, nos meten en jaulas e, incluso, a algunos les disparan, los matan y los comen. Y nosotros, a cambio, no hacemos nada."

Impresiones
Tenía este libro por casa, prácticamente abandonado, a la espera de que algún pequeño de la familia se decidiera a leerlo (no me gusta deshacerme de libros, ni siquiera aunque estén un poco estropeados), y finalmente he sido yo la que se ha acercado a él, y debo decir que lo he disfrutado, porque su lectura me ha resultado grata. Me han gustado los personajes, especialmente Míster con su forma de actuar, y Thomas, que acaba sucumbiendo por la personalidad del que más que mascota se convertirá en su amigo. No he tenido nunca perro, pero sé que en ocasiones estos animales parecen entendernos, y creo que si pudieran hablar nos dirían realmente qué piensan de nosotros y del mundo que nos rodea. El autor ha hecho precisamente esto, dar voz a los perros, y crear un personaje caradura que sabe ver lo bueno y lo malo de los humanos, y que no duda en disfrutar de las ventajas y comodidades de las que disponemos.
Al predominar los diálogos, la historia se lee de una sentada, a lo que contribuye el que esté escrita con un lenguaje sencillo, sin utilizar palabras extrañas, con lo cual puede ser fácilmente comprendida por los niños de cualquier edad. El libro resulta una buena aproximación a cuentos tradicionales de otros países, que en mi caso no conocía. La combinación de escenas cotidianas entre un perro y su dueño, aunque tratadas desde el punto de vista de dos amigos que conviven, con la narración de cuentos tradicionales, resulta un punto interesante que a mí personalmente me ha gustado y que hacen que se avance en la lectura; además, sin darse cuenta, el joven lector está acercándose a distintos modelos de comportamiento que le llevarán a una reflexión final. En definitiva, el libro te deja pensando, y ese es un punto a su favor.

Lectura entretenida, ágil, libro divertido en ocasiones, que despierta el interés en los animales y que nos deja reflexionando (creo que a los mayores nos pasa) sobre las personas y su enrevesada forma de actuar en ocasiones. Creo que lo recomendable de este libro sería leerlo con los niños, pero si no los tenemos cerca, los mayores también podemos encontrar un hueco para disfrutarlo. Se despiertan las ganas de tener perro, aunque dudo que alguno tan peculiar como Míster se plante delante de nuestra casa para cuidar de nosotros. Realmente es una lástima que Míster se quede en personaje literario, porque no me importaría conocer, o ser amiga, de un perro así.


martes, 14 de abril de 2015

Khïmera, de César Pérez Gellida.


La reseña de hoy responde a la lectura conjunta que se ha desarrollado en la blogosfera de este libro, gracias a la editorial y a los blogs organizadores, que han permitido que unos pocos afortunados nos hagamos con el último título de un autor con el que se disfruta.

Datos técnicos del libro
Título: Khïmera
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: Suma de Letras
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 978-84-8365-839-0
Primera edición: marzo de 2015
544 páginas
Precio: 19'90€


Sinopsis
El mundo cambiará para siempre.
2054. Tras la Guerra de Devastación Global, la realidad social y geopolítica ha cambiado rotundamente. Los viejos conceptos de la democracia y el capitalismo han sido enterrados por las corrientes transhumanistas y la tecnofagia. El poder se concentra en manos de las grandes corporaciones, sin embargo todavía queda un cabo suelto, un molesto inconveniente que se escapa de las afiladas uñas de la Asamblea: Khïmera.
En la arriesgada búsqueda de un enigmático personaje conocido como el bogatyr -héroe para algunos y villano para otros-, están puestas las últimas esperanzas de aquellos que luchan para logar que el mundo cambie para siempre.


Impresiones sobre el libro

Quienquiera que lea la sinopsis del último libro de César Pérez Gellida puede tener claro que esta vez no estamos ante un ejemplo de novela negra, más bien ante una distopía, género que parece haberse puesto de moda en los últimos tiempos, claramente dirigido a un público juvenil, aunque Khïmera poco tenga que ver con esta moda.

Pérez Gellida se ha puesto al frente, como si de un director de orquesta se tratara, de un thriller futurista ambientado principalmente en el año 2054, aunque los hechos narrados en la trama se remonten al año 2033, un futuro bastante cercano si nos paramos a pensarlo, y que espero y deseo se quede únicamente en la portentosa imaginación del autor. Khïmera nos presenta un nuevo reparto de potencias en el mundo, con tres bloques principales, poca tasa de mortalidad por los avances científicos a pesar de las numerosas pérdidas humanas causadas durante la guerra, desequilibrios entre escasos recursos alimenticios y elevada población, y diferencias agravadas entre países ricos y pobres, siendo cada vez menos los afortunados que acaparan las riquezas y ostentan el poder. Si nos paramos a pensarlo, no hay mucha diferencia entre lo que observamos hoy día.

El autor estructura la obra en cuatro partes, cuatro movimientos, como si de una obra de música clásica se tratara. El primero de ellos, "Allegro assai" es quizá el más denso de todos y el más difícil de entender, pero es necesario para dar forma a la historia que se desarrolla en el resto de páginas. El lector entra en antecedentes de cuál es la situación política real en la que se mueve el mundo antes y después de la Guerra de Devastación Global. Es quizá una lectura densa, difícil de seguir en algún momento, en la que aparecen varios personajes con extraños nombres (chinos, árabes, de la antigua Europa del Este...) difíciles de retener, pero que vamos a encontrar de nuevo a lo largo de la lectura y a los que no tendremos dificultad en ubicar una vez avanza la trama. Las cien páginas que abarca este primer movimiento deben ser leídas tranquilamente y sin desesperar, porque la trama se agiliza mucho más a partir de ahí y ya no hay forma de parar de leer. Me ha gustado la forma que ha tenido el autor de introducir este primer movimiento, a modo de leyenda eslava, en un preludio que avanza la historia, leyenda protagonizada por el príncipe Iván, aconsejado por una anciana, en realidad la ninfa Rusalka. Todo se hace extraño en estas primeras cien páginas: leyendas tomadas de la mitología eslava, los bogatyrí (caballeros bizarros y poderosos), nombres difícilmente pronunciables de los personajes, el nuevo orden mundial, las diferencias entre unos y otros y en definitiva, la búsqueda de poder entre las distintas facciones... Es la primera vez que oímos hablar de Rusalka, mujer cuya identidad real conoceremos bien avanzada la historia, experta en cibercontienda y máxima autoridad del proyecto Khïmera (los seguidores del autor se llevarán una buena sorpresa con esta protagonista).

La trama nos pone al corriente de un futuro nada halagüeño, con el mundo dividido en facciones, con una guerra de devastación entre bloques aliados, experimentos científicos que alargan la vida, batallas en las que combaten máquinas que lanzan bombas inteligentes, poco valor de la vida humana, diferencias cada vez más agravadas entre unos miembros de la sociedad y otros, el mundo dividido en áreas o territorios, y dentro de ellos, estratificación social, con privilegiados viviendo en los cinturones metropolitanos y otros en áreas de exclusión, cuya vida no tenía gran valor para los que realmente mandaban sobre todos ellos. La Asamblea, formada por representantes de las grandes corporaciones empresariales que ahora dominaban el mundo, era el núcleo del poder y estaba presidida por Benjamin Harding. En un mundo sin fronteras, donde los seres humanos serán medidos por su productividad y todos pasan bajo el control de La Lupa, sistema de observación de La Asamblea, no se dudará en acabar con los seres humanos más desfavorecidos para mantener un orden establecido que conviene a las grandes corporaciones aunque para ello haya que llevar a cabo un auténtico genocidio. Acabar con el proyecto Khïmera (organización clandestina de agentes polivalentes y superdotados artificialmente que durante la guerra puso en jaque a las grandes potencias), única organización capaz de dar al traste con el genocidio proyectado por La Asamblea), y con el último bogatyr (agente superdotado) será el objetivo de los que gobiernan; el último bogatyr se convertirá también en la esperanza de aquellos que luchan para que la realidad cambie. La búsqueda del último agente superdotado artificialmente, unos con intención de acabar con él, otros persiguiendo cambiar el mundo tal y como se conoce en el 2054, se convertirá en el motor de la historia. Aunque tenemos noticia de estos agentes al principio de la trama, la identidad del último de ellos será una verdadera sorpresa a la que nos llevará el autor.

La historia va sucediéndose rápidamente a medida que se avanza en la lectura, una vez superado el tramo inicial del primer movimiento todo fluye de manera más o menos rápida. Los personajes van alternándose a lo largo de los capítulos, y todos tienen su razón de ser, aunque conviene no cogerles demasiado cariño. Están desarrollados en su justa medida, según conviene a los intereses de la trama. Al principio de la historia, a modo de prólogo, los diferentes personajes son presentados como si de miembros de una orquesta se tratara. Reconozco que al principio esa clasificación me costó un poco, porque durante el primer movimiento buscaba sus, en algunos casos, impronunciables nombres para no perderme en la trama y me resultaba complicado que los mismos estuvieran precedidos por el instrumento que supuestamente manejaban en la orquesta. Reconozco que no tengo conocimientos suficientes de música clásica e ignoro si la elección de uno u otro instrumento para cada uno de los protagonistas tiene razón de ser. Habiendo leído Memento mori debo reconocer que el autor da una gran importancia a la música, y en este caso toma como excusa una orquesta y una obra musical para desarrollar su trama, y en mi modesta opinión lo consigue, porque los personajes y los motivos y actos que los mueven ayudan a agilizar la trama hasta su desarrollo final. Como dato curioso, sabremos ese final antes de que concluya el libro; en el último movimiento el autor hace algo así como una reconstrucción de la trama que une todos los puntos, y aún sabiendo qué pasa antes de concluir la lectura, se agradece esa forma de narrar.

Aunque estamos ante un thriller futurista, la prosa y el estilo de Pérez Gellida hace que la historia se disfrute, y si bien es verdad que cuesta un poco al principio hacerse con la historia y los diferentes personajes, pasada la primera parte la trama va adquiriendo ritmo y ya no puedes dejar de leer, porque quieres saber qué le pasa a los distintos protagonistas, cada uno de ellos movido por un fin. Se nota claramente que el autor ha tenido que investigar bastante para desarrollar ese fatídico futuro que describe en el libro, haciendo hincapié en avances médicos, tecnológicos y militares, e imaginando las diferentes alianzas que podrían dar lugar a la situación que describe.

No soy mucho de leer este tipo de género, creo que es mi primera incursión en los últimos tiempos en una novela con tintes futuristas (reconozco que estoy siguiendo las sagas distópicas juveniles en su versión cinematográfica), pero debo reiterar que aunque me ha costado un poco avanzar al principio, en su conjunto me ha encantado, aunque lo que no me gusta, y en eso no tiene la culpa el autor, es que podamos acabar viviendo esa situación (supongo que en nuestras manos estará que no se cumplan las predicciones que parece habernos dejado en forma de libro). A pesar de que en la historia se habla de superpoblación, me ha impactado mucho la cantidad de vidas y ciudades destrozadas por el afán de unos pocos de prevalecer sobre otros y controlar el mundo, creo que en parte por eso se me hizo algo complicado el primer movimiento:

     "Lo que estaba ocurriendo en el continente africano no era en absoluto halagüeño, pero ni en el peor de los vaticinios se aproximaba a la realidad que habrían de vivir los habitantes del planeta durante los treinta y ocho meses siguientes.
     Treinta y ocho meses en los que se perdieron más de seiscientos ochenta millones de vidas, se despoblaron o destruyeron más de dos mil quinientas grandes ciudades y una octava parte de la superficie terrestre dejó de ser habitable.
     Treinta y ocho meses tras los que casi nada volvió a ser lo mismo porque casi nada quedaba de lo anterior.
     Treinta y ocho meses de devastación en los que el ser humano dejó de ser humano y estuvo muy cerca de dejar de ser."

¿No os dejan pensando estas palabras tomadas del libro?


El autor cierra la trama con un Rondó final, que conecta de forma magnífica la leyenda desarrollada en el Preludio y con una Nota a los lectores, agradeciendo el esfuerzo por haber llegado hasta ahí, y lanzando un guiño a los seguidores de su saga Versos, canciones y trocitos de carne. Personalmente solo he leído el primero, aunque tengo Dies irae esperando su turno en la estantería, y tengo intención de hacerme también con su continuación, aunque el propio autor haya hecho en esta nota final un spoiler sobre uno de los personajes principales de su obra (aun sabiendo lo que pasará con él, prometo leer el libro). Me gusta el estilo de César Pérez Gellida, a pesar de la complejidad de la trama no resulta difícil imaginar las escenas narradas, y eso es algo que se agradece. En mi modesta opinión, estamos ante un libro altamente recomendable que hay que leer poco a poco en sus inicios, buscando superar las primeras cien páginas que darán paso a una trama ágil y llena de sorpresas y a una sucesión de protagonistas (militares, gobernantes, periodistas, científicos, miembros de la resistencia e incluso duendes) que tienen su razón de ser para estar allí. Hay que reconocer que es un libro que no te deja indiferente, y particularmente he disfrutado mucho con su lectura. Además, no forma parte de ninguna saga, la historia empieza y termina en el propio libro, y lo más importante, se disfruta con él.


Sobre el autor
Es costumbre en este blog dar unos pequeños datos biográficos del autor del libro. Como ya lo hice en su momento en la reseña de Memento mori os invito a visitarla si os apetece. Espero poder reseñar pronto los dos títulos que le siguen. La lectura de Khïmera ha hecho que me entren ganas de retomar la trilogía. Además, ya se nos ha anunciado un nuevo caso de Ramiro Sancho, "Sarna con gusto", así que habrá que darse prisa leyendo los anteriores.

Si alguien está interesado en contactar con el autor, son varios los medios disponibles:
Email: cesar@perezgellida.com
Web: www.perezgellida.com
Facebook: facebook.com/cesar.perezgellida
Twitter: @cpgellida

domingo, 29 de marzo de 2015

"Ese brillo en tus ojos", de Sergio Barrejón.

Reseña de un libro no demasiado extenso, que se lee de tirón, destinado por un lado a los seguidores de la serie de televisión "Amar es para siempre", que emite la cadena Antena 3, y por otro lado para aquellos que simplemente quieran disfrutar con una historia romántica aderezada con el trasfondo de una novela de intriga.

Vamos con los datos técnicos del libro:


Título: Ese brillo en tus ojos
Autor: Sergio Barrejón
Editorial: Planeta, S.A.
Temas de Hoy Novela
Formato: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-9998-322-6
Primera edición: septiembre de 2013
256 páginas
PVP: 17'50€



Sinopsis: Madrid, 1958. La población en la capital no deja de aumentar, y el que era un barrio modesto ha subido de categoría. La prestigiosa constructora de Emiliano Zúñiga va a echar abajo el edificio del bar El Asturiano para levantar nuevos pisos. Muchas vidas están a punto de cambiar drásticamente: negocios desmantelados, mudanzas forzosas... y secretos desvelados. Al tiempo que las excavadoras de Zúñiga empiezan a remover el suelo de la Plaza de los Frutos, alguien empieza a remover en el pasado de Héctor y Asunción... y a chantajearlos. Asunción, que está en el quinto mes de un embarazo complicado, recibe la noticia de que alguien ha descubierto el gran secreto que guardan Héctor y ella.


Argumento e impresiones sobre el libro

"Ese brillo en tus ojos"
es una novela a dos voces, las de su protagonistas, Héctor y Asunción, un joven matrimonio que está viviendo un momento de cambio en sus vidas, por la espera de un hijo en lo que está suponiendo un embarazo complicado y por la repercusión que en ellos y sus familiares va a tener el desmantelamiento de la Plaza de los Frutos, que como sabrán los seguidores de la serie es un punto neurálgico importante donde acaban confluyendo todas las tramas.

Es costumbre de algunas series televisivas editar libros basados en ellas, o en algunos aspectos de sus protagonistas que no acaban de desarrollarse en televisión, y en este caso nos hayamos cuando nos involucramos en la lectura de este libro. "Amar es para siempre", la serie que actualmente emite Antena 3 en su sobremesa es continuación de la que ya emitiera La 1 de TVE, "Amar en tiempos revueltos" durante siete temporadas (que engloban los años 1936-1957). Fueron varios los libros (cuatro en total) basados en personajes de la serie, dos de ellos protagonizados por Héctor Perea, coincidiendo en el último con Asunción, los dos protagonistas del libro que hoy traemos. "Amar es para siempre", la serie que se está emitiendo actualmente, arranca a principios de la década de los sesenta. Entre una serie y otra, entre una cadena televisiva y otra, este libro, "Ese brillo en tus ojos", que pone al lector y al espectador en antecedentes de qué ocurrió en el barrio y a qué se enfrentaron sus protagonistas.

"Ese brillo en tus ojos" está narrada a dos voces, y los protagonistas, como se ha indicado, son Héctor Perea, un afamado detective, y su mujer, Asunción Muñoz. Si al final de la serie en TVE los dejamos comprometidos, y al iniciar su andadura en Antena 3 están felizmente casados y son padres de un niño pequeño, el libro nos acerca a los protagonistas contando la historia que no se ha podido ver en televisión, en ese salto temporal que ha supuesto el paso de una cadena a otra y el cambio de nombre.

Con un lenguaje cercano y sin florituras, como si de un guion televisivo se tratara, Sergio Barrejón consigue que el lector disfrute con la trama. La historia resulta interesante, aunque nos hable de una época desconocida para muchos, pero en algunos aspectos nos recuerda casos que han estado de plena actualidad no hace mucho, como la especulación urbanística que solo piensa en favorecer a los grandes empresarios sin importarles para nada lo que pueda pasar con las vidas de aquellos que se van a perjudicar con sus medidas, y la adopción no del todo legal de niños. La situación política de la época hace que los protagonistas guarden un gran secreto que afecta a sus vidas y como consecuencia del mismo serán víctimas de un chantaje, motor de la historia que hoy traemos.

Narrado en dos tiempos, por dos narradores distintos, desde el punto de vista de los protagonistas principales, estamos ante una historia de intriga y amor, pero no de un amor romántico y empalagoso, sino del amor real que se profesan entre sí Héctor y Asunción, que serán capaces de actuar al margen de su pareja para evitar que ésta sufra. La protagonista principal de la historia será Asunción Muñoz, que narra los hechos acaecidos en tiempo presente, a través de un diario personal fechado el 26 de febrero de 1958, y que dirige a una lectora femenina del futuro, a la que cuenta los motivos por los que debe actuar al margen de la ley, qué va a hacer y para qué, en un intento de aligerar su conciencia y dejar constancia de que los que la rodean no tienen culpa de nada. Aunque el peso principal de la historia lo lleva el diario de Asunción, el lector conoce también los pensamientos y forma de actuar de su pareja, Héctor Perea, gracias a un narrador externo que en tiempo pasado nos acerca a su figura. La trama converge entre los pensamientos de uno y otro y en la etapa final, protagonizada por ambos, quedando la historia totalmente cerrada.


El autor ha sabido manejarse en la trama, y nos acerca a ella de una manera impecable, haciendo que resulte creíble tanto para los seguidores de la serie en la que se basa el libro como para aquellos que no la conocen. Ha sido un acierto basar la historia en dos de los personajes más queridos por el público, aunque ya no aparezcan en la serie (no voy a contar qué han hecho los guionistas con ellos, porque chafaría la trama a aquellos que quieran acercarse a la serie, y porque me consta que muchos ya saben qué pasó), y utilizar una figura femenina fuerte como narradora principal de la historia, con sus miedos y esperanzas, sabiendo que sus actos pueden tener consecuencias, y el amor que el matrimonio se profesa, con "ese brillo" en los ojos de Asunción, una mujer que puede sonreír porque nunca ha hecho daño a nadie.

Estamos ante una novela bien ambientada, en el Madrid de finales de los cincuenta, que acerca al lector a unos aspectos desconocidos de la vida de unos protagonistas televisivos, que puede ser disfrutada por cualquier lector, con independencia de haber visto la serie o no, porque está narrada con un lenguaje claro, mantiene su pizca de intriga y depara alguna que otra sorpresa final. Novela cercana, redactada casi como si de un guion televisivo se tratara, recomendada para aquellos que quieran pasar un buen rato, y que sin duda a más de uno despertaría las ganas de seguir la serie en la que está basada.

Debo reconocer que soy seguidora de la serie desde el principio (empezaron con la Guerra Civil y a mí me gustan las historias que se desarrollan en esa época) y he leído un par de novelas basadas en ella. Tenía ganas de hacerme con este título desde que lo vi publicado, porque suelen gustarme este tipo de libros y me encantaba la pareja protagonista, así que no tuve excusa cuando lo vi disponible en la biblioteca que frecuento. Sé que a muchos no les gustan las historias basadas en series de televisión, pero con este libro en concreto se pueden arriesgar, porque el autor hace un buen acercamiento a la época y a los distintos personajes secundarios que aparecen en el libro, de forma que si alguien no ha visto nunca la serie, no se pierda en elucubraciones. El tema principal del libro es la felicidad de un joven matrimonio, que está en peligro por un secreto que guardan y no puede salir a la luz, y el chantaje al que los someten y que traerá las consecuencias narradas en el libro. Trama muy conseguida, temas que nos acercan al Madrid de los cincuenta y lenguaje cercano que dan como resultado una ágil lectura con la que el lector disfruta y que se puede leer de tirón; al menos, yo la he disfrutado.



Datos sobre el autor (tomados del propio libro)


Sergio Barrejón (Madrid, 1973) ha sido guionista de las series Amar es para siempre y Amar en tiempos revueltos desde sus inicios.
Escribió el largometraje Hijo de Caín y ha participado en el guión de cortometrajes como El encargado, nominado al Goya en 2009, o Éramos pocos, nominado al Oscar en 2007. Es profesor de guion en la Universidad Pontificia de Salamanca y en la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid, y en 2009 fundó la web colectiva sobre guion Bloguionistas.
Ese brillo en tus ojos es su primera novela.

Más datos sobre el autor y el libro en una entrevista concedida en noviembre de 2013 para barnafotopress.
Fotografía del autor: © Ana Álvarez Prada

domingo, 22 de marzo de 2015

Recopilando sorteos nuevamente.

Son varios los sorteos que circulan por la red, así que me animo a participar en alguno de ellos.

Desde el blog "Adivina quien lee", albanta nos ofrece la oportunidad de conseguir uno de estos dos títulos que sortea gracias a Duomo Ediciones. El plazo acaba el 30 de marzo.
Las bases del sorteo AQUÍ.






Desde el blog "De lector a lector", posibilidad de conseguir un ejemplar de "El año sin verano", de Carlos del Amor.
El plazo acaba también el 30 de marzo
Para ampliar las bases, pinchad AQUÍ.





Carmen celebra el quinto aniversario de su blog "Carmen y amigos" con un apetecible sorteo gracias a Editorial dÉpoca.
Son cinco los libros total que sortea, a saber:
-tres ejemplares de "El misterio del carruaje"
-un ejemplar de "El misterio de Gramery Park"
-un ejemplar de "La señorita Mackenzie"
El plazo para participar termina el 4 de abril.
Más información sobre este estupendo sorteo en su entrada.





Son varios los blogs que han sorteado "La pintora de estrellas", el libro de Amelia Noguera publicado recientemente por Suma de Letras.
Si no habéis tenido oportunidad de conseguirlo, albanta nos ofrece una nueva oportunidad en un sorteo en su blog, "Adivina quien lee".
Hasta el 3 de abril, oportunidad de conseguir el título.
Si queréis ampliar las bases del concurso, AQUÍ.







Desde los blogs "La magia de los libros" y "Pero qué locura de libros" y gracias a la Editorial La Galera, sortean 5 ejemplares del libro "Un hijo" de Alejandro Palomas.
El plazo acaba el 16 de abril.
Condición indispensable, ser seguidor de los dos blogs.
Se puede ampliar la información pinchando en cada uno de ellos, aquí abajo:

-La magia de los libros
-Pero qué locura de libros







Por último, y no por ello menos interesante, posibilidad de conseguir uno de los dos ejemplares que el blog "Pero qué locura de libros" sortea del último libro de Sara Rattaro, "Alguien como tú", gracias a Duomo Ediciones.

El plazo para participar en el sorteo finaliza el 16 de abril.
Para ampliar las bases no tenéis más que pinchar en el siguiente enlace.









Sorteos apetecibles sin duda. Si alguien se anima a participar, ¡suerte!, y gracias a los blogs por organizarlos y a las editoriales por hacerlos posible.


domingo, 15 de marzo de 2015

"El tren de los huérfanos", de Christina Baker Kline.

Datos técnicos del libro
Título: El tren de los huérfanos
Título original: Orphan Train
Autora: Christina Baker Kline
Traducción: Javier Guerrero
Editorial: Ediciones B, S. A.
Primera edición: enero de 2015
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
ISBN: 978-84-666-5519-4
Precio: 18€
360 páginas.

Sinopsis: Para evitar ser enviada a un centro de menores, la joven Molly Ayer se ve obligada a ayudar a una mujer de noventa años a ordenar su desván. Aunque al principio la tarea le resulta algo fastidiosa, a medida que revisa con Vivian Daly sus recuerdos y posesiones, descubre que ella y la anciana no son tan diferentes. La novela, inspirada en hechos reales, nos habla de pérdidas, oportunidades y de amistad inesperada.



Datos sobre la autora

Christina Baker Kline nació en Cambridge, Reino Unido, en 1964, y se educó primero allí y luego en el sur de Estados Unidos y en Maine. Es novelista, ensayista y editora.
Se licenció en Yale, Cambridge, y en la Universidad de Virginia, donde obtuvo una beca Henry Hoyns en Escritura de Ficción. Entre 2007 y 2010 una beca de la Universidad de Fordham le permitió dedicarse en exclusiva a escribir. Sus ensayos, artículos y reseñas han aparecido en medidos como el San Francisco Chronicle, The Literarian, Coastal Living, More y Psychology Today. Además de El tren de los huérfanos, que ocupó el número uno en las listas de libros más vendidos del New York Times, ha publicado las novelas Bird in Hand, The Way Life Should Be, Desire Lines y Sweet Water.
Vive en una vieja casa en Montclair, Nueva Jersey, con su marido y tres hijos.
(Datos sobre la autora tomados del propio libro).
©Fotografía: Karin Diana 

Argumento e impresiones sobre el libro

En "El tren de los huérfanos" encontramos dos tramas paralelas: la más reciente se desarrolla en Spruce Harbor, Maine, en 2011; contada en presente por un narrador omniescente tiene como protagonista a Molly; la más antigua abarca desde 1929 a 1943 y en estas páginas conoceremos la historia de Niamh/Dorothy/Vivian de la mano de la propia protagonista, una ñiña irlandesa que ha perdido a su familia y que formará parte de los llamados "trenes de huérfanos", que entre 1854 y 1929 partían regularmente de la Costa Este de Estados Unidos hacia las tierras de labranza del Medio Oeste, llevando miles de niños abandonados cuyos destinos quedarían determinados por la fortuna o el azar.

Molly Ayer es una chica de diecisiete años que ha pasado por varios hogares de acogida y utiliza su imagen de gótica como coraza ante los demás. Medio india penobscot por parte de padre, que falleció cuando ella tenía ocho años, y con una madre incapaz de cuidarla, está en el sistema de acogida desde los nueve años, y ha aprendido a no esperar nada de nadie. Lectora empedernida, tímida en el fondo, no se atrevió a pedir en la librería que le trajeran un ejemplar de "Jane Eyre", su novela favorita, y tampoco quiso pedirle a su madre de acogida, con quien no se llevaba del todo bien, su número de tarjeta para comprarlo por internet. Como vio tres ejemplares en la biblioteca intentó quedarse con el más estropeado. Aunque los estudios le van bien, el incidente de la biblioteca puede hacer que acabe en un reformatorio, así que Jack, su novio, del que respeta sobre todo su inteligencia, le propone hacer las cincuenta horas de servicio a la comunidad que le han impuesto como castigo en la casa donde trabaja su madre, ayudando a la dueña, la anciana Vivian Daly, a vaciar su desván de papeles viejos y trastos. La anciana y Molly tendrán más en común de lo que pueda parecer en un primer momento, a pesar de los años que las separan.

Vivian, nacida Niamh Power, llega a Nueva York con sus padres y hermanos desde Irlanda buscando un futuro mejor, pero la desgracia hará que pierda a su familia en un incendio que tuvo lugar en el pequeño apartamento en el que vivían, y a partir de ahí pasa a depender de la Sociedad de Socorro a la Infancia, que se ocupa de niños sin familia que acarrean consigo historias tristes.
"El Socorro a la Infancia nos trata como si hubiéramos nacido en el momento en que llegamos allí, como si, igual que las polillas se liberan de sus capullos, hubiéramos dejado atrás nuestras vidas y, Dios mediante, pronto fuéramos a tener otras nuevas."
Semanas después de estar bajo la tutela del Socorro a la Infancia, Vivian será una de las pasajeras de uno de los llamados "trenes de huérfanos", que desde Nueva York partían hacia el Oeste haciendo paradas en distintas estaciones intentando "colocar" a los niños sin hogar.

Christina Baker centra la trama del libro en la historia de dos niñas que quedaron huérfanas casi a la misma edad, aunque en épocas distintas, dando importancia a los hechos acaecidos desde 1929, protagonizados por Vivian y narrados por ella misma, y permite al lector acompañar a la protagonista en sus recuerdos de infancia por una lejana Irlanda, evocando la figura de su abuela paterna, que le regaló un claddagh (cruz irlandesa) que le acompañaría durante toda su vida, y en sus duras experiencias desde el momento en que es elegida por una familia entre los huérfanos del tren pese a lo difícil que esto parecía:
"He captado fragmentos de conversaciones: que los bebés son los primeros que eligen, luego chicos mayores, valorados por los granjeros por sus huesos y músculos fuertes. Las últimas son las chicas como yo, demasiado mayores para convertirse en damas, demasiado jóvenes para que sirvan de buena ayuda en la casa, de escaso uso en el campo. Si no nos eligen, nos devolverán al orfanato."
Aunque las experiencias por las que pasa en los diferentes hogares (con los Byrne, los Grote y los Nielsen) van perfilando el carácter de Vivian, ella forma una verdadera familia con las personas con las que va cruzándose, que la ayudan en determinados momentos y que hacen que sienta que pertenece a algún sitio, y cuyo recuerdo mantiene a pesar de los años (su pequeña hermana Maisie, sus compañeros de tren Dutchy y Carmine, la entrañable Fanny que la enseñó a aceptar lo que los demás están dispuestos a dar, la señorita Larsen, que despertaría su amor a la literatura, y la señora Murphy que la ayudará a encontrar un sitio definitivo al que pertenecer). De la mano de la autora, buceando por las páginas del libro y siguiendo los recuerdos de Vivian, el lector es partícipe de esta emotiva historia que para nada nos deja indiferentes.

Escrita con un ritmo ágil, el hecho de tratar la indefensión de los niños sin hogar desde dos planos de tiempo distintos, pasado y presente, bajo el punto de vista de la historia de sus dos protagonistas, no rompe para nada la trama y ayuda a avanzar en la lectura. Los paralelismos que encontramos entre los recuerdos de Vivian, materializados en los objetos que van apareciendo en su desván y las vivencias de Molly, que acabará identificándose con la anciana, dan pie a una novela emotiva, y dura, aunque fácil de leer, que además de acercar al lector a retazos de la historia americana (primeros nativos, Gran Depresión y Segunda Guerra Mundial) le ponen frente a un tema complicado, qué hacer con los niños sin familia, que plantea una difícil situación tanto en el pasado, donde en muchas ocasiones serán considerados como mano de obra gratuita a cambio de cobijo y comida (sin que nadie garantizara que fueran tratados con amabilidad), como en el presente, donde en ocasiones solo suponen una fuente de ingresos extras para las familias de acogida, que no siempre se esfuerzan en dar un mínimo cariño a esos niños sin hogar.

Lo duro de la historia y la forma de narrarla, alternando entre pasajes del pasado y un presente en el que convergen las dos protagonistas hacen que empatices rápidamente con ellas, especialmente con el personaje de Vivian, que resulta el motor de la historia, aunque ésta solo se centre en sus primeros veintitrés años de vida, los que le dieron forma como persona. Estamos ante protagonistas de marcado carácter, que se han visto obligadas a hacerse las fuertes para sobrevivir, y que pese a lucir una coraza han querido y quieren pertenecer a algo, formar parte de un todo, aunque las dos mantienen sus raíces (Vivian conserva el Claddagh que le regaló su abuela y Molly no se ha separado de un amuleto indio que le regaló su padre). Pese a la diferencia de edad, estamos ante dos protagonistas que compartirán secretos y anhelos (Molly será la primera en escuchar de Vivian su experiencia en el tren) y ganas de saber. Un trabajo en el instituto sobre Historia americana centrado en el "acarreo" que llevaron a cabo los indios wabanakis decidiendo qué guardar y qué descartar en sus viajes sirve de excusa para que Molly pregunte a Vivian sobre su vida y ello traerá consigo interrogantes que la joven, ayudada de las nuevas tecnologías, estará dispuesta a descifrar. Precisamente esa búsqueda de respuestas a las preguntas que una y otra se plantean dará como resultado una agradable sorpresa final.


"El tren de los huérfanos" me ha resultado agradable en términos generales, pese a tratar un tema duro. Las pinceladas a temas históricos que encontramos en sus páginas, la alternancia entre pasado y presente para acercarnos a una historia emotiva, un lenguaje claro y cercano y unas protagonistas hacia las que pronto sientes empatía, especialmente Vivian (dan ganas de adoptarla a medida que vas descubriendo cómo puede sufrir tanto una niña tan pequeña) hacen de la historia una lectura recomendable con la que disfrutar, aunque no es descartable que se derrame alguna que otra lágrima (a mí me pasó al final), prueba evidente de que la autora ha sabido llevarnos a lo largo de la trama y nos ha acabado haciendo partícipes de la misma. Lectura 100% recomendable.

(*Agradecer a "Pero qué locura de libros" y a Ediciones B el ejemplar para su reseña.)

jueves, 12 de marzo de 2015

Muerte entre líneas. Donna Leon.



Título: Muerte entre líneas
Título original: By Its Cover
Autora: Donna Leon
Traducción: Maia Figueroa Evans
Editorial: Seix Barral
Primera edición: marzo 2014
Segunda impresión: abril 2014
ISBN: 978-84-322-2252-8
Formato: Rústica con solapas
288 páginas


Sinopsis: Una tarde, el comisario Brunetti recibe la llamada desesperada de la bibliotecaria jefe de una biblioteca veneciana, denunciando el robo de libros de gran valor. En la biblioteca se sospecha del hombre que pidió consultar los volúmenes, un catedrático de la Universidad de Kansas. El único problema es que, después de comprobar sus credenciales, el profesor simplemente no existe. Brunetti empieza entonces a investigar entre los habituales de la biblioteca, y es así como conoce al ex-sacerdote Franchini, un lector apasionado de la literatura cristiana antigua, o la condesa Morosini-Albani, una generosa mecenas.
Este libro, inspirado en uno de los mayores escándalos del comercio de libros de la historia, el robo de miles de libros antiguos de la biblioteca napolitana de Girolamini, sumerge a Brunetti en el sombrío mundo del mercado negro de libros antiguos.



Argumento e impresiones sobre el libro

Hay que decir ante todo que estamos ante un libro no demasiado extenso, que se deja leer. A lo largo de sus páginas conoceremos algo más de la vida personal del comisario protagonista, y junto a él descubriremos aspectos distintos de la ciudad de Venecia, bien a pie o surcando las aguas a través de sus canales. No estamos ante un libro en el que prime la acción, más bien se da importancia a la trama, centrada en este caso concreto en el robo de libros antiguos y en el mercado negro que surge en torno a ellos. Aunque en el libro encontramos los alicientes de un caso de novela policíaca, con asesinato e investigación, estamos ante todo frente a una historia que nos despierta el amor a los libros, a las bibliotecas y al coleccionismo de piezas antiguas, y a la forma de mantener ese legado a lo largo de la historia.

El comisario Guido Brunetti recibe la llamada de la dottoresa Fabbiani, bibliotecaria jefe de la biblioteca Merula de Venecia, denunciando el robo de varios volúmenes e incluso de hojas sueltas, del fondo antiguo de la biblioteca. Sospechan de un investigador americano, Joseph Nickerson, que llevaba algún tiempo visitando el lugar para consultar antiguos libros de viajes. Además del robo de ejemplares, un estudio más exhaustivo demuestra que alguno de los libros han quedado destrozados:
"Para un bibliotecario... dañar un libro debía ser un acto tan horrendo como robarlo."
Poca gente es la que acude a la biblioteca a investigar, así que las pesquisas pronto se centran en la figura del sospechoso principal, el propio personal del centro, y un antiguo sacerdote que acudía regularmente a leer antiguos tratados religiosos, conocido por el personal como Tertuliano. La biblioteca no se caracteriza principalmente por sus medidas de seguridad:
"- A la biblioteca viene muy poca gente, y después de un tiempo es como si los conociéramos. Por eso dejamos de sospechar de ellos." (página 28)
Algunos de los volúmenes sustraídos son propiedad de la familia Morosini-Albani, y Brunetti tendrá que entrevistarse con la contessa, mecenas de la biblioteca, para informar de los hechos. El superior de Brunetti, el vicequestore dottor Giuseppe Patta, le encarga esta misión aprovechando que Brunetti se había colado en la nobleza por la vía del matrimonio (su esposa Paola y su suegra, la contessa Falier son amigas de la mecenas). La policía de Venecia no quería que el apellido Morosini-Albani se viera involucrado innecesariamente en asuntos policiales (Gianni, el hijo de la contessa, ya había tenido problemas con la prensa), y además, en la biblioteca pensaban que las donaciones de libros por parte de estos nobles terminarían como consecuencia del robo. La sutileza de Brunetti y su mano izquierda hacen de él una pieza importante para investigar el caso y mantener informadas a las distintas partes del avance del mismo.

Mientras avanzamos en la lectura del libro conocemos más aspectos de la vida personal del comisario protagonista, así como de su familia. Sus hijos Raffi y Chiara se interesan pronto por el caso que está investigando su padre y aportan su propia versión de cómo hubieran actuado ellos para sacar los libros sin ser vistos. Su esposa Paola, de familia noble, disfruta con una buena velada en familia y con una buena lectura:
"...Brunetti sabía que si el Apocalipsis tuviera lugar mientras Paola estaba leyendo el párrafo de Retrato de una dama en el que Isabel Archer se percata de la traición de Madame Merle, por mucho que lo hubiese leído ya mil veces, no se daría ni cuenta."
Cuando uno de los sospechosos del robo aparece asesinado en su casa, la trama adquiere "tintes" policíacos, aunque no es este tema el que más destaca en la novela, como se ha citado al principio de la reseña. No hay demasiados protagonistas en el libro, y tampoco se profundiza mucho en su figura. Estamos ante un libro no demasiado extenso que abarca un tema de actualidad, el robo de libros antiguos, y los personajes secundarios ayudan a la autora a profundizar en dicho tema. Las conversaciones que Brunetti mantiene con la contessa mecenas hacen que el lector pueda hacerse una idea de qué se mueve en el mercado ilegal de libros antiguos, y quién podría pagar para conseguir piezas raras para su propia colección.
"Muchos quieren los libros para presumir de ellos, al menos delante de ciertos amigos. Les gusta alardear de tener un códice de Galileo o una primera edición de esto o de lo otro. Un superviviente del siglo XVI. Un pedazo de cultura. Supongo que indica más sofisticación por su parte que si hubiesen comprado un Ferrari."
"Muerte entre líneas" nos presenta un nuevo caso del comisario Brunetti que permite al lector acercarse a distintos aspectos de su vida personal, familiar y profesional. Las indagaciones en torno al robo de libros y las visitas a la biblioteca afectada hacen que rememore su juventud como estudiante y el propio amor que él sentía hacia los libros:
"...los libros viejos siempre le provocaban nostalgia por los siglos en los que no había vivido. Estaban impresos en papel fabricado con trapos viejos que se hacían trizas, se golpeaban, se mezclaban con agua y se batían una y otra vez. Con esa pasta se formaban enormes hojas sobre las que se imprimía, y después se doblaban incontables veces y se cosían y encuadernaban a mano. Todo ese esfuerzo para dejar constancia y recordar quiénes somos y qué pensamos."
Estamos ante una historia de ritmo tranquilo, en la que disfrutamos con el avance de la investigación, descubriendo aspectos personales del comisario protagonista, con quien el lector comparte veladas en familia y a quien acompaña en su trabajo, a lo largo de la ciudad de Venecia, que se nos presenta como una protagonista más; queda claro que la autora adora esta ciudad y no le importa reprochar algunos de los comportamientos de los propios venecianos y de los turistas que la visitan, y esto es algo que el lector encuentra en el libro. Los distintos escenarios por los que transcurre la trama y la forma en que están descritos por la autora, una apasionada de Venecia, hacen que en el lector se despierten las ganas de visitar la ciudad, no como turista, sino como un ciudadano más que conozca todos los trucos para sacarle el máximo partido a la visita.


Un hecho real, el robo de libros antiguos, y el mercado ilegal que surge en torno a ese mundo ha servido a la autora para tejer la trama de este libro, que si bien no se caracteriza por un ritmo trepidante, amplía los conocimientos del lector sobre el mercado negro de libros, resulta un homenaje a los libros en general, especialmente a los más antiguos, y a las bibliotecas y a sus colecciones en particular. La trama ayuda al lector a conocer aspectos personales del comisario protagonista, y es además un homenaje a la ciudad de Venecia. Brunetti no es un personaje de acción, parece sentirse más cómodo con la investigación, y ese ritmo que imprime a sus actos es el mismo que se capta a lo largo de las páginas del libro. No nos acerquemos a "Muerte entre líneas" buscando una acción trepidante, porque no la vamos a encontrar, pero la historia tiene otros puntos atrayentes que sin duda pueden resultar interesantes.

Desde el primer momento me atrajo la trama (el robo de libros antiguos) y el escenario en el que se desarrollaban los hechos (Venecia y una de sus bibliotecas), así como el protagonista, al que tenía muy muy olvidado. Personalmente he disfrutado con la historia, porque me ha parecido un buen homenaje a los libros y el acercamiento a un tema que no siempre se valora en los medios de comunicación (el robo de libros puede parecer algo sin importancia para algunos que prefieren dejar la cultura en un segundo plano; desgraciadamente, los numerosos problemas que día a día nos acechan hacen que no nos preocupemos de vestigios de nuestra historia y conocimientos, aunque hay que recordar que todos tenemos derecho a acceder a la cultura, y en los libros encontramos ese conocimiento del que algunos andan faltos...) Con un vocabulario cercano, aunque en ocasiones abuse un poco de palabras en italiano, la autora hace un repaso de obras de la literatura, desde viejos tratados de viaje que despiertan el interés del ladrón por conseguirlos, hasta tratados filosóficos de la antigüedad (se habla bastante de la obra de Tertuliano), sin olvidar los guiños a obras más recientes, como los títulos que disfruta la esposa de Brunetti, o un pequeño guiño a Fahrenheit 451 en una pequeña conversación que mantienen el comisario y la contessa, hablando de "un mundo en el que el Estado había prohibido los libros, y los bomberos iban por ahí quemando los libros que encontraban; había gente que memorizaba los libros enteros, se convertían en el libro, siendo la única forma de preservarlos..."

   "- Si te deshaces de los libros, te deshaces de la memoria.
    - Y de la cultura, la ética y la variedad, y de cualquier argumento que se oponga a aquello que has escogido creer."


En definitiva, un libro entretenido que nos adentra en el mundo de la cultura y de la importancia de preservar la misma, con un guiño hacia los libros y que descubre al lector el complicado mundo del mercado negro de libros antiguos y las motivaciones que pueden llevar a unos u otros a participar en él. No estamos ante un libro de acción trepidante, pero el tema tratado y la forma en que la autora nos acerca a él hace que disfrutemos mientras avanzamos en la lectura del mismo. Estamos ante la vigésimo tercera historia protagonizada por Brunetti, y aquellos a quienes guste el personaje están de enhorabuena, porque en estos días se ha publicado una nueva entrega ambientada en el mundo de la ópera, "Sangre o amor".

Es costumbre en este blog dar unos pequeños datos biográficos sobre el autor o autora del libro, cosa que se hizo en la reseña de "Las flores del paraíso", libro independiente que nada tiene que ver con el comisario Brunetti. Si os interesa conocer algún dato biográfico de Donna Leon no tenéis más que seguir el enlace de la citada reseña.

Me gustaría encontrar tiempo, que es algo que a todos parece faltarnos, para retomar las historias del comisario Guido Brunetti siguiendo su orden, desde la primera a la última, para ver cómo ha evolucionado el personaje; en general me atrae bastante, pero me gustaría conocer los matices del mismo, y eso no se consigue leyendo títulos sueltos, aunque leer títulos aislados no es de ninguna manera un impedimento para disfrutar del comisario y de sus tramas venecianas, ¿no os parece?


lunes, 2 de marzo de 2015

Iniciativa Tarro-libros 2015

Ya llevamos dos meses de este año, y no puedo dejar de participar en una iniciativa que me pareció en su momento muy interesante, gracias a Carmen Forján y a un grupo que ella misma administra en Facebook.


Estoy hablando, es posible que muchos hayáis oído hablar de ello, del #TARROLIBROS2015. ¿Y en qué consiste esta iniciativa? Nada más sencillo que guardar en un bote, frasco o recipiente que elijamos un euro por cada uno de los libros leídos durante este año. Junto al euro, anotaremos en un papel el título del libro y un pequeño resumen o sinopsis del mismo. 

¿Qué hacemos con el dinero una vez acabado el año? Pues lo que más puede gustar a unos "locos" enamorados de la lectura. Con el dinero recaudado... COMPRAMOS NUEVOS LIBROS!!! Invertimos en cultura, y en algo que nos gusta ¿se puede pedir más?

He llegado un poco tarde al grupo, para apuntarme a la iniciativa, pero este reto va que ni pintado para mí, puesto que, supongo que os pasa a muchos, leo muchos más libros que los que finalmente reseño. Participando en este reto, al menos los libros leídos en su totalidad servirán para adquirir nuevos títulos a final de año. Una buena excusa para incrementar nuestra propia colección. Ahora solo hay que buscar una iniciativa que haga multiplicar el espacio físico en las casas, pues cada vez resulta más difícil colocar a los nuevos "inquilinos"; no obstante, los libros, sobre todo en papel, son siempre bienvenidos, y por supuesto siempre acabamos encontrando un "huequito" donde colocarlos.


Aquí dejo constancia del recipiente en principio escogido... y no está vacío.  He leído cuatro libros de Agatha Christie entre enero y febrero, para un homenaje que se desarrollaba en la blogosfera, un libro romántico de Danielle Steel, y ya en febrero exclusivamente otros cuatro libros, todos ellos cogidos de la biblioteca municipal que frecuento, y de los que tengo pendiente reseña (me tengo que poner a ello, YA!!!).

No está mal, hoy publico mi entrada, ya he dicho que con un poco de retraso, y ya tengo nueve euros recogidos en mi recipiente. Si no reseño todos los libros que lea, por lo menos esta iniciativa me servirá para darme un "caprichito" en forma de lectura a final de año. Y vosotros, ¿también participáis en la iniciativa?